21 de Octubre
de 2021
Fuera de Megáfono.

La posible candidatura de Pablo Micheli a diputado nacional abre la interna en la CTA Autónoma

17. 06. 2015

El titular de la central obrera podría ser parte de la nómina a diputados nacional de Progresistas, el espacio que encabeza Margarita Stolbizer. El ofrecimiento ya fue formalizado, y ahora esperan que el estatal defina. En Unidad Popular, el espacio que lidera Víctor de Gennaro, no ocultan su malestar.

Cuando en 2011 el Frente Amplio Progresista (FAP) logró el segundo lugar en las elecciones generales, muchos se esperanzaron con la construcción de un espacio político de centroizquierda, que pudiera hacer de contrapeso al oficialismo justicialista (y sus variantes opositoras). Pero la llegada de la UCR al espacio, un acuerdo plasmado en 2013 con la formación de UNEN (que la dinámica de la política hizo que ya desapareciera) terminó por separar a las partes, en especial Unidad Popular, la fuerza que lidera Víctor de Gennaro. Lanzado de lleno a su candidatura presidencial, el ex titular de la CTA busca revertir el fracaso de Podemos, que en 2013 no puso pasar las PASO. Para eso, pretende alinear a los gremios del sector, aunque en estos días surgió una interna inesperada: la posible candidatura de Pablo Micheli, el ahora titular de la central, por el espacio de Margarita Stolbizer. Si se terminan enfrentando, los estatales abrirán una grieta en la CTA Autónoma, que puede erosionar el funcionamiento gremial de un espacio marcado por la horizontalidad y la democracia sindical.

La posible candidatura de Micheli sonó ya en 2013, cuando la CTA opositora apoyó el frente Podemos. Pero para estas elecciones, la postulación sería por Progresistas, el espacio que forman el GEN, Libres del Sur y el socialismo, y que encabeza Margarita Stolbizer como candidata presidencial. El dirigente ya anunció su deseo de ser candidato, siempre y cuando esto no ponga en juego “la autonomía de la central”. El ofrecimiento llegó luego de un encuentro en la sede capitalina de la CTA, y de un encuentro en el interior de la provincia de Buenos Aires.

En el entorno de la CTA adelantaron que “no habrá un apoyo formal por ningún candidato”, aunque muchos dirigentes no ocultan su acercamiento a De Gennaro. Una de las diferencias entre el “tano” y Micheli es qué hacer con el secretariado general. Cuando decidió formar el brazo político, De Gennaro renunció a la central, y trató de no meterse en su funcionamiento interno. Cuando se produjo la fractura –en las elecciones del 2010 –en la antigua dirigencia quedaron algunos resquemores respecto al manejo de la crisis. Por estas cuestiones, en UP creen que si Micheli quiere ser candidato “debe dejar la titularidad de la CTA”.

Cuando a comienzos de este año la central recibió a Sergio Massa, se advirtió que cualquier encuentro con políticos tenía un carácter institucional. “La CTA es autónoma, así que más allá de nuestras simpatías políticas nuestro objetivo de máxima es ser defensores a ultranza de los intereses de los trabajadores”, indicó Juan Carlos Giuliani, secretario de Relaciones Institucionales de la CTA. “Más allá que muchos estamos alentando la candidatura de Víctor, fundador de la central y con una trayectoria intachable, la CTA en ese punto no se va a pronunciar por ningún candidato, tratando de conversar con todos los precandidatos para llevarles nuestros pliegos de reivindicaciones que creemos se deben poner a consideración del electorado”, ratificó Giuliani. Si bien la mayoría de la dirigencia se muestra cercana a De Gennaro, la posible candidatura de Micheli abre una interna, y nadie se anima decir hasta qué punto se puede profundizar.

Desde Progresistas, admiten que hubo contactos, pero no terminan de confirmar la postulación, ya que aseguran que “el armado nacional y provincial está muy difícil, y hay pocas definiciones”. Un dirigente del GEN el explicó a Gestión Sindical que el ofrecimiento puede ser parte de una estrategia para atraer a Unidad Popular al frente, algo que finalmente no sucedió. “Cuando se le ofreció volver al espacio, Víctor puso muchas condiciones, una locura de cuestiones. Por eso Margarita se acercó a Micheli, para bajar esos requerimientos”, reconoció el dirigente en estricto off the record. Lo cierto es que los frentes se anotaron el pasado 10 de junio separados, dejando esta estrategia caduca.

Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales