domingo 19 de enero de 2020
Inicio / Actualidad / FEDUN pidió que la futura CGT discuta “un proyecto político para enfrentar este modelo de ajuste”

FEDUN pidió que la futura CGT discuta “un proyecto político para enfrentar este modelo de ajuste”

Desde la Federación de Docentes de las Universidades reclamaron que más allá de los nombres, se busque desactivar el plan de ajuste lanzado por el gobierno nacional. “La CGT tiene que estar al servicio de la defensa de los derechos de los trabajadores”, sostuvo su titular, Daniel Ricci.

Con varios candidatos instalados, todas las miradas de gran parte de la dirigencia sindical apuntan al confederal del 22 de agosto, cuando se todo sale bien la CGT deberá ratificar el camino de la unidad iniciado en los últimos meses. Con la confirmación de que Hugo Moyano no será candidato, comenzaron a surgir nombres de todos los espacios, que buscan posicionarse al frente de la nueva etapa de la central obrera. Juan Carlos Schmid y Pablo Moyano desde la cede Azopardo aparecen como los principales referentes, a lo que hay que sumarles el diputado nacional Héctor Daer, y hasta el ferroviario Sergio Sasia. Más allá de los números, algunos gremios piden que atrás de una unidad se discuta “un proyecto político”, que enfrente las políticas más polémicas del gobierno nacional. Uno de los impulsores de esta discusión es Daniel Ricci, titular de la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN). Alineada en la CGT Alsina, la federación llama a discutir “los para qué de la unidad”, y a partir de eso buscar los mejores nombres para conducir la futura central.

Ricci analizó el proceso de unidad, del que participan desde FEDUN, como otros bloques de gremios docentes. En primer lugar, el dirigente le dijo a Gestión Sindical que “me parece que es positivo la unidad de la CGT, del movimiento obrero”, pero recordó que “lo que queda por discutir es lo más importante: la unidad para qué”. “Para nosotros ese ‘para qué’ es para enfrentar este modelo de ajuste y concentración de la riqueza, y defender los derechos logrados por los trabajadores durante todos estos años”, aseguró Ricci.

“El movimiento obrero estuvo muchas veces dividido, en especial entre los dirigentes, a lo largo de la historia pasó mucho, con la CGt de los Argentinos, en época de Saúl (Saúl) Ubaldini, o con el MTA de Moyano, siempre hubo diferentes visiones. La misión que nos debe unificar a todos es la defensa de los derechos de los trabajadores, y por más que cada sector tenga su visión o sus intereses, cuando la economía del país comienza un proceso de concentración de la riqueza le va bien a unos pocos, y no son los trabajadores. La CGT tiene que estar al servicio de la defensa de los derechos de los trabajadores”, explicó el dirigente.

Sobre la futura conducción, Ricci aseguró que “lo mejor es que haya un solo secretario general, esa es la verdadera unidad. Una conducción colegiada significa que todavía no está sellado el proceso de unidad”. “Pero lo más importante más allá de la persona que va a estar al frente de la CGT, es ponernos de acuerdo en un programa político que tenga que ver con la defensa de los trabajadores”, agregó. Por último, para el proceso que se abre el dirigente docente cree que “necesitamos de todos”, y no le cerró la puerta a que los históricos cuadros del sindicalismo mantengan sus lugares. “No es cuestión de pasos al costado, pero antes que hablar de nombres de personas hay que hablar de proyectos, y a partir de ahí ver quiénes son los mejores para llevarlo a cabo”, concluyó Ricci.

Por el momento, no está claro cómo se resolverá la unidad, y quiénes encabezarán la futura conducción. Cada grupo negocia –hacia adentro y afuera –para intentar poner un nombre de su confianza. La pelea más fuerte se da en el moyanismo, que tiene al menos dos candidatos: Schmid y Pablo Moyano. En tanto, Héctor Daer convence a los grupos más cercanos al justicialismo, incluyendo el propio Caló. Además, surgió un nombre con llegada a Moyano: José Luis Lingeri. El dirigente logró poner a un hombre propio en la estratégica Superintendencia de Servicios de Salud, que maneja los fondos de las obras sociales, lo que le valió un importante puente con el gobierno. Llegó allí con la venía del camionero, y podría ser parte de una conducción colegiada, si es que el confederal del 22 decide dar ese paso.

También podría interesarte

El Gobierno ya acordó su primer esquema de paritarias de «emergencia» con sumas fijas y sin cláusula gatillo

Los gremios más cercanos al Gobierno se arrimaron al pedido oficial, pero entre los más …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *