jueves 27 de febrero de 2020
Inicio / Fuera de Megáfono / Avanzan las negociaciones para reincorporar a más estatales despedidos por el macrismo: “Hay voluntad política”

Avanzan las negociaciones para reincorporar a más estatales despedidos por el macrismo: “Hay voluntad política”

Los reingresos masivos en el INTI fueron los primeros de muchos, según anticipan los gremios. Hay pedidos en varias dependencias, y avances concretos para que vuelvan a su puesto miles de empleados desplazados. “Hay una voluntad política de resolver la situación”, aseguran. El hospital posadas y el ministerio de Agroindustria, los próximos que podrían reintegrar personal despedido.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Entre aplausos y gestos de emoción, el martes pasado un grupo de trabajadores del INTI despedidos durante el macrismo volvieron a las oficinas del organismo estatal, luego de ser reincorporados por las actuales autoridades. Esta dependencia fue la primera en acordar este paso, uno de los dos pedidos que los gremios hicieron a este gobierno, apenas asumió.

Incluso, ATE creó una comisión que contabilizó unos 35 mil despidos durante los cuatro años de gestión de Mauricio Macri, un número que los propios ex funcionarios admiten es más alto. A poco más de un mes de asumir Alberto Fernández, en muchas dependencias recién están llegando las nuevas autoridades, que aseguran tienen como prioridad recuperar esos puestos de trabajo. En ese camino, ya hubo reuniones en el Ministerio de Agroindustria, uno de los más castigados por el cierre de programas en todo el país y la baja de mucho personal contratado.

Además, ya hubo un compromiso para empezar a resolver el conflicto en el Hospital Posadas, el único bajo jurisdicción nacional, que la dirección que renunció el 10 de diciembre desmanteló de manera brutal, con unos 1.800 despidos y el cierre de varios servicios esenciales para la población. “Hoy vemos voluntad política de resolver la situación”, dicen los estatales.

La vuelta al trabajo de unos 100 despedidos del INTI es el puntapié inicial para la vuelta de los miles de despedidos del Estado en la era Macri. El 25 de enero de 2018 habían sido despedidos 258 trabajadores, pero por diversas razones -como poseer otros empleos-, el número de quienes regresan al INTI es inferior.

La lucha en el organismo industria se volvió simbólica, no sólo por la cantidad de cesanteados, sino por el ensañamiento de las anteriores autoridades. Incluso hubo una violenta represión en el lugar en una de las jornadas de protesta, y amenazas a la comisión que se formó para rechazar los despidos. La vuelta de los primeros 100 reinstalados se hizo de manera simbólica esta semana, ya que el próximo lunes 20 deben estar cumpliendo funciones.

Fuentes cercanas al lugar le confirmaron a Gestión Sindical que ese lunes habrá un acto en la sede central de la localidad de Migueletes, que contará con la presencia de Nora Cortiñas y otras personalidades de los Derechos Humanos, que acompañaron la lucha estos dos años de los despedidos del INTI.

“Vemos que hay voluntad política de resolver esta situación”, aseguró Juan Manual Sueiro, secretario Adjunto de ATE Capital Federal. El gremio fue parte de la negociación para lograr la reincorporación en el INTI, y además trabajan en otras dependencias para lograr que se resuelvan conflictos que llevan en muchos casos más de dos años. “Estamos discutiendo las distintas situaciones con la Secretaría de Gestión y Empleo Público”, le dijo Sueiro a Gestión Sindical, que adelantó que sus pedidos incluyen varias entidades, como ministerios, entidades descentralizadas y organismos dependientes del Estado.

La secretaría está a cargo de Ana Castellani, que ya se reunió con la dirigencia de ATE y UPCN para avanzar en los distintos reclamos. Según las cuentas que se hicieron en este encuentro, entre las prioridades figuran el SENASA, Fabricaciones Militares, Agricultura Familiar y el Hospital Posadas. “Vivimos un cambio absoluto respecto a lo que padecimos en los últimos años. Estamos en proceso de seguir dialogando, en un marco de interlocución con voluntad política. Además, comprendemos el poco tiempo que tienen las nuevas autoridades al frente delos organismos”, remarcó Sueiro.

Con el antecedente del INTI, en otras dependencias avanzan las negociaciones para primero lograr un número final de despedidos, y luego acordar un plan de reincorporaciones. Uno de los lugares más castigados fue Agroindustria, que incluso antes de ser degradado de su rango ministerial cerró varios programas, dejando un tendal de cesanteados en todo el país.

Para avanzar en este camino, el titular de ATE nacional Hugo “Cachorro” Godoy se reunió con el ministro Luis Basterra, con quien comenzaron a pensar un plan para recuperar los programas y sus empleos. Una de las dependencias más castigadas fue el SENASA, donde las autoridades salientes desmantelaron varias funciones y dejaron cerca de 350 trabajadores en la calle.

“Se lograron reincorporar a cuentagotas, algunos desistieron de su reclamo, quedan 250 que fueron parte de la discusión de Godoy con el ministro. Todavía no se logró nada concreto, pero se espera que luego de lo que pasó en el INTI esto se acelere”, le explicó a Gestión Sindical una fuente de ATE presente en las discusiones de Agroindustria. Como en este caso, en muchos organismos creen que las reincorporaciones se acelerarán.

Según la Comisión de Relevamiento y Reincorporación de los trabajadores y trabajadoras estatales despedidos en la era Macri (CORREDMA), creada por ATE en julio del año pasado, durante el macrismo hubo 35 mil despidos de estatales en toda la administración pública nacional. Desde Cambiemos admiten que hubo 41 mil bajas, pero aseguran que un 75 por ciento fueron contratos y designaciones transitorias que se dieron de baja.

Otra dependencia que ya tiene el diálogo avanzado para recuperar personal es el hospital Posadas. Allí se dio una de las mayores sangrías de personal: se estima que se despidieron 1.800 empleados y profesionales de la salud. Los despidos terminaron por dejar al único nosocomio nacional en una situación crítica, con servicios cerrados y un clima de tensión permanente, al punto que las autoridades de ese momento ubicaron puestos fijos de Gendarmería Nacional dentro del propio hospital.

Como informó esta semana Gestión Sindical, una delegación de la CTA Autónoma, ATE y la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) se reunieron con autoridades del Ministerio de Salud, y además de una paritaria nacional para el sector reclamaron la recuperación de los puestos de trabajo perdidos en el Posadas. “Para nosotros fue clave el compromiso a reincorporar a los cesanteados del Posadas, y a la vez devolverles a los gremios combativos del hospital el código de descuento que las anteriores autoridades le quitaros”, explicó Jorge Yabkowski, referente de la federación médica.

También podría interesarte

Puerto de Buenos Aires: gremios del sector se reúnen este jueves 27 en Asamblea

Desde la Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval anunciaron que realizarán asambleas informativas …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *