25 de Mayo
de 2024
Actualidad.

Crece el malestar en los gremios por recortes presupuestarios de Massa pero ninguno habla de paro

26. 08. 2022

La FESPROSA alertó sobre los efectos del ajuste en los servicios de salud pública, incluyendo las vacunas. Desde ATE hablan de un «giro conservador».

Cada vez más gremios de distintos sectores se pronuncian en contra de los recortes anunciados por el ministro de Economía, Sergio Massa, que a través de una medida administrativa redireccionó partidas presupuestarias de áreas como educación, salud y vivienda. No obstante, ninguno se animó hasta ahora a amenazar con la convocatoria a un paro por esta situación.

Como se pronunciaron la CTERA y la UDA, la federación médica se quejó del impacto que tendrá la reducción de recursos en el sistema sanitaria, en especial en los servicios en hospitales públicos bajo órbita nacional. Además, no descartaron que haya faltante de vacunas.

En tanto, desde ATE emitieron un documento donde denunciaron un «giro conservador» por parte del Gobierno y analizaron el impacto que tendrá este recorte y el congelamiento de ingresos al Estado, que anunció la ex ministra Silvina Batakis y confirmó al asumir Massa, que afecta a los organismos descentralizados del Estado, donde comenzaron las protestas y las quejas.

A través de la Decisión Administrativa 826/2022, el Ministerio de Economía disminuye el presupuesto vigente en 210 mil millones de pesos, mientras incrementa el gasto en 82 mil millones de pesos, para el pago de salarios. Como resultado, se genera un ajuste neto de 128 mil millones de pesos, que representa un 0,8 por ciento del PBI.

Los primeros en protestar fueron los gremios docentes, ya que al sector educativo le quitaron unos 50 mil millones de pesos, la mayoría destinados al plan Conectar Igualdad. En tanto, para el Ministerio de Salud, el recorte es de 10 mil millones de pesos, lo que genera alarma en la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA).

«Nosotros interpretamos este recorte como un acto político, porque el presupuesto de salud de la Nación ya había disminuido con respecto al año pasado, con recortes para los hospitales modulares y para los contratos», afirmó Jorge Yabkowski, vicepresidente de la entidad.

Antes de la actualización de esta semana, 3 de cada 10 trabajadores cobraban menos que el salario mínimo

En diálogo con Gestión Sindical, Yabkowski remarcó que este ajuste «se une al no ingreso de personal de salud a planta permanente, habida cuenta que de los 4 mil profesionales que están en los hospitales de la Nación tienen más del 80 por ciento de su personal precarizado, lo que se sume a este recorte».

En este sentido, al recorte presupuestario la FESPROSA denuncia suma de salarios «con cifras sub-inflacionarias”. En definitiva, para el dirigente médico estos hospitales, como el Posadas o el Sommer, «no sólo no recibirán mejoras salariales, sino que además no habrá refuerzos de personal si hay por ejemplo jubilaciones, enfermedad o baja de otra índole».

La semana pasada, los gremios de la entidad realizaron una jornada de lucha nacional, para rechazar las políticas iniciadas por Massa.

¿Podrían faltar vacunas?

El recorte en salud tiene como particularidad que está destinado a una única área. Se trata del Programa de Prevención y Control de Enfermedades Transmisibles e Inmunoprevenibles (ProNaCEI), que dejará de recibir esa partida de 10 mil millones de pesos.

Según el Ministerio de Salud nacional, este plan tiene como objetivo principal «disminuir la morbi-mortalidad de las enfermedades inmunoprevenibles mediante la vacunación sostenida de los niños que nacen anualmente, así como de las cohortes sucesivas hasta la edad de seis años, y luego cada 10 años, a través de los distintos niveles operativos».

El recorte puede traer problemas, adelantan algunas versiones, en el normal suministro de vacunas del Calendario Nacional Obligatorio, que en el país cubre unas 12 formulaciones.

Sobre el impacto en la provisión de vacunas, Yabkowski adelantó: «Sabemos que una parte ya se compraron con el presupuesto del año pasado y que hay una reserva suficiente para cumplir con el stock de vacunas para el calendario, pero cómo siga la situación del país se verá el verdadero impacto del ajuste».

Lo que tiene claro el dirigente de la FESPROSA es que la política en general impactará en la atención en el país y las provincias. «Esta baja de presupuesto se inscribe en un recorte general de los servicios del sistema de salud público, junto a un aumento de los subsidios al sector privado, a través de las obras sociales sindicales», relató.

Alerta en los organismos

En tanto, ATE se sumó a las críticas a Massa, y en un documento analizó el impacto que tendrá en cada ministerio, y criticó la política que comenzó Batakis y que afirma y profundiza el nuevo titular del Palacio de Hacienda.

«Es evidente que las medidas anunciadas asfaltan el giro conservador al que hiciéramos referencia en las primeras líneas, cediendo al golpe de mercado y mostrando claramente que en el cumplimento de las metas acordadas con el FMI se está dispuestos a sacrificar las condiciones de vida de nuestro Pueblo, y eso es lo que tratan de demostrar en su próxima visita al organismo los funcionarios del gobierno nacional”», denunció el gremio en el texto,

Sigue el conflicto del SUTNA: Denuncian que tras 17 audiencias las patronales bajaron la oferta

Además, la decisión del ministro de extender a todos los organismos el congelamiento, agudiza la situación. «Las dos situaciones van a complicar el funcionamiento», alertó Marcelo Belelli, coordinador nacional e ATE en la Administración nacional de Aviación Civil (ANAC).

En diálogo con Gestión Sindical, el dirigente recordó que vienen de «un fuerte ajuste y recortes de recursos en la gestión de Mauricio Macri, que la gestión actual no resolvió». Cuando se conoció el congelamiento, Belleli se quejó de la medida, y remarcó que en el organismo, que trabaja en todos los aeropuertos del país, se necesita personal para cumplir con todas las tareas.

«Además, hay que sumarle que los fondos que recauda la ANAC no vuelven al organismo, van al Tesoro nacional que los suma a un fideicomiso que no se puede gastar», agregó el dirigente. ATE hizo un estudio en el lugar que determinó que «se necesitan 400 empleados», que las medidas económicas no favorecen.

Por eso, la entidad se declaró en «estado de asamblea permanente» para que se cumplan una serie de reclamos, incluyendo la incorporación de personal. «Claramente estas políticas de ajusten van en contra de las posibilidades del organismo», concluyó Belelli.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar

Hacé tu comentario

Por si acaso, tu email no se mostrará ;)

Últimas Noticias en Zonales