miércoles 20 de enero de 2021

Avanza en la legislatura el proyecto para expropiar Papelera Ansabo y que la manejen sus trabajadores

El proyecto de ley tuvo el visto bueno de la comisión de Tierras y Organización Territorial, y está a un paso de ser tratada en el recinto. La idea es que tanto los inmuebles como las máquinas sean legalmente de la cooperativa formada por los empleados, que se constituyó en agosto. Sigue la producción de insumos sanitarios como actividad sanitaria.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

En agosto de este año, a más de un año de su intento de cierre, el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) inscribió a la cooperativa formada por los empleados de la papelera Ansabo, y formalizó su manejo de la empresa. Cerrada por sus dueños en julio de 2019, la tenacidad de los trabajadores la mantuvo activa, y esta semana dio otro paso para su recuperación final. Es que la legislatura de la provincia de Buenos Aires dio el visto bueno para el tratamiento en comisión del proyecto para expropiar la firma ubicada en la localidad de Quilmes y entregarla a la cooperativa Papeleros Organizados y Solidarios (PORYSO), que hoy la maneja.

La propuesta del bloque del FIT dio su primer paso y ahora deberá esperar tratamiento entre los legisladores de al menos tres comisiones, para terminar de discutirse en la cámara baja. La popular papelera sigue trabajando, y una vez iniciada la pandemia se transformó para producir insumos sanitarios, como alcohol en gel, que fueron distribuidos en centros asistenciales de la zona. “Estamos contentos, pero falta un tramo”, dijeron desde la cooperativa, que se volvió emblema de las luchas en la región.

Esta semana, la comisión de Tierras y Organización Territorial de la cámara de Diputados bonaerense aprobó el proyecto de expropiación de la papelera Ansabo. La ley, presentada por la senadora Mercedes Trimarchi y continuado por el legislador del bloque del FIT Claudio Dellecarbonara, entrega los bienes a los trabajadores, que formaron una cooperativa y tienen el aval legal para manejar la firma.

La comisión “aconsejó aprobar la propuesta”, que declara “de utilidad pública y sujeta a expropiación” los bienes de la firma Ansabo. La resolución –que lleva la firma de la presidenta de la comisión Patricia Cubría, Catalina Buitrago, Daniel Lipovetzky, Roxana López, Valentina Miranda y Julio Pereyra –determinó que tanto “los inmuebles, las instalaciones y las maquinarias”.

Ahora, las comisiones de Legislación general y Presupuesto deberán estudiar el dictamen de la primera comisión. “El derecho de trabajar debe ser protegido por el Estado provincial”, enfatizó la resolución, a la que tuvo acceso Gestión Sindical.

Este paso entusiasma a los trabajadores, que siguen produciendo papel y además realizan su tarea solidaria, con la fabricación de insumos sanitarios. “Estamos contentos, pero no sabemos cuándo se podrá tratar en el recinto, esperemos que haya voluntad del resto de los bloques”, sostuvo Jonathan Bonomi, integrante de PORYSO.

En diálogo con Gestión Sindical, el vocero de la cooperativa aclaró que la resolución “es un paso más”, pero que se necesita “la voluntad del ejecutivo para poder terminar el proceso”.

Por eso, Bonomi hizo un llamado “al oficialismo y a la oposición a que apoye esta propuesta”. Para seguir trabajando en este proyecto, el próximo sábado los trabajadores invitaron a participar de un plenario abierto junto a otros trabajadores en lucha. Bonomi confirmó la presencia de los participantes de la gestión obrera de Gotán y la Coordinadora de Trabajadores de Zona Sur.

“El encuentro es para seguir avanzando en la defensa de las gestiones obreras, en apoyo a la expropiación y por la unidad de todas las luchas de los trabajadores”, expresaron los trabajadores mediante un comunicado. “Como siempre, agradecemos a todos y todas los que en estos más de 12 meses de lucha nos vienen acompañando y apoyando, en especial a todas nuestras familias que nos bancan día y noche para sostener la gestión obrera”, agregaron.

La papelera Ansabo de Quilmes cerró sus puertas en los primeros días de julio del 2019. Los 45 trabajadores que se quedaron sin empleo denunciaron en su momento que les adeudan el pago del último sueldo, el aguinaldo y la indemnización por el despido. Los dueños habían indicado ese mes que todo el personal se tomara vacaciones, ante la crisis que atravesaba la compañía por la caída de las ventas y la dificultad para conseguir materias primas. Pero el día en que debían reincorporarse, fueron citados parta informarles que la fábrica iba a cerrar.

En tiempos de pandemia, la cooperativa se puso en funcionamiento, con un fin sanitario: en plena pandemia comenzaron a producir insumos sanitarios. Para eso, se firmó un acuerdo entre los trabajadores y varias instituciones de la zona, para que apoyen la producción de estos productos, como alcohol en gel, para luego proveerlos para prevenir el coronavirus. En ese sentido, la cooperativo tuvo convenios con la secretaría de Salud del gremio SUTEBA de Quilmes y la Secretaría de Deportes del centro de Estudiantes de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ).

En septiembre de este año, una vez que la cooperativa fue reconocida oficialmente, comenzaron una campaña para apoyar la ley de expropiación presentada en la legislatura de la provincia de Buenos Aires. La idea es apoyar la posibilidad de una gestión obrera en Ansabo, y que pueda mantenerse activa. En este sentido, las firmas serán remitidas a la legislatura para buscar mayor apoyo para la aprobación del proyecto de ley de expropiación. Agrupadas, estas experiencias buscan “marcar un camino para enfrentar los cierres de fábricas que imponen empresarios vaciadores y especuladores”.

También podría interesarte

Camioneros de Santa Fe reclamaron vacunas contra el Covid

El sindicato conducido por Sergio Aladio se lo pidió a los gobiernos nacional y provinciales, …



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *