27 de Mayo
de 2022
Actualidad.

Enérgico rechazo gremial a la reforma laboral que plantea el Gobierno

16. 01. 2017

“Seguro que lo vamos a frenar”, aseguraron desde la CGT, mientras que desde la CTA de los Trabajos apuntaron que “pretenden usar a los trabajadores como material descartable”. La CTA Autónoma, en tanto, teme que se avance “una flexibilización laboral”.

El Gobierno planteó en las últimas semanas dos temas que influyen sobre el mercado laboral. Por un lado, señalaron la necesidad del retorno del sistema de pasantías, pero también precisaron que se deben “bajar los impuestos al trabajo”, dando el puntapié a una reforma impositiva integral. Desde la CGT y las CTA cuestionaron esta posibilidad.

Carlos Acuña, uno de los secretarios generales que encabeza el triunvirato de la CGT, apuntó que la central obrera no permitirá el avance de la Reforma laboral que pretende impulsar el Gobierno este año. “Seguro que lo vamos a frenar. Vamos a hablar con los distintos bloques en Diputados y en el Senado y vamos a plantear la posición, como ya lo hemos hecho con la Ley anti despidos y con la de Ganancias. Actuaremos igual con esto”, advirtió.

“Estamos totalmente en contra de esto. Es el principio de la precarización laboral. Es un tema ideológico pensar que se arreglan los problemas económicos con la precarización y la dignidad de la gente”, advirtió.

El titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, que “pretenden usar a los trabajadores como material descartable”. “Es una demostración de que el Gobierno pretender abaratar el costo de la mano de obra, utilizar a los trabajadores como material descartable, volver sobre las viejas recetas de flexibilización laboral que casi llegaron al punto de destrucción total del tejido social en la década del 90 y vender hacia afuera eso como si fuera expresión de avances en pos de una supuesta competitividad de los salarios”, evaluó Yasky en diálogo con este medio.

Remarcó, en este punto, que Argentina “es un país en el que según el propio INDEC la mitad de los asalariados no llega a los 8 mil pesos de manera tal que insistir con el caballito de batalla de la búsqueda del abaratamiento de la mano de obra explica el porqué este Gobierno tiene el apoyo de los sectores de la derecha económica”.

A su turno, Pablo Micheli advirtió que “no hay garantías de que esto no desemboque en una flexibilización”, ante la posibilidad de que el Gobierno decida reinstalar un sistema de pasantías laborales. Calificó como «el sueño de los CEOS» esto de «facilitar mecanismos de contratación y de despidos».

El dirigente sindical manifestó que el gobierno nacional “intenta convencer a los sindicatos y a la opinión pública asegurando que las pasantías ‘son una escuela de formación’ para los jóvenes, algo que no sería malo”. “Pero el problema surge porque qué nos garantiza a nosotros de que el Ministerio de Trabajo está en condiciones de controlar esas pasantías para que no se transformen en una gran explotación de los jóvenes y de los trabajadores, algo que después desemboque en una flexibilización laboral en donde se cambian continuidades de la pasantías contra los despidos”, cuestionó el referente de la CTA Autónoma.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales