viernes 16 de noviembre de 2018
Inicio / Actualidad / Tregua en el subte: principio de acuerdo entre metrodelegados y Metrovías

Tregua en el subte: principio de acuerdo entre metrodelegados y Metrovías

Las partes firmaron un acta acuerdo que destraba el conflicto que se vive en todas las líneas porteñas. El gremio informó que acordó una suba salarial del 29,1 por ciento, más un pago no remunerativo y otras mejoras. Además, como hay cláusula de revisión por inflación, la cifra podría mejorar con el tiempo. “Le torcimos el brazo al gobierno”, festejaron desde el gremio.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Luego de cuatro meses de conflicto, donde los trabajadores realizaron paros y distintas medidas contra el acuerdo firmado por el gremio UTA, finalmente hay un principio de acuerdo entre la empresa Metrovías y los llamados metrodelegados. Luego de una audiencia realizada este jueves, las partes lograron un entendimiento, que incluye un aumento salarial para los empleados de todas las líneas cercano al 30 por ciento. El mismo incluye una suma remunerativa y el pago del ajuste por inflación de la paritaria del año pasado. El acuerdo se dio luego que el gremio anunciara un paro total de tres horas en todas las líneas, en el marco del rechazo al acuerdo salarial firmado sin su consentimiento, que avalaba un aumento salarial del 5 por ciento. El acuerdo incluye la revisión de la evaluación de la inflación, por lo que se cree que podrá subir unos puntos en esa instancia. “Le torcimos el brazo al gobierno”, festejaron desde el sindicato.

El acuerdo entre Metrovías, la empresa SBASE y la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) se firmó en la tarde del jueves, luego de una cumbre en la sede de la Subsecretaría de Relaciones del Trabajo de la Ciudad de Buenos Aires. En el documento, ambas partes declararon “sus esfuerzos de diálogo continuo y voluntad de respeto recíproco”. El acuerdo se dio luego que los metrodelegados fueran convocados a negociar, y decidieran sus pender las medidas de protestas planificadas para ayer miércoles, que incluían la paralización de 13 a 16 de todas las líneas de subte. Luego de la audiencia, las partes se mostraron satisfechas por el acuerdo conseguido, que deberá ser homologado en las próximas horas.

En material salarial, el convenio firmado fija una pauta salarial del 29,1 por ciento para los trabajadores. Esta cifra se desprende de la suba para todas las categorías del 25,5 por ciento, más el agregado del porcentaje de la revisión salarial de la paritaria 20117, que alcanza el 3,6 por ciento. Además, informe el acta al que tuvo acceso Gestión Sindical, con los haberes del mes de agosto a cobrar en septiembre se abonará el retroactivo sólo por el mes de julio y la suma no remunerativa de 4 mil pesos, como retroactivo de los meses anteriores”. Además, como otro dato destacado del acuerdo, se dejará de descontar a los empleados el por 1 ciento compulsivo por no ser afiliados al gremio de la UTA. El acuerdo tendrá vigencia hasta el mes de febrero de 2019.

“Le torcimos el brazo al gobierno nacional y al de la Ciudad. Con o sin papales, nuestro camino es la lucha”, le dijo un metrodelegado a Gestión Sindical, apenas terminado el encuentro que finalizó con el acuerdo. La referencia al juicio que le quitó la personería gremial a la AGTSyP, y le permitió firmar a la UTA un acuerdo por debajo a las pretensiones de los trabajadores del subte, es más que clara. En este camino, hubo cuatro meses de protestas, que incluyeron paros rotativos, levantamiento de molinetes, encuentros con pasajeros (donde entrega información de la situación del servicio, un café y los motivos de la protesta), entre otras cuestiones. El miércoles se iba a realizar un paro de actividades en todas las líneas del servicio, pero la convocatoria a la mesa de negociación lo suspendió. “Vuelven a llamarnos a la mesa de diálogo para discutir paritarias, como resultado de cuatro meses de conflicto que hemos llevado adelante con aperturas de molinetes, mesas de café con usuarios y paros. Por tal motivo, informamos que suspendimos las medidas de autodefensa resueltas por las asambleas de base para el día de mañana (por el miércoles)”, explicaron el gremio en su momento.

Además, el acuerdo es una suerte de reconocimiento al gremio, al que en cada protesta algunos consideraban ilegales, porque la personería gremial está hoy en manos de la UTA. La disputa lleva muchos años, y en 2015, antes que Carlos Tomada deje el Ministerio de Trabajo, se resolví favorablemente a la asociación, que recibió la personería. Pero un fallo judicial se la devolvió al gremio de choferes de colectivos, una puja legal que sigue abierta. “La representación de los trabajadores del subte no está en duda”, afirman los metrodelegados. Sino que “miren lo que sucede en todas las líneas”.

el acuerdo firmado este jueves incluye una cláusula de revisión salarial. “La partes acuerdan que una vez conocido el Índice de Precios al Consumidor (IPS) que confecciona el INDEC correspondiente al mes de septiembre de 2018, se reunirán para monitorear la evolución de los salarios convenidos en el presente y su correlato con el incremento del costo de vida”, fija el documento final. En este sentido, en medio de la corrida cambiaria y la devaluación del peso, parece claro que deberá “tocarse” el acuerdo, ya que la proyección de la inflación, por arriba del 30 por ciento antes de esta crisis, tendrá números más impactantes. “Seguiremos luchando para pelear por una mejora, y no perder poder adquisitivo”, adelantaron desde el gremio.

 

También podría interesarte

La crisis sigue destruyendo puestos de trabajo: denuncian despidos en la histórica fábrica Siam

La emblemática marca de heladeras despidió a 20 empleados de su planta de Avellaneda, y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *