27 de Junio
de 2022
Actualidad.

Cresta Roja: trabajadores endurecen las medidas y desafían a gremios y gobierno

14. 09. 2017

Luego de más de una semana de conflicto, una multitudinaria asamblea votó rechazar la oferta de la empresa y tomar nuevas medidas de fuerza. Pese a su rechazo, los gremios del sector tuvieron que acompañar. Tensa calma en los cortes, a la espera de una audiencia de emergencia en el Ministerio de Trabajo.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Con más de una semana de toma y sin soluciones a la vista, los trabajadores de Cresta Roja decidieron este miércoles lanzar nuevas medidas de fuerza, al rechazar la oferta de la empresa para destrabar el conflicto. Una multitud protagonizó una asamblea en la planta 2 de la firma, y decidió no aceptar el ofrecimiento de Proteinsa, la nueva dueña de la firma. Además, decidieron “endurecer el plan de lucha”, y generaron en horas de la tarde dos cortes, uno de ellos en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de Ezeiza. El Ministerio de Trabajo convocó a una audiencia de urgencia, donde podría realizarse una nueva oferta. Los empleados piden el pago de sueldos caídos y que se respete la antigüedad, entre otros puntos. Los gremios del sector no querían realizar más medidas, pero “las bases los obligaron”.

Desde la semana pasada cerca de 800 empleados de Cresta Roja toman la planta 2 ubicada en el partido de Ezeiza, en reclamo de que se cumpla el compromiso de pago de los salarios caídos, se respete la antigüedad y se reincorporen unos 300 operarios. El conflicto, que generó cortes cerca del aeropuerto esta semana, se mantendrá, según se aprobó en una asamblea realizada en el lugar. Los trabajadores rechazaron la oferta realizada en la última audiencia del Ministerio de Trabajo, que consistía en el reconocimiento de la antigüedad como parte del paquete indemnizatorio, todavía no pagado. “La gran mayoría rechazó la oferta, y votó endurecer las medidas de fuerza, hasta que se cumplan los reclamos”, le confirmó a Gestión Sindical Darío Sánchez, trabajadores de esa planta.

Una vez confirmada la medida de fuerza, los empleados se dividieron en dos grupos, uno que se desplazó a las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de Ezeiza y cortó uno de los accesos, mientras otro lo hizo sobre la autopista Ezeiza-Cañuelas, donde está una de las sedes de la firma. En ese momento, se llamó a una audiencia de emergencia en la cartera laboral, donde según contó Sánchez “podrían hacer una nueva oferta. Hasta que eso no suceda y se consulte con la asamblea, los cortes se mantienen”. Al cierre de esta edición se seguía negociando. En los cortes, los trabajadores aseguraron que tuvieron “algún diálogo” con efectivos de Gendarmería, y por el momento había “una tensa calma”. “En los cortes hay poca presencia de efectivos, salvo en el aeropuerto que hubo gran despliegue de la PSA”, agregó Sánchez, que dijo que por el momento no hay conflicto.

En la asamblea, los gremios del sector se mostraron contrarios a profundizar las medidas. Fuentes de los trabajadores e apuntaron especialmente al Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), que según pudo saber Gestión Sindical “intentó que no se hagan nuevas medidas de fuerza y se acepte la oferta”. “No querían profundizar la pelea, pero las bases empujan, y tuvieron que aceptar”, dijo una de las fuentes, que aseguró que por el momento los delegados aceptan el mandato de asamblea. La crisis de Cresta Roja trajo una interna entre los gremios presentes en la planta. Mientras alimentación, que comanda el histórico Rodolfo Daer, se mostró “más dialoguista” y suele buscar evitar la confrontación, y el gremio de la carne, que intenta ganar espacio con una mirada más combativa.

La semana pasada, los trabajadores de Cresta Roja rechazaron la conciliación obligatoria dictada por el gobierno en el conflicto desatado por el pago de las indemnizaciones a quienes fueron despedidos en los últimos dos años, y emitieron un comunicado en el que explican que “ no están de acuerdo con la medida de conciliación obligatoria dictada por el ministerio da Trabajo”, al considerar que la empresa Proteinsa, compuesta por Ovoprot, Tanacorsa y Grupo Lacau, “ha asumido un compromiso con los trabajadores, el Gobierno actual y ante la Justicia que consistía en reactivar la empresa y pagar las indemnizaciones”.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales