viernes 28 de febrero de 2020
Inicio / Actualidad / Despidos en comunas y reclamos de estatales, primeras pruebas para la ministra de Trabajo bonaerense

Despidos en comunas y reclamos de estatales, primeras pruebas para la ministra de Trabajo bonaerense

La funcionaria tuvo esta semana varios conflictos en su mesa, los cuales se volvieron un testeo inicial de su gestión. Se dictó la conciliación obligatoria por los despidos en la Municipalidad de La Plata, lo que fue considerado una “buena maniobra”. Además, comenzó a reunirse con los estatales, buscan generar una agenda de diálogo. “Hay un cambio de actitud”, afirmaron los judiciales, los primeros convocados.

Diego Lanese / para Gestión Sindical

Desde diciembre del año pasado, en pleno cambio de autoridades, en muchas comunas de la provincia de Buenos Aires se denunciaron despidos, en muchos casos por falta de renovación de contratos. En los distritos donde cambió el signo político, como Pilar, las cesantías e sintieron con fuerza, e incluso en donde hubo reelección –como sucedió en La Plata –el último mes del 2010 trajo conflictos por esta situación. Este tema se convirtió en el primer desafió de la flamante ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, la joven economista designada por el gobernador Axel Kicillof para la cartera laboral.

Además de los casos puntuales, la funcionaria deberá asumir otra difícil tarea: atender los reclamos de los gremios estatales. Es que durante la gestión de María Eugenia Vidal la relación con el sector fue tensa, y dejó algunas secuelas, como la falta de acuerdo paritario en la justicia, o los descuentos a los docentes, que el gobierno prometió devolver. Sin mayores relaciones con los gremios, estas dos situaciones permitieron ver cómo se moverá Ruiz Malec, que se anotó un triunfo en el conflicto platense. Además, esta semana comenzó a reunirse con los estatales, que marcaron como “positiva” la reunión.

La semana pasada, versiones recogidas por Gestión Sindical indicaron cierto desconcierta preocupación en los gremios por la falta de relación con la ministra Ruiz Malec. Pero en estos días, con una serie de reuniones, se comenzó a revertir esta sensación, y se pudo ver más actividad en el ministerio.

Los despidos en varias municipalidades fueron el primer indicio de esto. Una delegación de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FeSiMuBo) se reunió con la funcionaria, y le advirtió de los problemas que se estaban dando en varias de las comunas de la Provincia. El conflicto más importante se dio en La Plata, donde la intendencia de Julio Garro no le renovó el contrato a más de 260 agentes municipales, desatando las protestas. Luego de una audiencia en el Ministerio de Trabajo, se dictó la conciliación obligatoria, y se volvió a “foja cero” la discusión.

“Actuó muy bien el ministerio, estuvo a la altura y mostró que conoce muy bien la nueva ley de paritarias municipales”, le dijo a Gestión Sindical una fuente de la FeSiMuBo, respecto a la actuación de la cartera laboral. Según la entidad, la ley 14.656 establece que un empleado comunal supera el año de trabajo bajo contrato, debe ser pasado a planta permanente, algo que ignoró la gestión platense. Según las fuentes consultadas, en la Plata se despidieron trabajadores “con tres o más años de planta temporaria, que cumplían tareas todos los días”. Además, se despidieron a tres delegados del sindicato municipal adherido a la FeSiMuBo. En estos momentos, hay conflictos abiertos en Moreno, Quilmes, Chivilcoy y Pilar, entre otras comunas.

La conciliación obligatoria luego de una rápita intervención fue considerada “una victoria” para la ministra Ruiz Malec, que a poco más de un mes de jurar en su cargo todavía no terminó de confirmar su equipo de trabajo.

La designación de Ruiz Malec causó sorpresa en el mundo de los gremios, que esperaban que llegara a ese cargo alguien conocido para la dirigencia, e incluso habían sugeridos algunos abogados laboralistas de confianza. Pero Kicillof se decidió por la economista, que forma parte de su grupo de trabajo en el Congreso.

Esto generó alarma en algunos gremios, por la falta de una relación fluida con la titular de la cartera. Pero con varias reuniones y con estas primeras intervenciones, se busca disipar la desconfianza inicial. En cuanto a la situación de los conflictos municipales, se espera que el ministerio mantenga el rol protagónico, ya que en muchos no hubo resolución, todo lo contrario, se profundizaron los reclamos.

En este punto, FeSiMuBo destacó que en los encuentros que mantuvieron con Ruiz Malec la funcionaria “demostró que conoce bien la ley”.

Otro de los puntos sensibles para la flamante ministra es la relación con los gremios estatales, que viene de un 2010 plagados de reclamos no resueltos. Mientras se espera que se reúna la paritaria nacional docente para luego comenzar negociar con los maestros bonaerenses, Ruiz Malec convocó a los trabajadores judiciales, el único sector que el año pasado no firmó paritarias, y recibió aumentos que dio la ex gobernadora Vidal de manera unilateral. El encuentro con la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) fue la primera cumbre oficial con un sector golpeado por el retraso salarial y los problemas laborales.

“Valoramos como positiva la reunión”, dijo el dirigente de la AJB Roberto Cristófano. En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente dijo que si bien “fue un encuentro de presentación”, hubo “un interesante intercambio donde pudimos desarrollar nuestros reclamos y preocupaciones”.

El atraso salarial, las condiciones de trabajo y la ley de negociación paritaria –que los judiciales no tienen –fueron los puntos más importantes que llevaron desde el gremio al encuentro con Ruiz Malec. “En principio ellos no tuvieron definiciones, dijeron que era una reunión de intercambio, pero que por el momento no tiene definiciones de política salarial, que eso lo está evaluando Economía, a partir de la situación financiera de la Provincia”, explicó Cristófano. Los judiciales aseguraron que “hay un cambio de clima respecto de los gremios estatales”, que fue valorado.

Como sucedió con los judiciales, los médicos enrolados en CICOP piden ser recibidos por las autoridades provinciales, para comenzar a dialogar sobre la cuestión salarial y laboral. En este caso, el sindicato de profesionales de la salud reclama que se adelanten las paritarias, una forma de contener el desplome de los salarios. Además, los estatales esperan que el gobierno de Kicillof pague el bono a cuenta de futuros aumentos de 4 mil pesos que ya confirmó Nación para sus empleados, que será liquidado en febrero y marzo próximo.
En este sentido, Cristófano comentó que en la reunión con Ruiz Malezse adelantó que “creían que podrían pagarlo, pero que estaban analizando con el equipo económico cómo se va a implementar”.

También podría interesarte

El “Pata” Medina se definió como “preso político” y consideró que el indulto presidencial es su solución

El ex Secretario General de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *