viernes 5 de marzo de 2021

Conflicto en Latam: trabajadores afirman que el objetivo de la empresa es “volverse una low cost”

Luego de reunirse con autoridades de la ANAC, confirmaron el aumento de las operaciones, lo que los hace dudar respecto del objetivo final de la firma para sus filiales. En tanto, en el Ministerio de Transporte siguen buscando alternativas para evitar que los más de 300 empleados que siguen en conflicto pierdan su fuente laboral. Las autoridades afirman que hay “silencio total” por parte de la firma chilena.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Luego de la movilización de la semana pasada, los trabajadores de Latam tuvieron una reunión clave con las autoridades de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), para llevar sus dudas y reclamos en un conflicto que, como la pandemia, tiene casi un año. Desde que la empresa de bandera chilena anunció que dejaba sus operaciones en el país, de los más de mil empleados apenas 326 siguen con contrato vigente peleando por sus puestos laborales. En esta reunión, el grupo se interiorizó de las últimas novedades respecto al conflicto, y a las negociaciones que el Ministerio de Transporte realiza con otras compañías del sector, para reabsorber al personal en caso de que la firma decida finalmente cerrar toda sus operatorias en la Argentina.

Esta posibilidad no es muy clara para los trabajadores, ya que la Latam aumentó las operaciones en los últimos meses, y creen que en realidad el camino es transformar a las filiales de la aeronáutica en modelos “low cost”, con menos personal y peores condiciones de trabajo. Por el momento, no podrán evitar que los vuelos que mantienen a nivel regional y que salen del país sean operados por personal extranjero. La semana que viene seguirán las reuniones para analizar una salida final al conflicto.

Los trabajadores autoconvocados de Latam fueron recibidos por la cúpula de la ANAC, encabezada por su titular, Paola Tamburelli. Allí se analizó el estado de situación del conflicto nacido el 2020, cuando la firma anunció el fin de sus operaciones de cabotaje. Pese a esto, en los últimos meses se logró una autorización para aumentar las operaciones, y en la actualidad tiene entre 30 y 40 vuelos a Chile, Brasil y Perú, con personal extranjero.

“Hicimos un paseo bastante amplio por varios temas que nos preocupaban mucho, en especial en cuestiones de regulación”, explicó Martín Tomé, delegado de los 326 trabajadores que todavía siguen con contrato y forman parte de este grupo. En diálogo con Gestión Sindical, Tomé sostuvo que “ANAC nos hizo saber que el ECE, Certificado Explotador, que es algo que necesita Latam para mantenerse activa si son esos sus planes, se encuentra hoy suspendido por parte del organismo, por determinados incumplimientos.

Esto significa que las rutas están bajo la misma suspensión, tanto domésticas como regionales e internacionales”. Pese a esto, las operaciones regionales continúan, y para febrero se pidió autorización para operar al exterior desde dos terminales del país, en Córdoba y Mendoza.

Sobre los incumplimientos laborales, que los empleados vienen denunciando, desde la administración recalcaron que la empresa se rige con legislación internacional. “Como tienen filiales en varios países aplica a normativa aeronáutica internacional, por encima de la normativa nacional. Por eso para ANAC Latam no estaría llevando adelante ningún incumplimiento”, dijo Tomé.

Más allá de las cuestiones legales, la gran incógnita es qué pretende hacer la empresa chilena. “La empresa cierra”, le dijeron las autoridades de ANAC a los trabajadores en la reunión de este jueves, a partir de la información que tienen. Pero este grupo autoconvocado cree que esa no es la intención final de la firma.

“Seguimos teniendo dudas respecto de las pretensiones de dejar de operar en el país de Latam, parece que lo que hace es ramificar todos sus incumplimientos, que cada vez son más, en todas sus razones sociales. Seguimos sin tener del todo claro cuáles son sus intereses y sus objetivos finales”, aclaró Tomé. Para el delegado, la empresa “mediáticamente comunica la intención de dejar la Argentina, pero como avanza en términos administrativos creemos que no es su objetivo”.

Para Tomé, la idea es hacer de las filiales compañías estilo “low cost”. “El CEO Roberto Alvo dijo en una entrevista que buscan ‘sacarle ventaja a la crisis, y que su objetivo era reducir de 40 mil a 5 mil empleados en todas sus filiales. Creemos que van a ese sentido, en otros países cerró áreas por completo, comenzó a usar personal tercerizado, despidió personal, redujo salarios y empeoró condiciones. En el país no pudo hacerlo por la legislación robusta que no le permite avanzar en ese sentido”, subrayó el delegado.

Mientras esperan que Latam decida sus próximas acciones, en el Ministerio de Transporte ponen en marcha planes alternativos para cuidar las fuentes laborales. En ese sentido, en la cumbre en la ANAC se confirmó que siguen las reuniones con otras compañías aéreas para la reubicación de personal. “ANAC ratificó que está dialogando con distintas compañías para corroborar la voluntad e interés de incorporar personal de Latam si la empresa así lo decide”, informó Tomé, que anunció que las empresas consultados fueron Jetsmart, Flybondi, Aerolíneas Argentinas, Intercargo, entre otras.

En este sentido, el próximo lunes habrá una nueva reunión en la cartera de transporte para seguir avanzando en esta definición. Más allá de estas gestiones, las autoridades confirman que hasta el momento la empresa mantiene “silencio absoluto” con las distintas dependencias, y no hay comunicación con las autoridades.

La semana pasada, los trabajadores autoconvocados de Latam realizaron una nueva jornada de protesta, con una marcha a la ANAC en la Ciudad de Buenos Aires y luego al Ministerio de Trabajo, donde se movilizaron. Presentamos un escrito a las autoridades, denunciando la reanudación de los vuelos por parte de la empresa, reemplazando el trabajo de tripulaciones nacionales con personal jerárquico extranjero, entre otras irregularidades.

En tanto, esta semana se conoció que la empresa logró extender hasta julio el límite para entregar su plan de reestructuración, y así saber la “hoja de ruta” tiene para todas sus filiales. “Latam pidió una extensión y se la concedió hasta el 30 de junio, por lo cual tiene un semestre más respecto su plan para las filiales”, concluyó Tomé.

También podría interesarte

Bullrich se mostró con uno de los referentes de la flamante Confederación de Trabajadores y Empleadores

La líder del PRO dialogó con productores agrarios junto al titular del SATHA, Gustavo Arreseygor, …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *