20 de Mayo
de 2022
Fuera de Megáfono.

Aseguran que Moyano sigue hasta el 22 “para evitar discusiones internas” en la CGT Azopardo

16. 07. 2016

La decisión de prorrogar el mandato del camionero se dio “ante la falta de acuerdo de cómo seguir”, aseguran las fuentes del moyanismo. Influyó la autoproclamada candidatura de Gerónimo Venegas, que “sorprendió y disgustó”. “Poner al ‘momo’ es poner a Macri”, admiten. El interinato de Moyano seguiría “hasta que haya unidad”.

El martes pasado, ante la juventud sindical, Hugo Moyano anunció sus últimas 48 horas como titular de la CGT, versión Azopardo. Pero algo paso, y el jueves, en un congreso que debería ser el último anunció que se mantendrá al frente de la central hasta el 22 de agosto, cuando el confederal tenga la difícil tarea de lograr la unidad. En esos dos días, el camionero decidió mantenerse como titular del espacio, pese a que sus aspiraciones están más vinculadas hoy al fútbol que al sindicalismo. La decisión, afirman en su entorno, tiene que ver con la disputa interna que existe en esa central, que si bien tiene un candidato formal –Juan Carlos Schmid, bendecido por el propio Moyano –cuenta con algunas fricciones, ya que Gerónimo Venegas se lanzó esta misma semana como candidato por fuera, y sigue el malestar por no sumar a pablo Moyano a los posibles integrantes del triunvirato. Además, existe un dato extra: si el 22 no hay acuerdo, el actual secretario general deberá extender mandato.

La decisión de Moyano se cristalizó en el cónclave realizado ayer jueves en la sede de Azopardo de la CGT, cuando se vencía su mandato al frente de la central. Allí, se decidió formar una comisión normalizadora, que conducirá el espacio hasta el confederal del 22 de agosto. La misma estará encabezada por el propio dirigente camionero, que de esta forma estira poco más de un mes su conducción. Antes, los rumores indicaban que sería Schmid el que quedaría al frente de la comisión, aunque también pretendían ese cargo Guillermo Pereyra –secretario Adjunto y virtual número dos de esa CGT –y Venegas.

“Hugo sigue porque no hubo acuerdo interno de quién debía estar al frente de esta etapa”, le dijo a Gestión Sindical un dirigente del moyanismo. En este sentido, agregó que “no tenía sentido discutir conducción por un mes, para evitar que eso genere fricciones, se decidió que Moyano siga. Fue la decisión más inteligente”. Una vez decidido esto, el camionero mantuvo su discurso de apuesta a la unidad. En el microestadio de Ferro –donde se hizo el acto –Moyano aseguró que “vamos a seguir peleando por los intereses y derechos de los trabajadores, sea quien sea y con quien tengamos que pelear”. “Cuéntenme entre ustedes, porque la única forma que me hace sentir que no pierdo vigencia es estar a su lado”, agregó.

Uno de los motivos que más pesó a la hora de tomar esta decisión fue el repentino lanzamiento de Gerónimo Venegas a la conducción de la CGT. Reunido con varios gremios cercanos al gobierno, en la sede de las 62 Organizaciones Peronistas, el “momo” se hizo de un documento firmado por los dirigentes que asistieron donde apoyan la posibilidad de ser secretario general de una CGT unificada. “La verdad, la decisión sorprendió”, aseguraron desde el moyanismo, que además reconocieron que la movida “no gustó”. “El ‘momo’ es querido por todos, pero ponerlo al frente de la CGT es poner a Macri”, admitieron.

El mandato al frente de esta comisión normalizadora es, en principio, hasta el 22 de agosto, pero si ese día no hay unidad, Moyano seguiría al frente de la central. “Creemos que habrá acuerdo, pero si eso no ocurre, Hugo se mantendrá en su cargo, no vamos a dejar la CGT sin conducción”, destacó la dirigencia. En este sentido, deberá ser esta comisión la que llame a eventuales elecciones de autoridades si fracasa el proceso de unidad, aunque todos coinciden que pese a las complicaciones la unidad llegará.

Otro factor que se tuvo en cuenta en la continuidad de Moyano fue el plan de lucha lanzado por la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), que a principios de agosto podría iniciar protestas nacionales, por temas que van desde la inflación al Impuesto a las Ganancias. Esta semana, se confirmó que el 4 de agosto se reunirá de nuevo el plenario de secretarios generales, y podrían tomar “medidas de acción directa”. Para evitar que Schmid quede al frente de una posible protesta contra el gobierno, se mantuvo a Moyano en el cargo. En esa reunión, la CATT ratificó el apoyo a su conductor como hombre del moyanismo para la unidad, y hubo un tono más crítico respecto a la realidad del país.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales