miércoles 8 de abril de 2020
Inicio / Actualidad / Con la campaña en el horizonte, Vidal no puede desactivar los conflictos con los estatales

Con la campaña en el horizonte, Vidal no puede desactivar los conflictos con los estatales

Si bien comenzó conversaciones informales con los médicos, sigue sin convocarlos para acordar salarios. La paritaria judicial también está paralizada. Ambos espacios preparan nuevas protestas. En tanto, los docentes y estatales siguen criticando las malas condiciones edilicias en las escuelas.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Con varios reportajes televisivos y una postura de enfrentamiento a la oposición, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal se lanzó formalmente a la campaña electoral, que buscará su reelección y la del presidente Mauricio Macri. En una de sus definiciones, hizo una especie de autocrítica sobre el conflicto docente, admitió que le gustaría “pagarles más” y calificó el conflicto como “innecesario”. En esos mismos días, el gremio SUTEBA denunciaba unos 200 mil alumnos yendo a clases sin calefacción, en medio de la ola polar.

El tema de los conflictos con los estatales es una bomba de tiempo, que el gobierno intenta desactivar, pero que por el momento no logra hacerlo. Esta semana, hubo contactos informales con los médicos, que continuarán la semana que viene, en busca de una oferta salarial para el sector, que hasta ahora no tuvo ningún encuentro. En tanto, los judiciales siguen reclamando una nueva oferta, y harán medidas de fuerza luego de la feria judicial. Si no hay respuestas, podrían volver las protestas en conjunto, como ya hicieron en otro momento. Como si esto fuera poco, los docentes siguen pidiendo por la infraestructura escolar y ATE por la reapertura de paritarias.

La falta de acuerdo con los médicos y judiciales y el fastidio del resto de los estatales por las condiciones laborales pueden generar situaciones incómodas para la Vidal candidata, que en estos días intentará resolver las cuestiones. Pasada la mitad del año, los profesionales de la salud no fueron convocados ni una vez a discutir su paritaria, lo que ya generó varios paros. En estos días hubo contactos informales, que adelantaron una “inminente oferta salarial”, que debería concretarse la semana que viene.

“En principio tuvimos un intercambio y hay una propuesta en curso, lo que hay que terminar los detalles, de los salarial y las cuestiones extra salariales, que son las que más hay que puntualizar”, sostuvo el vicepresidente de CICOP, Fernando Corsiglia. Este viernes el gremio tuvo un congreso extraordinario donde resolvió esperar hasta el sábado 20 de julio para definir los pasos a seguir. “Si en la semana que vienen hay una oferta, en el próximo congreso la vamos a evaluar, si no hay oferta, definiremos las medidas a seguir, pero nos deben convocar”, agregó el dirigente, en diálogo con Gestión Sindical.

Los puentes tendidos luego de varios meses de reclamos parecen estar vinculados con la campaña electoral, que obliga a Vidal a enfrentar la menos cantidad de conflictos posibles. “El gobierno cambió, su forma y su decisión. No podemos dejar de entender que nosotros peleamos mucho para que se abra la paritaria, y segundo que estamos en terreno político-electoral. Estas dos cuestiones hicieron que haya este cambio”, analizó Corsiglia.

En estos primeros contactos informales, admiten los dirigentes de CICOP, el gobierno provincial tomó alguno de los reclamos que vienen haciendo los médicos, algo que fue valorada. “Estamos discutiendo las categorías que se toman para el aumento de los básicos, que podría solucionarse, eventuales retroactivos que hay que tomar en cuenta y la adecuación de la cláusula gatillo que con el resto de los estatales que firmamos para este mes”, remarcó Corsiglia.

En tanto, en la justicia los empleados siguen reclamando para que haya una nueva oferta salarial, ya que no hubo ningún ofrecimiento en los últimos meses. Una fuente de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) le confirmó que Gestión Sindical que “no fuimos convocados ni tuvimos comunicación con el gobierno, ni formal ni informal, como les pasó a los médicos”. Los judiciales recibieron como única oferta a principio de mayo una suba del 7,5 por ciento, que fue rechazada. A partir de allí “el diálogo se paralizó, y no hubo más contacto pese a los reclamos y las actividades de protestas que realizamos”, recordó la misma fuente.

Por su parte, la gestión Vidal otorgó al menos dos subas unilaterales a cuenta de un futuro acuerdo, que no aparece: primero un 7,5 por ciento retroactivo a marzo y a fines de mayo otro 4 por ciento. Como respuesta, el gremio judicial realizó una actividad en la sede de la Corte Suprema de Justicia donde declaró “persona no grata” a la gobernadora.

Por la falta de acuerdo, la AJB no descarta nuevos paros –ya se realizaron media docena desde que se rechazó esa primera oferta –además de otras actividades en conjunto con el resto de los estatales, como la protesta que se hizo en Capital Federal en el marco de la carpa sanitaria levantada por CICOP. Además, hay definidas protestas para la primera semana luego de la feria judicial.

Pero los problemas de Vidal no sólo se limitan a las paritarias abiertas. Las que están cerradas igual son un foco de conflicto, que puede profundizarse en la campaña electoral. Es que tanto docentes como estatales de ATE reclaman distintas cuestiones.

En el primero de los casos el foco está puesto en las malas condiciones de las escuelas, que hicieron que la semana pasada unos 200 mil alumnos bonaerenses fueron a clases sin calefacción, en medio de la ola polar. En cuanto a los empleados públicos, insisten en la reapertura de la negociación salarial, cerrada por UPCN y otros sindicatos aliados.

La semana pasada, un informe elaborado por el gremio SUTEBA denunció las malas condiciones que se viven en los días más fríos en lo que va del año. Según el relevamiento, en total se detectaron 417 escuelas afectadas por los problemas de gas y calefacción, y más de 200 mil alumnos perjudicados por la situación.

El mismo se dio en 20 distritos de la provincia de Buenos Aires, y es una muestra de los problemas que todos los días deben afrontar docentes, padres y alumnos. Las dificultades incluyen falta de gas por corte de la conexión por problemas de seguridad, falta de calefacción, lo que hace además que muchos establecimientos suspendan el servicio del comedor escolar, porque no pueden calentar la comida.

Los problemas se registran en grandes distritos del conurbano bonaerense, pero también en el interior. “Hacemos responsable a la gobernadora Vidal de los graves problemas de infraestructura que ponen en riesgo a la población escolar y dejan a miles de alumnos sin vacantes, la falta de calefacción que se sufre en miles de Escuelas, destinar 27 pesos insuficientes para que coma un chico, del injusto recorte de cupos de comedores escolares y de la falta de implementación del boleto estudiantil para los estudiantes terciarios”, enumeró SUTEBA en un documento, difundido en el marco de una clase pública realizada frente a la Casa de la Provincia de Buenos Aires en reclamo de mejores condiciones en el sistema educativo bonaerense.

También podría interesarte

McDonald’s, Burguer King y Starbucks pagaron menos del 50% de los salarios de sus trabajadores en Argentina

Las firmas multimillonarias descargan la crisis sobre sus empleados. La excusa es la pandemia.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *