miércoles 14 de abril de 2021
Bullrich junto al ex bailarín y el resto del puñado de asistentes

Con casi nula presencia de gremios, Bullrich fue con Maximiliano Guerra a la segunda reunión de la “pata sindical” del PRO

Ante la falta de dirigentes gremiales pretendió mitigar el vacío con la presencia del ex bailarín con pretensiones de dirigente político.

Patricia Bullrich insiste con su ya casi quimérica idea de instalar una “pata sindical” que responda al PRO, a pesar que todas las cifras demuestran que el paso del macrismo por el Gobierno ha sido catastrófico para el empleo.

La presidenta del PRO fue el número de cierre del segundo plenario de la recientemente fundada Confederación de Trabajadores y Empleadores (CTE), el espacio que intenta simular alguna inserción gremial del macrismo.

Poquísimos dirigentes sindicales

El encuentro reunió apenas un par de dirigentes sindicales que, desplazados de todos los sectores gremiales importantes (“gordos” de la CGT, Frente Sindical, etc) ,se acercaron a Juntos por el Cambio.

Se trata de Marcelo Peretta, el hiperkinético y mediático titular de los Farmacéuticos y Bioquímicos y Horacio Arreceygor, el secretario General del pequeño Sindicato Argentino de Trabajadores Horticultores y Agrarios (SATHA). También algunos empresarios y los dirigentes Waldo Wolf y Ramón Puerta.

Moyano, una obsesión

«Necesitamos una modernización de los sindicatos argentinos. Tenemos que trabajar por un sistema que luche por los trabajadores y los empleadores, y no por los planes sociales y los planeros», disparó Bullrich, omitiendo que el gobierno del cual formó parte duplicó la cantidad de planes sociales, producto de sus políticas de ajuste y desempleo.

Como era de esperar, la referente del PRO también aprovechó el escenario descargar una andanada de ataques contra Hugo Moyano, su enemigo declarado desde hace ya más de 20 años, y lo acusó de «extorsionar a las empresas que quieren trabajar».

“Es inédito lo que estamos haciendo: por primera vez nuestro partido, el PRO, trabaja a fondo con nuevos sindicatos, que además de sumar afiliados y de mejorar salarios, quieren potenciar a las empresas; estamos cambiando de fondo a la Argentina (SIC)”, finalizó su alocución Bullrich.

Puerta, por su parte, dejó muy en claro su pensamiento: «Nosotros bregamos por un sistema occidental con capitalismo, privatizaciones y liberalismo. Lo hicimos en los 90, y lo queremos hacer ahora fortaleciendo este nuevo espacio opositor, que es la única esperanza de la Argentina».

Quien también formó parte del evento fue Richard Read, titular de la Central de Trabajadores de Uruguay, quien reconoció la valentía de la CTE. «Es muy importante lo que están haciendo como confederación, animándose a dar la batalla contra las viejas estructuras gremiales», apuntó.

El resto de los participantes

Lo que le terminó de dar un marco bizarro al acto fue la presencia del (ex) bailarín Maximiliano Guerra, furioso tuitero antiperonista que aparenta ser la última apuesta de Juntos por el Cambio para una Ciudad de Buenos Aires cada vez más polarizada.

También forman parte la Asociación de Mutuales de la Argentina (AMYS), la Asociación de Propietarios de Carnicerías (APC), la Federación de Almaceneros y Polirrubros (FABA), Proyecto PYME, la Cámara de Supermercados Chinos (CASRECH), la Cámara de Comercio Argentino Qatarí, la Cámara de la Actividad Farmacéutica y Bioquímica (CAFYB), la Federación de Comercio e Industria (FECOBA), la Confederación General Empresaria de Capital (CGRA), la Consultora Tecnopolítica, el Movimiento Plural, la Sociedad Italiana y la Cooperativa Docentes.

También podría interesarte

El temor al colapso sanitario y la suba de prepagas, claves para alcanzar el acuerdo en la paritaria de Sanidad

La semana pasada se firmó el cierre del convenio del 2020, que generó incertidumbre en …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *