miércoles 23 de octubre de 2019
Inicio / Actualidad / Choferes del Expreso Lomas confirman una “solución precaria” al conflicto que paraliza el servicio

Choferes del Expreso Lomas confirman una “solución precaria” al conflicto que paraliza el servicio

El Ministerio de Transporte otorgó dos trazas para ser operadas por otras empresas. Hace seis meses que el servicio está suspendido, y sus trabajadores no cobran sus sueldos. “Ahora el juez de la quiebra debe definir”, dijeron los choferes, que afirman que a partir de la orden judicial necesitan 10 días para comenzar a circular. Por razones legales las líneas tendrán otros números.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Hace unos seis meses, todas las líneas de colectivos bajo control de la empresa Expreso Lomas están paralizadas, afectando a más de 50 mil pasajeros que diariamente usan este servicio que une Capital Federal con el sur del conurbano bonaerense. La crisis financiera que se venía arrastrando terminó por hacer quebrar a la compañía, dejando a unos 400 trabajadores con un futuro incierto.

En las últimas semanas, hubo intentos para recuperar la actividad, concesionando algunas de las líneas para que vuelvan a funcionar. Pero en este tiempo no hubo aval de la justicia para dar este paso. Pero esta semana, el propio Ministerio de Transporte nacional anunció que eligió nuevos operadores para al menos dos de las líneas, para comenzar a operar cuando el juez que entiende en la causa de la quiebra lo disponga.

La noticia fue tomada con un optimismo moderado por los choferes, que si bien festejaron la medida dijeron que es una “solución precaria”, y que recién cuando la justicia lo determine se podrá operar a pleno todos los ramales. Hasta el momento, los trabajadores tienen salarios caídos y esperan una audiencia en el Ministerio de Trabajo para determinar la forma en que se pagará esa deuda.

Desde hace varios días que circulan versiones sobre la reactivación de Expreso Lomas, que opera las líneas 165 y 112, entre otras. Incluso, se habló que DOTA, el grupo que opera una veintena de empresas y que es un verdadero emporio del transporte público del país. Pero finalmente el Ministerio de Transporte confirmó que eligió dos nuevos operadores para operar estas dos líneas, a la espera de una solución definitiva.

En la resolución, a la que tuvo acceso Gestión Sindical, se establece que la Empresa de Transporte del Sur SRL se hará cargo de la ex 112, y la General Tomás Guido SACIF hará lo suyo con la ex 165. Lo importante es que los ramales cambiarán de nombre. “La traza de la ex línea 112 unirá Lanús, en el sur del gran Buenos Aires, con Chacarita y se identificará con el número 119. Por su parte la traza de la ex línea 165 conectará Plaza Miserere (Once) con Monte Grande y se identificará con el número 164”, destacó la cartera de transporte. La autorización, advirtió el documento, “queda sujeta a la convalidación por parte de la justicia”.

La causa de la quiebra está radicada en el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil y Comercial N° 14 de Lomas de Zamora, y será el encargado de dar el visto bueno para la reactivación del servicio. “Debemos esperar que el juez defina si aprueba o no la operación, una vez que se dé la orden necesitamos 10 días para poner todo a punto, para comenzar a trabajar”, dijo Leandro Fernández, delegado de los choferes.

Según le confirmó a Gestión Sindical, los trabajadores están “con dos meses de salarios caídos, y seguramente septiembre tampoco se va a pagar”. Por eso, esperan una audiencia con el Ministerio de Trabajo para coordinar con Transporte la forma en que se va a pagar esta deuda. “Tenemos que arreglar cómo vamos a pasar a estas empresas, quién se hace cargo de la deuda salarial, todos temas burocráticos que esperamos que se solucionen pronto, en especial la cuestión de la plata, porque hay mucha necesidad entre los compañeros”, agregó Fernández. En el documento de la cartera de transporte no se hace referencia al tema, pero se asegura que “todos los puestos laborales están garantizados”.

La empresa Expreso Lomas primero fue concursada, varias veces suspendió el servicio, hasta que a principio de este año limitó a uno o dos recorridos el servicio, hasta que se quedó sin colectivos para continuar, y el marzo dejó de funcionar.

La justicia tiene la causa de la quiebra, y pagó los salarios hasta que el gobierno giró los fondos de los subsidios. Si esos recursos, los choferes no recibieron más sus haberes. El juzgado a cargo fue varias veces criticado por los trabajadores porque no tuvo una buena comunicación respecto de las medidas, y ahora deberá decidir sobre la medida del Ministerio de Transporte. “Para nosotros es un paso importante, porque comenzamos a mover el tema para garantizar las fuentes de trabajo”, ratificó Fernández.

Pese a esto, alertaron que se trata de una “solución provisoria”. “La medida de transporte sale precaria y provisoria, quiere decir que después el juez debe decidir sobre la cuestión de fondo, para recuperar todas las trazas”, explicó el referente de los trabajadores. Por eso se cambian los números a las líneas: porque hay una medida de no innovar respecto a las trazas, que no permiten que se adjudiquen sin que se termine de solucionar el tema de la quiebra. “Presionamos muchos para lograr esta solución parcial, ahora debemos trabajar a futuro para que se termine de arreglar el tema de todas las líneas de la empresa”, concluyó Fernández.

El conflicto de la empresa de colectivos se arrastra desde 2018, cuando los empleados concretaron más de un mes de paro por la falta de vehículos para circular. La Justicia intervino y dispuso a la empresa alquilar unidades a firmas afines. A principio de año, Expreso Lomas dejó de pagar el alquiler y los choferes retomaron las medidas de fuerza.

Por un tiempo, otras empresas intentaron comprar parte de los recorridos, o quedarse con los servicios. Una de ellas fue DOTA, el poderoso grupo que maneja unas 80 líneas en todo el país que además se metió en la interna de la UTA, el gremio de los choferes, apadrinando una línea opositora.

Por eso los rumores que ese grupo se que quedaría con algunos recorridos generó rumores, descartados por la cartera de transporte. Pero DOTA tendrá algún tipo de injerencia en la empresa, ya que a través de una sociedad con el Grupo Autobuses tiene participación en la empresa General Tomás Guido, que operará una de las trazas.

También podría interesarte

Por la crisis, los colegios privados ya perdieron 250 mil alumnos en lo que va del año

Así lo detalló un informe de la ONG Defendamos Buenos Aires. Los barrios más afectados …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *