domingo 18 de noviembre de 2018
Inicio / Actualidad / En medio de la conciliación obligatoria, se promulgaron los cambios jubilatorios en el Banco Provincia

En medio de la conciliación obligatoria, se promulgaron los cambios jubilatorios en el Banco Provincia

El gobierno provincial oficializó el nuevo régimen previsional, que generó fuerte rechazo de los trabajadores. Desde La Bancaria analizan los pasos a seguir, y no descartan medidas de fuerza, pero luego de que venza el plazo conciliatorio. Críticas a lo que consideran “una campaña de desprestigio” contra los empleados de la entidad.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Pese a que existen canales de diálogo abiertos con el gremio La Bancaria, el gobierno de María Eugenia Vidal decidió promulgar este martes la reforma del sistema jubilatorio de los trabajadores del Banco Provincia, que en el cierre del 2017 generó rechazo por parte de los trabajadores, que lanzaron un plan de lucha contra la iniciativa. Con el aumento gradual de la edad jubilatoria como principal cambio, el nuevo sistema es criticado también por los estatales, que consideran es el primer paso hacia una reforma previsional en la provincia de Buenos Aires, similar a la que aprobó a nivel nacional el Congreso. La publicación en el Boletín Oficial generó desconcierto en el sindicato del sector, que venía realizando negociaciones con funcionarios bonaerenses, e incluso había dado “algunos pasos positivos”. Ente esta medida, el gremio se mostró cauto, y confirmó que por el momento no habrá anuncio de medidas de fuerza. Lo que si se criticó fueron algunas declaraciones de funcionarios y la propia gobernadora, que justifican los cambios en la sistema previsional. “Es una campaña de desprestigio”, se quejaron.

La flamante ley 15.008 fue publicada en el Boletín Oficial, luego de su aprobación en diciembre del 2017. El rechazo de los trabajadores del Banco Provincia y los gremios estatales generó movilizaciones y paros, e incluso hubo una dura represión durante una protesta frente a la legislatura. La normativa modifica el régimen previsional vigente para los empleados de la banca pública bonaerense, en especial elevando la edad jubilatoria en forma escalonada desde los 57 actuales a los 65 años. “Tendrá derecho a la jubilación ordinaria el afiliado que compute treinta y cinco (35) años de servicios como mínimo y que hubiera cumplido sesenta y cinco (65) años de edad”, sostiene la ley. La aplicación de la nueva edad para jubilarse se realizará gradualmente con la siguiente escala: 61 años en 2020 y 2021; 62 años en 2022 y 2023; 63 años en 2024 y 2025; 64 años en 2026 y 2027, y 65 años desde 2028, según se informó. Además, hay cambios en la forma de financiar la caja jubilatoria, que ahora cubre el Estado provincial. Además, la ley modifica la tasa de sustitución, es decir el porcentaje del sueldo activo que percibe un jubilado al bajarlo del 82 al 70 por ciento, con lo que lo iguala con el resto de los empleados bancarios.

“Por el momento no hay nada definido, seguimos en el período de conciliación obligatoria”, le contestó a Gestión Sindical una fuente de La Bancaria, que remarcó que en el gremio no hay definido ni un plan de acción ni mucho un paro de actividades, ni a nivel del Provincia como a nivel nacional. “Estamos en una negociación, sería imprudente hacer alguna medida que nos sacaran de este camino. Por el momento mantendremos este diálogo”, agregó la fuente. Pese a esto, La Bancaria mantiene el rechazo a la iniciativa promulgada por María Eugenia Vidal, y esperan a que ser termine el período conciliatorio (el próximo viernes), para confirmar los pasos a seguir. Lo que se espera es que recién el 1º de febrero, cuando haya un plenario nacional de secretarios generales del sindicato, se tome una medida definitiva. “No se descartan nuevos paros, pero hay que ser cautos”, finalizaron desde el gremio.

Uno de los argumentos del gobierno de Vidal para justificar la reforma es que muchos empleados cobran “jubilaciones de privilegio”, no sólo por la edad sino por los montos. Además, aclararon que los cambios de financiamiento buscan que la caja sea sustentada por el propio Banco Provincia, ya que hasta ahora el déficit de unos 5 mil millones de pesos lo pagan “todos los bonaerenses” Ante esto, los trabajadores acusaron al gobierno de realizar una “campaña de desprestigio”. “Los dichos de la gobernadora en medios de comunicación masivos donde los trabajadores no tenemos derecho a réplica, nos expone en forma mentirosa ante la sociedad como los generadores de todos los males justificando así que se nos bajen las jubilaciones y se nos extiendan los años de trabajo, tirando a la basura todo lo que pagamos y aportamos”, se quejaron desde la Comisión Gremial Interna del Banco de la Provincia, mediante un comunicado. Los trabajadores afirman que la jubilación anticipada no es un privilegio, ya que aportan a su caja entre un 14 y un 19 por ciento, contra el 11 por ciento de la regla general. En algunos casos, afirman, se llega a aportar un 21 por ciento, y ya jubilados los pasivos reciben descuentos del 10 por ciento promedio. “Estamos alertando a toda la comunidad bonaerense que tras la ley de reforma del sistema previsional del Banco Provincia se oculta uno de los golpes financieros más graves a lo largo de la historia del primer banco del país”, denunciaron.

Paritaria

Por otra parte, La Bancaria rechazó ayer lunes una nueva oferta del 9 por ciento de aumento por parte de las cámaras empresariales, y se tensa la negociación salarial de este año. Según declaraciones del titular del gremio Sergio Palazzo, el nuevo ofrecimiento “fue obsceno”. “Una vez más y, bajo el paraguas protector del gobierno, las cámaras insistieron hoy con su propuesta de 9 por ciento de aumento, cuando tanto el promedio de alza de precios al consumidor de 2017 como las estimaciones para 2018 superan ampliamente esa cifra”, dijo Palazzo. Los sindicalistas bancarios aseguraron que la cartera laboral sólo “se limitó a convocar a nueva audiencia para el martes 23 de este mes”, en horario aún a determinar. “La Bancaria demostró hoy una vez más su compromiso con un diálogo con resultados positivos y no ingresará en la provocación”, puntualizó el documento de prensa.

En la reunión de este lunes en la cartera laboral se concretó el pedido de aplicar la cláusula gatillo para el convenio del 2017, por lo que los bancos deberán pagar un aumento retroactivo de un 3,14 por ciento. En este sentido, Palazzo resaltó que los empresarios deben aplicar “la cláusula de forma mensual hasta suscribir un nuevo convenio”.

También podría interesarte

La próxima semana habrá paro total de transporte

La próxima semana habrá paro total de transporte tanto de colectiveros, ferroviarios, aeronáuticos y marítimos. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *