martes 2 de junio de 2020
Inicio / Actualidad / Paritarias de Sanidad: por qué se complica el acuerdo con los empleados de droguerías
empleados de droguerias

Paritarias de Sanidad: por qué se complica el acuerdo con los empleados de droguerías

Las partes llevan negociando casi un mes, pero todavía no hay acuerdo. Un pedido encubierto para aumentar el precio de los medicamentos, clave para que no cierren las cuentas. Además, buscan ponerle un techo a las paritarias del sector salud que se vienen. Las farmacias piden declarar “de interés sanitario” la actividad, para evitar cortes de servicios.

Desde hace más de un mes, la paritaria en el sector droguerías está trabada. La falta de acuerdo entre la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA) y las distribuidoras de medicamentos puso varias veces en peligro el suministro a farmacias, lo que generó faltantes peligrosos para la salud de miles de pacientes. Detrás, existe una disputa entre el gobierno y el sector farmacéutico por la política de precios de los medicamentos, y un intento de “disciplinar” a los gremios que todavía no discutieron su acuerdo salarial 2015.

Por el momento, las negociaciones entre FATSA y la Asociación de Distribuidoras de Especialidades Medicinales (ADEM) están trabadas. La conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo está vigente hasta el 30 de junio, pero durante esta semana las farmacias denunciaron que algunas droguerías restringieron la entrega de medicamentos, por asambleas y bloqueos. Desde el gremio de la Sanidad rechazaron estas acusaciones, y remarcaron que si faltan fármacos es “por una maniobra de los laboratorios”, en muchos casos dueños o con participación de las distribuidoras.

En las últimas horas un acuerdo entre la industria farmacéutica y la secretaría de Comercio Interior abre la puerta a un acuerdo en la paritaria. Es que el gobierno dio luz verde a una suba de precios de los medicamentos cercana al 3 por ciento a partir de julio, más otro incremento en agosto, lo que permitiría a ADEM hacer frente a la suba del 33 por ciento que pide el gremio. Hasta ahora, la mayor cifra ofrecida por la patronal había sido del 28 por ciento. “Las droguerías se llevan parte de este aumento, por eso no mejoraban la oferta. Ahora que tienen el aumento, creo que se encamina el acuerdo”, le dijo a Gestión sindical una fuente del sector. Además, se culpó a los grandes laboratorios de presionar al sector minorista para no cerrar hasta que no esté garantizada la suba por parte del gobierno.

El sector farmacéutico está formado por una cadena de comercialización de tres partes: los laboratorios, las droguerías y las farmacias. Los primeros son los encargados de producir los medicamentos, y son los grandes dominadores de la escena. En tanto, los segundos distribuyen los tratamientos, y son los de mayor concentración, ya que no más de 12 firmas conforman el sector. En tanto, las farmacias son el sector minorista, con más de 12 mil mostradores en todo el país, encargadas de dispensar a los pacientes los fármacos.

Cuando comenzó el conflicto, el gremio de la Sanidad realizó asambleas y bloqueos en las distribuidoras. Esto afectó la normal llegada de medicamentos a las farmacias. El sistema actual hace que los medicamentos lleguen dos veces por día a los mostradores: una por la mañana y otra por la tarde. Por como quedó armado el mecanismo de pagos, los farmacéuticos realizan compras diarias pequeñas, para evitar los grandes stock. Además, las farmacias pagan por entrega los productos, mientras la seguridad social –obras sociales y prepagas –pagan a 60 días mínimo, lo que complica el sistema de pagos.

Por esto, en las farmacias se sintieron “rehenes” de la situación, y reclamaron que se limite la posibilidad de cortar el suministro de medicamentos. En este sentido, Néstor Caprov, titular del Colegio de Farmacéuticos de Lanús aseguró que “toda la cadena de suministro de medicamentos debería ser declarada servicio sanitario esencial, y así evitar su interrupción”. En diálogo con Gestión Sindical Caprov recordó que los cortes y problemas en el suministro hicieron que muchos pacientes “no recibieran fármacos que son esenciales para su calidad de vida, como insulina u otros. Esto debería evitarse, declarando de interés público la actividad”.

Desde el gremio de sanidad cuestionaron la idea, y vincularon los faltantes a maniobras realizadas por las propias patronales. “Hace 2 semanas que estamos con conciliación obligatoria y aceptándola. No estamos con medidas de fuerza. Evidentemente hay algunos pícaros que se aprovechan para desabastecer, esperando que aumente algún medicamento”, dijo el titular de la delegación La Plata de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), Pedro Borgini.

Además de esta situación, sectores sindicales vincularon la falta de acuerdo a un intento de poner freno a las otras paritarias que se tienen que discutir en el sector de la salud. Es que luego de los empleados de droguería, deben discutir salarios los trabajadores de laboratorios, de hospitales, visitadores médicos y de clínicas y sanatorios. “Si se cierra por encima del 30 por ciento, sin compromiso de fondos del gobierno, se genera un efecto dominó, y el resto va a pedir lo mismo. Por eso esta paritaria es tan compleja”, admitió la misma fuente.

Alertados por esto, los sectores que deben discutir salarios en breve alertaron que no aceptarán ningún techo. Mediante un comunicado de prensa, la Asociación Agentes de Propaganda Médica de la República Argentina (AAPM) “rechaza el techo salarial que se intenta imponer en las discusiones paritarias”, y se solidariza con los sindicatos que se encuentran llevando adelante acciones gremiales para lograr acuerdos “que defiendan el poder adquisitivo de los trabajadores”. El gremio adelantó que pedirá un 38 por ciento en la próxima ronda paritaria.

También podría interesarte

ypf

YPF desmiente noticia falsa de Clarín: aclara que no suspenderá personal si se extiende la cuarentena

Desmintió versiones periodísticas y aseguró que «no existe en la compañía ninguna iniciativa» para «licenciar …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *