miércoles 11 de diciembre de 2019
Inicio / Actualidad / El fin de las licencias gremiales profundiza la crisis en una paralizada Chubut

El fin de las licencias gremiales profundiza la crisis en una paralizada Chubut

La decisión del gobierno fue duramente criticada por la dirigencia sindical, que asegura que se trata de otro “ataque antidemocrático” en medio del conflicto por el pago desdoblado de salarios. Los docentes de ATECh iniciaron un nuevo paro de 120 horas, y reclaman respuestas concretas a sus pedidos. Por los días perdidos, analizan hacer pasar a los alumnos por decreto, y declarar la “emergencia educativa” en todo el territorio provincial.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Desde hace casi tres meses, la provincia de Chubut vive en estado de crisis. El rechazo de los gremios estatales al pago escalonado de haberes generó uno de los paros más largos de la historia del país, y las perspectivas de una solución no son las mejores. Durante el fin de semana, el gobierno de mariano Arcioni decidió dar de bajas las licencias gremiales, lo que no hizo más que tensionar más la situación. En los últimos encuentros, la dirigencia sindical indicó que no hubo propuestas concretas, y se quejaron de las constantes amenazas contra las organizaciones gremiales.

En el sector educativo, con más de 60 días de huelga, se habla de la posibilidad de que los alumnos pasen de año por decreto, lo que genera alarma en toda la comunidad. Una legisladora pidió declarar a la provincia en “emergencia educativa”, para intentar solucionar el conflicto. Por la crisis, los estatales están cobrando sus salarios en cuotas, no tienen obra social y perdieron varios años de aportes. En las principales localidades de la provincia la actividad pública está prácticamente paralizada y no se descartan nuevos cortes de ruta.

La crisis de Chubut se profundiza esta semana luego de la decisión del gobierno de Arcioni de eliminar las licencias gremiales. Desde hoy martes, a partir de una circular firmada por el Ministro Coordinador Federico Massoni, unos 600 trabajadores deberán presentarse en sus puestos, sino se realizarán los descuentos salariales y otras sanciones.

La medida generó rechazo d los gremios, que mantienen el paro en los distintos puntos de la administración pública. En educación, por ejemplo, comenzó un nuevo paro de 120 horas, que podría hace peligrar el año lectivo, ya que se está cerca de perderse la posibilidad de cumplir los 180 días de clases mínimos.

La medida anunciada por la Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut (ATECh) responde a la falta de respuestas a los reclamos generales y sectoriales, superando los dos meses de protestas. Carina Mardones, secretaria de Prensa de la seccional Sur de la ATECh, confirmó que el fin de las licencias también afecta al sector educativo. “Nos afecta directamente, quedarse sin sueldo implica no tener obra social y perder los aportes”, dijo la dirigente desde Chubut ante la consulta de Gestión Sindical.

Mardones recordó “esta medida ya nos la aplicaron a fines del 2015, cuando dimos batalla y logramos que a principios de este se comenzara a reconocer nuevamente las licencias”. “Hemos perdidos dos años de aportes por una ilegalidad más de este gobierno, como incumplir con una paritaria”, agregó.

Además de terminar con las licencias, el gobierno ordenó que sean los gremios los que, paguen los salarios de los secretarios generales. Hasta ahora, el estado se hace cargo de los sueldos de los titulares de los gremios y sus adjuntos, y otros cargos formados por los sindicatos. A partir de un fallo judicial, se limitó el beneficio a los primeros dos dirigentes por gremio, y ahora el oficialismo fue más allá, y retiró las licencias. Esto no hace más que generar tensión en una crisis que está lejos de solucionarse.

Estamos yendo a las mesas de diálogo que estaban cerradas desde hace más de un mes, pro hasta ahora sin soluciones concretas, además de continuar los ataques anti-democráticos, con amenazas de sumarios, de denuncias a directivos y cosas así”, denunció Mardones. Los docentes llevan unos 65 días sin dar clases, de los 135 que deberían haber cumplido en esta época del año.

Pese a que la ley 25.864 fija un ciclo lectivo anual mínimo de 180 días efectivos de clase, la Provincia ya no podrá alcanzar ni siquiera un mínimo cercano ya que, hasta el momento, los alumnos sólo tuvieron 90 días de actividad escolar, la mitad de lo establecido a sólo dos meses de la fecha estipulada de cierre. Por esto, la senadora del Frente para la Victoria, Nancy González, presentó un proyecto para que se declare la emergencia educativa en Chubut. “Esto está avalado por la Ley Nacional de Educación pero no ha tratado porque el oficialismo del presidente (Mauricio) Macri paralizó las cámaras”.

Los docentes se reunieron la semana pasada con el ministro de Educación, Pablo Cassutti, pero no llegaron a un acuerdo. Desde la oposición aseguran que la no resolución del asunto por parte del gobernador Arcioni ya forma parte de una intención concreta: esperar el salvataje de un nuevo gobierno nacional. Más allá de que hubo puntos de acuerdo en lo referido al pago escalonado y las acciones que lleva adelante la Provincia en el reacondicionamiento de las escuelas, el descuento de los días no trabajados es una de las variables de negociación que utiliza el oficialismo.

La crisis viene generando varios puntos de tensión. En agosto, a crisis pareció llegar a su punto de máxima tensión, cuando la policía desalojó una protesta en la localidad de Sarmiento, y detuvo a los dirigentes docentes Daniel Murphy y Magalí Stoyanoff. “La Junta Ejecutiva de ATECh repudia la ilegal detención y exigimos el cese de estas prácticas represivas. Este tipo de acciones agravan la situación y la crisis que estas políticas causan al conjunto de trabajadores de la provincia de Chubut”, denuncio ATECh mediante un comunicado.

Además, en medio de las protestas, Jorgelina Ruíz Díaz y María Cristina Aguilar, ambas docentes de la escuela secundaria 738 de Comodoro Rivadavia, murieron en un accidente de tránsito cuando volvían de una protesta, lo que generó dolor en la comunidad educativa. Para colmo, en uno de los cortes de ruta una patota de petroleros atacó a las maestras, lo que generó un paro nacional de la CTERA.

También podría interesarte

Caída del salario real y aumento del desempleo y la pobreza, las peores caras de la herencia M

Un informe del centro CIFRA de la CTA de los Trabajadores analiza la gestión macrista …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *