21 de Mayo
de 2022
Actualidad.

FEDUN advierte que si se mantiene el recorte en ciencia habrá una “migración masiva”

25. 01. 2017

El gremio de los docentes universitarios volvió a criticar el ajuste en el sector, que generó en diciembre del año pasado la toma del Ministerio. “Vamos a volver a las épocas más oscuras para la ciencia del país”, advirtió su titular, Daniel Ricci. En diciembre se logró la reincorporación de 500 becarios del CONICET, pero la baja del 30 por ciento del presupuesto para este año se mantiene.

A días del cierre del 2016, la ciencia se rebeló contra el ajuste impuesto por el gobierno nacional, que incluyó la expulsión de unos 500 becarios del CONICET. Pese al acuerdo logrado, que distribuyó a esos investigadores a otras dependencias –lo que garantiza su continuidad laboral –el conflicto no se resolvió del todo. Es que para este año el recorte presupuestario se mantuvo, y muchos aseguran que afectará el desarrollo científico a futuro. Desde el gremio de los docentes universitarios, que se movilizaron en apoyo a esta movida, advirtieron que si no se revierte la situación pueden generarse “migración masiva” de investigadores. Aseguran que la política de recorte va de la mano de un “ataque a la educación pública”. En tanto, los jóvenes becarios se organizan para resistir las políticas oficiales.

Las movilizaciones de fin de año se centraron en el recorte del 30 por ciento en los fondos destinados a ciencia para este 2017, aprobados en la ley de presupuesto. Además, en diciembre, por la sangría de recursos, el CONICET dejó afuera de su planta a unos 500 investigadores evaluados y aprobados para su ingreso. Esto generó la toma del Ministerio de Ciencia, una larga y tensa negociación, y un acuerdo para que estos científicos vayan a diversos institutos y universidades para mantener sus becas. Pero de fondo, la cuestión del presupuesto se mantiene. Y esto preocupa a varios sectores. “Venimos reclamando en conjunto por un incremento del presupuesto de ciencia y educación, si no vamos a volver a las épocas más oscuras para la ciencia del país”, dijo a Gestión Sindical el titular de Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN), Daniel Ricci. El dirigente recordó que en ese contexto “se daba una migración de científicos y doctores, productos de la falta de trabajo o de fondos para investigar”.

FEDUN se movilizo junto a otros gremios educativos como CONADU y CONADU Histórica y de otros sectores como ATE para apoyar el reclamo de los científicos. . “Estamos respaldando el reclamo de los compañeros de ciencia y tecnología. La investigación y la universidad van de la mano, muchos de los integrantes del CONICET trabajan en las universidades públicas, y parte de los subsidios van a este sector”, remarcó Ricci. Las marchas comenzaron en noviembre, cuando se conoció el presupuesto, y continuaron durante diciembre, más allá de la toma.

La baja del presupuesto de ciencia fue denunciada por investigadores y gremios desde que se presentó el proyecto de presupuesto. Si bien durante la campaña electoral Cambiemos prometió llevar al 1,5 del PBI los fondos destinados a ciencia, con la rebaja este año quedarán en 0,59 en este 2017, la pero marca desde que en 2007 se creó la cartera. Desde la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología, los fondos destinados al área crecieron notablemente. Según el trabajo Resultados de gestión, que resume los ocho años de la cartera en la era kirchnerista, los primeros fondos para el área fueron de 1.137.600 pesos (año 2008) y llegaron en 2015 a los 9.926.304 pesos.

Durante el conflicto además de los gremios creció un espacio gremial que nucleó a investigadores y becarios. Se trata del Jóvenes Científicos Precarizados (JCP), un colectivo que se puso al frente de la pelea para intentar generar mejoras en las condiciones de contratación. En este contexto, criticaron el rol jugado por el ministro Lino Barañao, aunque relativizaron si tu salida de la cartera pueda ser un principio de solución a la situación que se vive. “A Barañao lo vemos muy tensionado, quiere jugar el rol de intermediario pero tiene la misión de descargar el ajuste sobre los trabajadores de ciencia”, remarcó Alejandro Montú, investigador miembro del colectivo JCP. En diálogo con Gestión Sindical, agregó que “desde nuestro espacio no tenemos ninguna confianza en ningún funcionario que pueda poner el macrismo, creemos que cualquiera que llegue va a seguir con su misión de ajustar a la clase trabajadores en general y la ciencia en particular. Entonces, no nos preocupa especialmente si sigue o no Barañao”.

Temas relacionados / / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales