29 de Junio
de 2022
Actualidad.

Con el MASA y Caló, la CGT se vuelve a reunir con la unidad como telón de fondo

09. 03. 2016

Los principales referentes de las tres fracciones volverán a reunirse para delinear su futuro inmediato. Por primera vez participará el espacio más cercano al metalúrgico, que llevará sus principales preocupaciones. “Queremos armar una agenda común”, le adelantó a Gestión sindical Sergio Sasia, de la Unión Ferroviaria.

Con la presencia de casi todos los sectores internos de sus tres versiones, la CGT volverá a reunirse esta semana, para delinear la futura unidad. Como ocurrió en los encuentros anteriores –cumbre del hotel Castellar y la reunión con el presidente Mauricio Macri –se analizará la realidad económica y social del país, y se repasarán los reclamos más urgentes del movimiento obrero. Además de los tres secretarios generales, se espera la presencia de integrantes de los principales grupos de poder puertas adentro, como los “independientes”, los “gordos” y los integrantes de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT). Además, a último momento se sumó el Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA), espacio cercano a Antonio Caló, que hasta el momento no había sido de la partida en estos encuentros. Se espera que haya un documento en común, y que se comience a fijar el cronograma que termine con la unidad de la central.

El encuentro entre Caló, Hugo Moyano y Luis Barrionuevo tendrá lugar el jueves por la tarde en la sede del gremio UPCN, en el barrio porteño de Monserrat. El encuentro estaba programado para ayer martes, pero negociaciones de último momento lo postergaron dos días. En especial, se trabajó para que el MASA participe por primera vez de este tipo de cumbre. “vamos a ir un grupo de compañeros, fuimos invitados y decidimos participar”, le confirmó a Gestión Sindical el titular de la Unión ferroviaria, Sergio Sasia. La semana pasada este sector que conduce Omar Viviani y funciona como “mesa chica” de Caló había desistido de estos encuentros, pero con el correr de las horas decidieron sumarse, ante la participación masiva de todos los espacios.

“Vamos a ir con una serie de preocupaciones que tenemos, a exponerlas y analizarlas entre todos. Estamos muy alarmados por la inflación, los despidos y el trabajo no registrado, queremos generar con el resto del movimiento obrero una agenda común de trabajo”, explicó Sasia. Junto al MASA, estarán los referentes de los “independientes” –entre ellos el anfitrión Andrés Rodríguez –y los “gordos”, además de la CATT, que vienen presionando fuerte para que se derogue el Impuesto a las Ganancias, y que la semana pasada le puso plazos a Macri: si no hay novedades en abril vuelven las protestas.

Si bien el temario será “muy amplio”, se entiende que la unidad ocupará un lugar preponderante en la cumbre del jueves. En este sentido, en las últimas horas circuló una vieja idea para intentar la unidad: formar un triunvirato hasta que se logre un congreso normalizador. Esto ocurrió varias veces (la última en 2002) pero el éxito de la medida fue escaso. En una de las últimas reuniones, realizada en la sede e Azopardo, se lanzó esta idea, y que los sillones lo ocupen referentes de las tres centrales, pero que ninguno sea ni Moyano, ni Caló ni Barrionuevo. “No es cuestión de estar tirando dirigentes por la ventana”, afirman en el moyanismo, que entienden que el camionero “tienen cuerda para rato” para liderar el movimiento obrero.

Lo cierto que para el MASA es muy prematuro hablar de un triunvirato, y esperan poder abrir la discusión el próximo jueves. “Va a ser nuestro primero encuentro, no queremos adelantarnos, hay que hacer un debate maduro sobre lo que queremos de la CGT. Y qué le podemos aportar al país como trabajadores”, agregó Sasia.

Cabe recordar que en 2015 se creó una especie de mesa colegiada, que debía ser interlocutora de las tres CGT ante el gobierno. Con 15 miembros, nunca terminó de ponerse en funcionamiento, y hoy está casi desactivada. Esta mesa estará compuesta por 15 nombres, los principales referentes de los grupos que se suman a esta “CGT Azopardo ampliada”. El tanteador marca una tentativa de horizontalidad, ya que el moyanismo anota cuatro nombres (el propio Moyano, Juan Carlos Schmid, Gerónimo Venegas y Omar Plaini), Barrionuevo también tres (El dirigente gastronómico, Horacio Valdez y Carlos Acuña), la CATT dos (Roberto Fernández y Omar Maturano), los “gordos” también dos (Armando Cavalieri y Carlos West Ocampo), y los “independientes” tres sillas en la mesa de unidad (José Luis Lingeri, Andrés Rodríguez y Gerardo Martínez). El lugar 15 lo ocupará un hombre que no reporta a ninguna central, y es mostró cercano a varios espacios: Sergio Palazzo (La Bancaria).

En la previa, como disparador del debate, la CGT de Hugo Moyano difundió sus índices inflacionarios, a través del Observatorio de Datos Económicos y Sociales. Según las cifras que manejan, la inflación de febrero alcanzó el 4,45 por ciento, con fuertes subas en alimentos. En este contexto, una familia tipo necesitó un ingreso mensual de 11.259 pesos para no considerarse pobre. Los datos servirán para marcar el piso de la discusión paritaria que los gremios podrían llevar a cada discusión. En un encuentro previo, la dirigencia sindical acordó que las subas salariales se discutan por rama, y así evitar condicionamientos. Pero estos números marcan que habrá un piso general, y un techo que cada gremio deberá encargarse de llegar.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales