sábado 23 de enero de 2021

Detectan explotación laboral en una productora de frutos rojos, en Tandil y Sierras de los Padres

Procesaron a los responsables. Allí unas 150 personas trabajaban 16 horas por día en «situación de vulnerabilidad». Sufrían descuentos por enfermedad.

Los responsables de una firma productora de frutos rojos de la provincia de Buenos Aires quedaron procesados por presunta “trata de personas con fines de explotación laboral ”, por las condiciones de trabajo a las que estaban sometidas unas 150 personas en predios hortícolas de las localidades de Sierra de los Padres y Tandil.

Según se determinó en la investigación, al menos 150 personas -en su mayoría ciudadanos bolivianos en “situación de vulnerabilidad”- trabajaban en distintos predios con jornadas laborales de hasta 16 horas y sueldos por debajo de los estipulados en las leyes laborales.

Los trabajadores vivían en campamentos, no tenían descanso semanal y sufrían descuentos por enfermedad, multas o sanciones.

Una causa que empezó en 2016

La decisión fue tomada por el juez federal de Mar del Plata Santiago Inchausti en una causa en la que intervinieron la fiscal federal de esa ciudad Laura Mazzaferri y la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), a cargo de dos fiscales porteños, Alejandra Mángano y Marcelo Colombo.

El juez procesó sin prisión preventiva a cuatro investigados, el presidente, la vicepresidenta y dos encargados de recursos humanos de la empresa, en la causa abierta en 2016 luego de que una docente contara en un blog personal la situación de una de sus alumnas, que trabajaba en uno de los lugares conocido como “El Frutillar”.

La alumna contó en una redacción pedida por la docente Lucía Inés Gorricho que “algunos niños trabajan ahí aproximadamente de la edad de 13 años para arriba y algunas embarazadas también pero no hacen tanto esfuerzo o si no, no trabajan”. Además, en otro párrafo del texto dijo: “Los bolivianos pueden soportar más el campo que los argentinos porque los bolivianos tienen el trabajo más pesado y los argentinos están en las oficinas, ¿o será porque ellos si pudieron estudiar? Yo pregunto en mi casa porque no estudian porque no hay tiempo es la misma respuesta que me dan todos los días (SIC)”.

En el procesamiento se consideró probada “la política de empresa, de explotación a un sector de la población vulnerable por su condición de migrante”.

También, “la existencia de extensas jornadas laborales, falta de registración de algunos trabajadores, salarios –en algunos casos-por debajo de los mínimos legales, descuento de la jornada laboral incluso en casos de enfermedad”.

También podría interesarte

Reabre la planta de Adidas que cerró durante el macrismo y empleará a 600 trabajadores

La fábrica que produce para la marca deportiva Adidas, ubicada en la localidad bonaerense de …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *