sábado 14 de diciembre de 2019
Inicio / Actualidad / Desde que asumió Macri, un docente universitario perdió unos $75 mil de salario real

Desde que asumió Macri, un docente universitario perdió unos $75 mil de salario real

Según un informe de FEDUN y el Centro de Estudios Atenea, un profesor titular perdió 74.963 pesos de poder adquisitivo desde diciembre de 2015 a la fecha. Además, el trabajo alertó que todas las categorías vienen perdiendo tanto en estos casi cuatro años como en la última paritaria, firmada en mayo de este año.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

A fines de mayo de este año, luego de una serie de encuentros fallidos, los gremios que representan a los docentes universitarios firmaron la paritaria 2019, cerrando una negociación que en la gestión de Mauricio Macri siempre fue compleja. Los seis gremios venían de realizar una multitudinaria marcha en defensa de la educación superior, y lograron un acuerdo que incluye una suma fija de 16 por ciento más dos cláusulas de revisión. En su momento, los gremios estimaron el acuerdo final en un 44 por ciento anual, una suba importante para el contexto que vive el país. Sin embargo, en lo que va del año la inflación no se detuvo, y dejó los salarios docentes por debajo de la crecida.

Así lo afirma un informe elaborado por la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN) y el Centro de Estudios Atenea, que analizó el impacto del crecimiento de los precios en los haberes de los profesores. Según sus conclusiones, todas las categorías del gremio perdieron salario real ante la inflación, y en algunos casos desde que Cambiemos asumió la presidencia, el desplome supera el 35 por ciento. En materia nominal, la peor caída la sufrieron los profesores titulares, que perdieron casi 75 mil pesos de su salario desde que Macri ocupa la Casa Rosada.

El informe de FEDUN y Atenea hace énfasis en el poder adquisitivo perdido por los docentes tanto en lo que va del año como en la era Macri. El acuerdo 2019 fija la base del año pasado sobre la que se darán los aumentos posteriores: es del 44 por ciento para abril de este año. En mayo, se otorgó el primer incremento del 4 por ciento, luego seguirá otro 4 por ciento en julio y un 8 por ciento en septiembre. A su vez, la oferta dispone de dos cláusulas gatillo: primero en septiembre y después en febrero de 2020.

Pero a junio de este año, todas las categorías analizadas perdieron ante la inflación, que según el trabajo tiene una variación interanual “del 48,5 por ciento, un de las más altas desde la hiperinflación”. “Con el acuerdo paritario 2018 a junio 2019 todas las categorías están perdiendo poder adquisitivo. Las categorías que más pierden son
Ayudante de 1ra (28,7 por ciento) y JTP (22,8)”, destacó el informe, al que tuvo acceso Gestión Sindical. En cuanto a montos, “nuevamente Ayudante de 1ra y Titular son las categorías que más perdieron: 22.460 pesos y 21.817 pesos respectivamente”.

Las pérdidas de este último acuerdo no son una excepción, y marcan una constante desde que Macri y cambiemos llegaron al poder. “Todas las categorías de la FEDUN perdieron poder adquisitivo desde que asumió Mauricio Macri, siendo el Ayudante de 1ra y JTP las que más perdieron: 36,5 y 29 por ciento respectivamente”, confirmó el informe. En cuanto a montos, “fueron las categorías de Titular (74.963 pesos) y Ayudante de 1ra (69.485 pesos) las que más perdieron en la gestión Cambiemos”.

El trabajo detalla tanto la evolución de la inflación, como su impacto en el poder adquisitivo de todas las categorías de los docentes universitarios, y marcan los porcentajes y los montos desde que comenzó el gobierno de la alianza Cambiemos. Además se señalan las compensaciones necesarias para todos los docentes universitarios según el acuerdo paritario 2018 y también según la gestión Cambiemos.

“Desde que Macri asumió la presidencia y, a pesar de las negociaciones de la FEDUN y las grandes movilizaciones de la comunidad educativa, el poder adquisitivo de los salarios disminuyó considerablemente, siendo la categoría de ayudante de primera y de jefe de trabajos prácticos las que más perdieron en términos porcentuales”, concluyó el informe de ambas entidades.

La caída de los salarios docentes frente a la inflación preocupa a la dirigencia sindical, que esperan que la activación de la cláusula gatillo de septiembre les permita recuperar lo perdido. El problema es que lo que ya perdieron en los años anteriores no puede ser negociado.

“Este acuerdo al tener una cláusula automática, permite perder lo recuperado este año, pero lo que se ‘comió’ la inflación en los años anteriores ya se perdió”, le dijo a Gestión Sindical una fuente de la federación. En este sentido, uno de los reclamos de los gremios en las negociaciones anteriores fue justamente tener esa activación por inflación, que habría evitado las pérdidas que hoy sufren los docentes.

Antes del acuerdo de mayo de este año, los docentes universitarios realizaron varias medidas de fuerza, incluyendo la denominada Marcha Nacional Universitaria, que tuvo lugar de Congreso a Plaza de Mayo, y que fue encabezada por FEDUN, CONADU y CONADU Histórica, entre otros gremios.

La marcha reunió a todo el arco sindical bajo una misma consigna: la defensa de la universidad pública. A los pocos días, el gobierno nacional mejoró la oferta, lo que hizo que se cerrara la discusión salarial con un acuerdo que por primera vez incorporó la compensación automática por inflación, tanto en septiembre de este año como en febrero del 2020.

Además de la cuestión salarial, los sindicatos del sector reclamaron durante toda la era Macri contra la reducción presupuestaria. En este sentido, el instituto IEC de CONADU difundió un trabajo donde analizó los primeros tres años de gobierno de Cambiemos en la materia, y concluyó que los números “dejan en evidencia el sostenido proceso de deterioro ocurrido desde entonces en el financiamiento de las universidades nacionales”.

Los números presentados durante la discusión paritaria por el IEC marcan que “el gasto pasó de representar el 0,85 por ciento del PBI en 2015 a 0,75 por ciento en 2018 (en un PBI sustancialmente contraído, además), con un pronóstico aún más negativo para este año”. El aumento de dinero recibido fue muy por detrás de la inflación en el período (casi 24 puntos menos), por lo que, en términos reales, las casas de estudios perdieron un 10 por ciento en su poder de compra en solo tres años”, denunció el informe.

También podría interesarte

Alertan que Vidal deja una Provincia donde “la desocupación y la informalidad crecieron considerablemente”

Según datos del Instituto para el Desarrollo Económico y Social de Buenos Aires (IDESBA) de …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *