26 de Junio
de 2022
Actualidad.

Alarma entre municipales por versiones de la suspensión de la ley de paritarias bonaerense

23. 12. 2015

En el ámbito legislativo se afirma que se podría prorrogar la fecha en la que entra en vigencia en nuevo régimen de negociación laboral, una ley largamente peleada por los gremios del sector. La FeSiMuBo se declaró “en estado de alerta y movilización”.

En 6 de enero del año que viene, los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires deberían, según la flamante ley 14.565, tener sus convenios colectivos de trabajo aprobados. Discutidos en una mesa con los gremios, estos son la aplicación formal de la nueva normativa, que entre otras cosas permite por primera vez en la historia paritarias locales y otros muchos beneficios a los trabajadores municipales. Por el momento, una minoría firmó los convenios, mientras la gran mayoría todavñio no dio ni los primeros pasos. La ley establece que al pasar la fecha límitem ingresará el régimen supletorio como marco regulador de las relaciones laborales en las comunas. Pero en los últimos, versiones indicaron que el gobierno bonaerense analiza prorrogar ese plazo, lo que dejaría a la ley en “stand by”. Incluso desde el bloque del ahora oficialismo piensan en una acción más radical: una nueva normativa.

Las versiones sobre la prórroga de la fecha límite o la suspensión de la ley pusieron en alerta a los gremios municipales. Desde la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FeSiMuBo) se declararon en “estado de alerta y movilización”, por la posibilidad de que se intente dejar sin efecto la nueva ley, presentada por el diputado provincial Hernán Doval y promulgada en julio de este año. “La Federación, en plenario general de la Provincia, decidimos declarar estado de alerta y movilización en todo el territorio de la Provincia de Buenos Aires ante las versiones de una prórroga en la parte supletoria de la Ley 14656 que vence el 6 de enero próximo”, remarcó un comunicado emitido por la entidad, que lleva la firma de su titular Rubén “cholo” García.

El régimen supletorio es una norma que regirá hasta que el convenio en cada municipio se firme. El mismo establece normas generales, como el pago de horas extras o las licencias para el personal, y sirve para salvar la falta de normativa a nivel local. Las versiones indican que el gobierno de María Eugenia Vidal intentará posponer su puesta en marcha un tiempo. Una fuente legislativa le confirmó a Gestión Sindical que entre los diputados del bloque de Cambiemos se habla “de prorrogarla seis meses, o incluso un año”. Esto se haría por vía de un decreto, aunque no está claro si legalmente funcione. Además, ya se iniciaron algunas conversaciones con otros bloques políticos, en especial en Frente Renovador, para avanzar con una ley que pueda modificar esto. La misma podría ser tratada en las sesiones extraordinarias, que además darán el visto bueno al presupuesto.

Un dato que no es menor es que el massismo, cuando la ley se trató en 2014, votó en contra de la misma, tanto en Diputados como en el Senado. Los legisladores del Frente Renovador tienen hoy un acuerdo tácito con el bloque de Vidal para llevar adelante varias leyes en especial la proyección de gastos, y estarían analizando darle curso a este pedido de la gobernadora. La prórroga beneficiaría a los intendentes, en especial los que asumieron el 10 de diciembre pasado, ya que les daría tiempo de acomodar sus números, en algunos casos bastante revueltos por el recambio político.

Pero la medida será resistida por el Frente para la Victoria y los gremios municipales. “La modificación de la ley no puede llevarse adelante para proteger a intendentes ineficientes que mal administran sus municipios”, se quejaron desde FeSiMuBo. Además, rechazaron la excusa puesta por muchos jefes comunales, que afirman que no pueden hacer frente a los gastos que esta nueva ley implica. “Es mentira. El régimen supletorio no trae ninguna erogación extra a los municipios, que deben seguir negociando el Convenio Colectivo de Trabajo. Si no quieren la ley es porque quieren mantener más tiempo la flexibilización”, se quejó un dirigente municipal ante la consulta de este medio.

Si logra su cometido, Vidal lograría calmar a muchos intendentes –de todo color político –que creen que la nueva ley podría traerle problemas en sus finanzas. Hasta ahora, más allá de un encuentro formal, la gobernadora no tendió lazos concretos con los jefes comunales opositores, que son muchos, y que esperan señales para saber cuál será la relación con la flamante administración.

Temas relacionados / /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales