23 de Febrero
de 2024
Actualidad.

Duras críticas a Modernización por nuevos despidos en el Posadas: “Son una banda fascista”

04. 03. 2018

Desde la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) confirmaron 30 nuevos despidos, en su mayoría médicos. Le apuntaron al ministerio que conduce Andrés Ibarra. “Son impresentables”, dijo Jorge Yabkowski, titular de la entidad. Este viernes hubo una nueva movilización al Ministerio de Trabajo junto a otros despedidos para reclamar un canal de diálogo. Mañana habría nuevas cesantías.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

El jueves pasado, unos 30 profesionales y trabajadores del hospital Posadas no pudieron ingresar a sus puestos, ya que al poner sus dedos en los sistemas de ingreso sus huellas dactilares no fueron reconocidas. Así se enteraron que fueron despedidos, y se sumaron a los 122 cesanteados de enero, un conflicto que sigue sin resolverse y por el cual hubo varias protestas. Los nuevos despidos fueron denunciados por los gremios médicos, que cargaron contra la dirección del nosocomio y las autoridades nacionales que avalaron el nuevo recorte. Además, advirtieron que esta lista “estaría incompleta”, y que el próximo lunes se podrían producir nuevas bajas. “Son una banda fascista”, cargaron los gremios, que le apuntan a las “listas negras” del Ministerio de Modernización que conduce Andrés Ibarra. Este viernes, con otros despedidos del Estado, hubo una manifestación frente al Obelisco porteño, y una marcha al Ministerio de Trabajo para reclamar por el fin de las cesantías en la administración pública nacional.

Según informó la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA), los nuevos despedidos del Posadas son pediatras, diabetólogos, terapistas, además de trabajadores de diversas áreas. Nunca fueron notificados de la decisión, y se enteraron cuando quisieron ingresar a sus puestos de trabajo, pero habían sido borrados del sistema. “La forma que hicieron estos nuevos despidos, quitando las huellas digitales del control de presentismo, sin ningún tipo de aviso previo ni comunicación, habla de lo brutal del ajuste”, sostuvo el titular de la entidad, Jorge Yabkowski. En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente apuntó al Ministerio de Modernización, quien determina los despidos en el nosocomio nacional y toda la administración pública. “Son una banda fascista, impresentables, estamos muy enojados. El Ministerio de Modernización es el que hace las planillas y decide las personas que se despiden. Teníamos la impresión que el grado de visibilidad del conflicto iba a inhibir a la gente de aplicar una nueva oleada de despidos, pero es gente que no tiene miramientos”, dijo.

Los del jueves, remarcó Yabkowski, fueron despidos fueron enfocados en el sector médicos, además de algunos enfermeros y técnicos administrativos. “Fue sorpresivo, venimos haciendo un esfuerzo grande para abrir un canal de negociación con el gobierno, que está absolutamente cerrado. Las autoridades no nos quieren recibir”, agregó el dirigente. Para colmo, se cree que el lunes se pueden completar nuevas bajas, por lo que los gremios se mantienen en alerta. “Esta una lista aparentemente incompleta, el lunes se va a saber si es así. El rumor es que estos 30 son el inicio de una camada más grande de despidos, una oleada más intensa”, confirmó Yabkowski, ante esto, se mantienen las asambleas, y se preparan medidas para resistir los despidos confirmados y los que pueden suceder la otra semana. Además, denunciaron que este jueves, mientras se realizaba una asamblea de FESPROSA, fueron rodeados por la policía y la seguridad del hospital, en un claro intento de amedrentamiento. “Fue un episodio muy desagradable, toda la seguridad sobre la asamblea de la federación, que estábamos discutiendo la situación, fue lamentable”, expresó el dirigente.

En esa asamblea, los trabajadores y profesionales decidieron sumarse a una jornada de protesta encabezada por diversos grupos de despedidos del Estado, como los del INTI. Cerca del mediodía, se realizó un corte frente al Obelisco, donde se reclamó el fin del ajuste en el Estado. “No sobra nadie” fue la consigna, apuntando a los fuertes recortes de personal en varias dependencias estatales, que hacen peligrar actividades importantes, como el control industrial o de sanidad. Luego, se movilizaron a la puerta del Ministerio de Trabajo, donde reclamaron que las autoridades abran una mesa de diálogo para intentar solucionar los conflictos abiertos “Esta confluencia con la gente del INTI se suma a la que tiene CICOP con estatales y docentes, que se sumará al paro del 5 y 6 de marzo. Además vamos a marchar el día 8 por el Paro Internacional de Mujeres, en varias provincias hay escenario de conflicto médico por las ofertas salariales por debajo de la inflación real. Buscamos unir los reclamos para que el gobierno nos escuche”, concluyó Yabkowski.

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales