30 de Noviembre
de 2022
Fuera de Megáfono.

El acto del 29 de abril: sectores presionan para que se la antesala de “un gran paro nacional”

21. 04. 2016

La jornada convocada por las tres CGT contará con el apoyo y la presencia de las dos CTA, que quieren que sea el primer paso a un plan de lucha en común. ATE Capital parará ese día para facilitar la movilización. La dirigencia cegetista no quiere confrontar con el gobierno, pero hay sectores que piden medidas concretas por la falta de respuestas.

Luego de ser recibidos por Comisión Episcopal de la Pastoral Social, las cinco centrales obreras avanzan en el próximo paso en común que podrían dar: la jornada del 29 de abril. Convocada por las tres CGT, existen conversaciones avanzadas para que las dos CTA se sumen, aunque todavía no hay acuerdo del tono de la jornada. Si bien en un momento se plateó como un reclamo por el Impuesto a las Ganancias, con el correr de los días se fue suavizando su impronta, y hoy la dirigencia lo anuncia como parte de la conmemoración de Día del Trabajador, que se festeja el 1º de mayo. Sin embargo, algunos sectores presionan para que el 29 sea parte de las protestas contra algunas políticas del gobierno nacional, e incluso consideran que debería ser “la antesala” de un paro nacional, con todos los sectores.

La idea de hacer una gran jornada del próximo 29 ya fue discutida por las conducciones de las centrales obreras, que se reunieron en varias ocasiones. Según pudo saber Gestión Sindical, en los primeros encuentros las tres CGT se mostraron contrarias a hacer de ese día una protesta contra el gobierno nacional, e insisten que será parte de los festejos por el 1º de mayo. “No es una protesta contra (Mauricio) Macri”, insistieron las fuentes consultadas, que confirmaron que la idea de estos sectores es hacer el acto en el Monumento al Trabajo, para profundizar esta idea.

Ayer martes, en un encuentro de su comisión directiva, la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) ratificó que participará de esta actividad, a través de todos sus gremios. Durante el encuentro hubo críticas al rumbo que lleva el gobierno, sobre todo por los despidos que se producen en diversos sectores. En este sentido, se mostraron menos indulgentes que la CGT, y hablaron de “falta de rumbo”. En este sentido, manifestaron su alarma por la caída de la actividad fluvial y por los despidos en la rama portuaria por el cierre de depósitos fiscales de la firma YPF. Además, se quejaron del “desembarco indiscriminado” de empresas extranjeras al sector aerocomercial, que perjudicaría a la empresa nacional Aerolíneas Argentinas.

Pese a estas diferencias, las CGT piensan en hacer un acto que no cierre las puertas de diálogo con el gobierno, aunque muchos sectores están un poco impacientes por las pocas respuestas recibidas. Sin embargo, tanto Hugo Moyano como Luis Barrionuevo y Antonio Caló coinciden en evitar un perfil demasiado belicoso con el gobierno. Al metalúrgico esto le trajo algunos problemas: la semana pasada el Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA) rompió formalmente su alineamiento a su conducción, y criticó entre otras cosas la falta de rumbo respecto a la marcha del 29. “No se sabe ni el lugar de dónde se quiere movilizar, ni la consigna ni el motivo. En este contexto no podemos participar, nos falta un poco de autocrítica, a todos. Igual respetamos las posturas, no criticamos a nadie”, remarcó una fuente consultada por este portal la semana pasada.

Del lado de la CTA, ambos espacios tienen posturas más críticas, y buscan convencer a la dirigencia para que este sea un primer paso para un “gran paro nacional”. Esta idea surgió de la CTA Autónoma, que busca profundizar la unidad en la acción que hasta ahora logró con los gremios de la central que comanda Hugo Yasky. “La jornada del 20 tiene que ser una primera muestra de si podemos construir una gran unidad en la acción. Queremos que sea un primer paso para la conformación de un plan de acción junto con las otras centrales, un paso adelante para lograr modificar las políticas que lleva adelante el gobierno con el mundo del trabajo”, le dijo a Gestión Sindical un dirigente de esa central. El mismo confirmó que “los diálogos se están dando”, hay acuerdo para que todos participen de la jornada del 29 pero la idea es “llegar a un gran paro nacional de las cinco centrales”.

En la CTA de los Trabajadores van por ese sendero, pero quieren una parada intermedia: lograr la aprobación en la cámara de diputados de los proyectos presentados para frenar los despidos o instalar la doble indemnización. En este sentido, en el plenario de delegados de ATE Capital Federal, realizado la semana pasada en la sede de FOETRA, el secretario Adjunto de la seccional Juan Manuel Sueiro pidió “un esfuerzo” para aprobar la emergencia ocupacional, además de lograr la reincorporación de los cesanteados en el Estado nacional. Para esto, la dirigencia se presentó ante la justicia. Además, en apoyo a la movilización del 29, ese día los estatales porteños realizarán un paro de 24 horas.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales