26 de Julio
de 2021
Actualidad.

Desde el sector agrario se mostraron a favor del plan del gobierno para crear trabajo genuino

12. 05. 2017

El programa Empalmar fue anunciado por el presidente Macri durante el acto del 1º de Mayo. Desde el Sindicato Argentino de Trabajadores Horticultores y Agrarios (SATHA) ven con entusiasmo su puesta en marcha, y dicen que sería “una ayuda mutua” para empleados y productores. Además, dicen, servirá para “ordenar un poco” los planes sociales.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

En el acto del Día de los Trabajadores, el presidente Mauricio Macri anunció la puesta en marcha del plan Empalmar, una iniciativa para que las personas que reciben un plan social puedan acceder a un empleo formal, bajo relación de dependencia. Para esto, el Estado transformará ese plan en una ayuda para el empleador, un incentivo para que se incorporen al mercado laboral formal este tipo de personas. Reglamentado la semana pasada, el decreto recibió algunas críticas de sectores de la economía popular y de los gremios, que lo vincularon al “marketing” y la campaña política, y recordaron que durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner se pusieron en marcha planes similares. Sin embargo, en algunos sectores la iniciativa fue bien recibida, como sucede en el sector agrario. Allí, un gremio afirmó que ve “con entusiasmo” su puesta en marcha, ya que sería “una ayuda mutua”. “hay un gran desorden con los planes” afirman. Desde el Ministerio de Trabajo defendieron el programa, y lo desligaron del existente en el kirchnerismo.

Pese a las críticas realizadas, para el Sindicato Argentino de Trabajadores Horticultores y Agrarios (SATHA) el plan Empalmar es una iniciativa “interesante”, que incluso fue pensada por el propio gremio para combatir la complicada situación que vive el sector. “Vemos con entusiasmo este plan, fue una iniciativa que planteamos dentro del gremio, y que ahora lanzó el Ministerio de Trabajo”, sostuvo Gustavo Arreseygor, titular del SATHA. En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente remarcó que “hace unos tres meses planeamos con el gremio exactamente lo mismo que anunció el gobierno para nuestro sector, primero por la necesidad que vemos, por el costo de las cargas sociales que son muy altas para los productores, y segundo porque venimos de muchas manifestaciones, muchos trabajadores que estaban cobrando planes sociales que querían tener un trabajo digno”.

El plan oficial anunciado por Macri y formalizado mediante un decreto el lunes 3 de mayo establece que los beneficiarios de planes sociales podrán incorporarse a un puesto de trabajo formal, sin dejar de recibir la ayuda. En tanto, los empleadores interesados en acceder al incentivo económico “deberán adherir al Programa de Reinserción Laboral creado en el año 2006 y solicitar la incorporación al mismo de las trabajadoras y los trabajadores que contraten”. Una vez dado de alta el empleado, ese plan se convertirá en una ayuda o subsidio para el empresario, que usará para pagar las cargas sociales.

“A nuestro sector le serviría”, remarcó Arreseygor, pero recordó que el empresario que se sume “deberá llegar al convenio colectivo nuestro”. “No lo vemos mal, es una ayuda mutua, el trabajador tiene un sueldo en blanco, con todos los beneficios que eso trae y al productor de nuestra actividad también le serviría, por la situación que estamos pasando, que es malísima”, destacó. Por otra lado, el dirigente alertó que el plan se debe aplicar “para generar nuevos puestos de trabajo, teniendo cuidado que los empresarios no hagan alguna ‘avivada’, y despidan trabajadores para tomarlos de nuevo y cobrar el beneficio”.

Además, Arreseygor afirmó que el plan servirá para “darle prolijidad” al tema de los planes sociales, donde se ve “un gran desorden”. “hay que darle un orden a los planes, no puede ser que la gente siga cobrando un subsidio y no se sabe qué hace. Así estamos avalando o empujando a perder la cultura del trabajo.

Cuando fue anunciado, diversos sectores sindicales y sociales expresaron dudas respecto del plan. Desde la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) aseguraron que al gobierno nacional “le gusta mucho más el marketing que la gestión”, y remarcaron que “si no hay consumo, difícilmente las empresas puedan generar puestos de trabajo”. Pese a esto, aseguraron que “nadie quiere un país que sea un festival de planes sociales para aquellos que tienen dificultades para acceder al empleo formal”.

Según Trabajo, el plan puede alcanzar a 280 mil beneficiarios, y destinará los 4 mil pesos de los planes sociales a complementar, por un plazo máximo de 48 meses, el salario de las empresas que tomen a esas personas como empleados formales. Sobre las críticas respecto de que fue un plan del gobierno anterior, en el entorno del ministro Jorge Triaca desmintieron esto. Los programas actuales entregaban el subsidio a los empleados, mientras que ahora la ayuda va a la empresa. Es un cambio de lógica, de filosofía incluso”, aseguraron a Gestión Sindical fuentes de la cartera laboral. Las mismas recordaron que “en el gobierno creen que los que generan trabajo son las empresas, y hay que apuntar a ellos directamente.

Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales