sábado 20 de octubre de 2018
Inicio / Actualidad / El fin de Ferrobaires: marcha de trabajadores y proyecto para evitar el cierre y los despidos
La Plata: Organizaciones sociales y políticas reclamaron hoy en La Plata por la "continuidad de los puestos de trabajo", al disolverse formalmente Ferrobaires y pidieron que el gobierno bonaerense "desarrolle una política ferroviaria real y seria que permita el desarrollo". Foto: Eva Cabrera/Télam/JR 15/03/2018

El fin de Ferrobaires: marcha de trabajadores y proyecto para evitar el cierre y los despidos

Los ex empleados de la firma, que ayer jueves 15 pasó a manos de Nación, se movilización a la capital provincial para reclamar por su continuidad laboral, y rechazar la decisión del gobierno de María Eugenia Vidal. Ante esto, el Frente Renovador envió un proyecto a la legislatura para evitar el cierre. Silencio de los gremios del sector.

Desde ayer jueves 15, la empresa Ferrobaries dejó de existir. Traspasada a la órbita del Ministerio de Transporte Nacional, la empresa bonaerense terminó su actividad, luego de 15 años de actividad, según un decreto firmado hace más de un mes por la gobernadora María Eugenia Vidal. Unos 1500 ex trabajadores esperan por respuestas a su continuidad laboral, que depende de ser traspasados a la empresa nacional trenes Argentinos Operaciones (Sosfe). Por el momento, una parte de ellos ya fue reubicado, pero muchos otros no, incluyendo quienes se sumaron al plan de retiros voluntarios lanzado por el gobierno provincial. Ante el panorama incierto, ayer hubo una marcha a La Plata, donde se reclamó la continuidad de los trenes, que dejarían de ir a varias localidades del interior. Desde el gobierno nacional aseguran que están evaluando cada ramal para concretar su continuidad. El Frente Renovador llevó la discusión a la legislatura, con un proyecto para evitar el cierre.

El decreto publicado el pasado 22 de enero puso fin a Ferrobaires, y desde esa fecha se iniciaron millares de movilizaciones en varios pueblos que perderán conexión férrea para evitar el regreso de las llamadas “ciudades fantasmas”, que tuvo como principal motor las recordadas palabras del entonces presidente de la Nación Carlos Menem, en noviembre de 1989: “Ramal que para, ramal que cierra”. En el marco de la entrada en vigencia del traspaso, gremios ferroviarios, organizaciones sociales y políticas marcharon hasta la Casa de Gobierno bonaerense, en La Plata, para visibilizar el conflicto de los empleados despedidos y también para pedir por la vuelta del servicio en los lugares en los que aún continúa suspendido. “Nos movilizamos también para presentar en Gobernación un escrito pidiendo la reapertura de ramales, ya que hay 104 pueblos sin trenes”, expresó Alfredo Fornaro, supervisor general de Ferrobaires desde hace 20 años e integrante de la opositora lista Bordó de la Unión Ferroviaria.

Por su parte, Maximiliano Jensen, coordinador del espacio político Libres del Sur, precisó a esta agencia que “hoy hay una inmediatez que tiene que ver con el cierre de Ferrobaires pero también reclamamos que el Estado no concibe al sistema ferroviario en su integridad, no es sólo el trabajo que es lo inmediato, es la falta de plan estratégico en cuanto a todo el sistema”. “Un país sin trenes, es un país sin futuro: Todo país moderno y desarrollado tiene como política de Estado la industria ferroviaria, ya que este medio de transporte es el más seguro y menos contaminante que existe”, sostienen desde la agrupación, que ayer junto a la ONG VIAS (Verificación Informativa y Auditoria Social), realizaron relevamiento destinado a conocer el estado de los trenes de pasajeros del área metropolitana.

En cuanto a los trabajadores, la mayoría no fue confirmada en la empresa nacional de trenes, y esperan novedades. Pero esta semana, algunos contratos no renovados adelantan el final. Desde los gremios mantienen la distancia. Si bien los cuatro sindicatos del sector – Unión Ferroviaria (UF), la Fraternidad y las Asociaciones del Personal de Dirección de los Ferrocarriles Argentinos (Apdfa) –reclamaron en febrero una mesa de diálogo para este tema, no hubo manifestaciones públicas al respecto. Incluso, como informó esta semana Gestión Sindical, desde la Unión Ferroviaria incluso pusieron en duda las cesantías.

Ante esto, diputados del Frente Renovador impulsaron un proyecto donde solicita que el gobierno de María Eugenia Vidal explique los motivos de la supresión de la Unidad Ejecutora del Programa Ferroviario Provincial. “Es lamentable que el Estado tome este tipo de decisiones”, deslizaron. “Nos preocupa sobremanera la situación laboral de los empleados de Ferrobaires y también queremos saber cuál es el estado de cumplimiento del convenio firmado en febrero del año 2007 con el Estado Nacional con el fin de iniciar el proceso de transferencia de los servicios ferroviarios a la provincia de Buenos Aires” remarcaron desde el interior del bloque. El proyecto reclama que se “informe cantidad de empleados de la planta de la empresa al momento de resolver su transferencia a la órbita del Estado nacional, detalle de los mismos, tarea desempeñada por cada uno y localización geográfica”.

También podría interesarte

El juez Carzoglio ratificó que no se apartará de la causa en que se investiga a Pablo Moyano

Volvió a calificar de “endeble” la presentación del fiscal Sebastián Scalera en la que pidió …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *