27 de Noviembre
de 2021
Fuera de Megáfono. Informes Especiales.

Despidos, sueldos adeudados y paritarias a la baja: los trabajadores de prensa tienen un 2016 muy complicado

09. 07. 2016

El ataque a Tiempo Argentino es el punto máximo de una serie de conflictos que golpean fuerte al sector. Desde el gremio SIPREBA se mostraron preocupados y hablaron de “oportunismo empresarial” por la coyuntura que se vive. Además criticaron al Ministerio de Trabajo, a quien acusan de tener “una actitud que termina siendo funcional a los empresarios”. Calificaron de “escandaloso” el acuerdo salarial firmado por la UTPBA.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Luego de siete meses sin cobrar, y mientras una cooperativa intenta sacar adelante el diario, los trabajadores de Tiempo Argentino debieron soportar e ataque de una patota encabezada por el supuesto nuevo dueño de la empresa, que ingresó y rompió gran parte del lugar. Este fue el punto máximo de una serie de conflictos que deben soportar los empleados de prensa, que viven un 2016 cargado de problemas. Una serie de despidos en medios públicos y privados, el cierre de varios emprendimientos y las dificultades para cobrar los sueldos parecen una constante en el sector, que además carece en un gremio presente que se haga cargo de la situación. El panorama sombrío se completa con un acuerdo salarial por 13 meses de los más bajos del año, que se terminará de pagar en enero de 2017. Desde el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SIPREBA) cuestionan a la UPTBA por ese convenio, y critican su inacción ante los muchos conflictos que se viven.

El 2016 no trajo buenas noticias para los trabajadores de prensa, que vienen sufriendo de un mercado laboral cambiante, de la mano del nuevo escenario político. El desguace del grupo de medios de los empresarios Sergio Szpolski y Matías Garfunkel es la punta más visible de una serie de conflictos que no parece tener freno. Además, hay despidos en la Revista Veintitrés –vendida por estos empresarios al grupo Olmos, propietario de Crónica y BAE Negocios – y La Nación, además de problemas para cobrar salarios en Página/12 y Perfil.

“Vemos con una gran preocupación cómo se vienen desarrollando estos conflictos, una especie de ofensiva empresarial”, afirmó el secretario de Organización del SIPREBA, Agustín Lecchi. En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente remarcó que en este momento los medios viven diversos casos, “como vaciamientos, cierres de empresas, despidos o reducción de personal a través de retiros voluntarios que sabemos son bajo presión”. En este contexto, Lecchi criticó el rol que juega el Ministerio de Trabajo: “lamentablemente en casi ninguno de los caso encontramos una respuesta favorable a os reclamos de los trabajadores de parte de la cartera laboral. No hay intervención para destrabar los conflictos colectivos, tiene una actitud que termina siendo funcional a los empresarios”. En este sentido, el SIPREBA le pide a la cartera que conduce Jorge Triaca “escuche el reclamos de los trabajadores”.

“Es cierto que hay un cambio en los medios de comunicación que excede al país, y se ve reflejado en la región y el mundo y van más allá de la situación política particular del país, pero también hay producto del cambio de gobierno un oportunismo total de los empresarios, que se agarran de estas cuestiones coyunturales para reducir personal, precarizar, adoptar la multitarea. Hay muchas situaciones, pero hay mucho oportunismo de los empresarios”, analizó Lecchi.

El SIPREBA viene creciendo en representación en la ciudad de Buenos Aires y alrededores, y hoy es prácticamente el único gremio con legitimidad en el sector, no sólo en medios gráficos, sino también en radios y canales de televisión, públicos y privados. Este espacio se formó luego de intentar participar en elecciones en la UTPBA, que terminaron en un escándalo, con actas truchas y denuncias de fraude. Desde ese momento, el SIPREBA gana representación en comisiones internas y medios en general, y es protagonista excluyente de los reclamos de los trabajadores de prensa.

Pese a esto, la UTPBA tiene la personería gremial, y firmó una paritaria considerada “escandalosa”. Sin consultar a las bases, el gremio que conduce Lidia Fagale, firmó con las cámaras empresarias del sector un acuerdo salarial de 13 meses del 27 por ciento en tres tramos, uno de los más bajos del año. El convenio salarial contempla un incremento de los haberes del 27 por ciento en tres cuotas: un 15 por ciento a partir del 1° de abril; un 9 en agosto y otro 3 por ciento en enero de 2017. “Es escandaloso lo que se firmó y cómo se firmó, se hizo a espalda de los trabajadores. Está más que demostrado que no tienen representación en los medios, no hay delegados paritarios por empresa. La representación del SIPREBA está más que demostrada”, concluyó Lecchi.

Este es el resumen de los conflictos más salientes en materia de medios:

Tiempo Argentino y Radio América

El ataque de la patota al mando del empresario Mariano Martínez Rojas ocurrido esta semana en la redacción de Tiempo Argentino es parte del grave conflicto en la empresa, que incluye a Radio América, que también pasó a manos del supuesto dueño. Desde diciembre que no se abonan los salarios, y en el caso del diario se formó una cooperativa para mantener los puestos de trabajo. La actitud violenta comenzó cuando otra patota se presentó en la planta transmisora de la radio, para sacra del aire la emisión de programas por parte de los trabajadores. Los delegados de Tiempo Argentino agradecieron la solidaridad puesta de manifiesto por colegas de distintos medios de comunicación que dieron a conocer lo que sucedía en el diario gestionado por sus trabajadores a partir del vaciamiento propiciado por Sergio Szpolski y Matías Garfúnkel, y continuado por el correntino Mariano Martínez Rojas.

La Nación

En las últimas horas se produjeron dos despidos en la planta de Barracas, pese al compromiso que la editorial asumió ante el presidente Mauricio macri de no realizar cesantías. Ante esta situación, la Intersindical de Prensa y Gráficos del diario reclamaron “la inmediata reincorporación de los dos trabajadores”. Mediante un comunicado, aseguraron que “en momentos en que el trabajo se convierte en un bien escaso, estos despidos dejan a dos trabajadores con años de relación laboral con la empresa, en una dramática situación de indefensión. Uno de ellos a punto de someterse a una operación cardíaca, fue informado frente a escribano de su despido, tras lo que sufrió un bajón de presión”.

Perfil

Los trabajadores del diario propiedad de Jorge Fontevecchia aseguran que no se está pagando el aumento alcanzado en paritarias, y no se liquidó el aguinaldo. En una comunicación con el personal, la editorial confirmó que pagará este ítems en dos veces, en la segunda quincena de julio y en agosto. Además, la empresa periodística anunció que recién pagará los aumentos en septiembre “con los incrementos paritarios del 15 y el 9 por ciento. Ante este panorama, por segundo domingo consecutivo los trabajadores retiraron las firmas del diario en forma de protesta.

Página/12

La pelea en el diario que ahora controla el grupo al mando del titular del PJ porteño Víctor Santa María es por un nuevo aumento salarial por encima del firmado por UTPBA. Por eso ya realizaron varias quitas de firma. “Rechazamos que nos pretenden pagar la peor paritaria del país firmada por AEDBA con un sindicato fantasma. Repudiamos que los dueños de Página/12 a negociar un aumento razonable y su decisión de acudir al gobierno de Mauricio Macri para impedir medidas de fuerza Exigimos una recomposición salarial acorde a la inflación y a los tarifazos sobre los que informamos día a día”, reclamaron mediante un comunicado.

Revista Veintitrés

La revista pasó hace un tiempo a manos del grupo Olmos, que despidió a siete trabajadores, y según la comisión interna sigue sin pagar la primera cuota del aumento. “Esta grave decisión patronal fue tomada sin previo aviso y con el agravante de que la empresa decidió no pagarles el sueldo y el aguinaldo a los despedidos”, informó la comisión interna en un comunicado. De esta forma, agregaron, “buscan extorsionar a los compañeros para que negocien una indemnización obligados por la necesidad”.

Radio Provincia

Trabajadores de la emisora con sede en La Plata venían denunciando que no cobraron debidamente sus salarios en la radio pública de la provincia de Buenos Aires. Los empleados señalaban que existían “persecuciones ideológicas” y hasta hablaban de “listas negras”. Esta semana, la dirección del medio, encabezada por Franco Bagnato, envió 39 telegramas de despido. En muchos casos, los empleados echados cuentan con una antigüedad de más de 25 años. Los trabajadores denuncian que sacaron programas del aire y re-ubicaron a muchos trabajadores.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales