16 de Octubre
de 2021
Actualidad.

La línea 60 circula con servicio reducido y el conflicto no cesa

03. 07. 2015

El delegado del personal advirtió que tienen «combustibles para hacer funcionar la línea parcialmente para dos o tres días más, y después de eso nadie sabe lo que puede pasar».

La línea 60 presta un servicio reducido al cumplirse una semana del conflicto que enfrenta a los choferes con la empresa Monsa, pese a que rige la conciliación obligatoria violada por ambas partes y sin intervención del gobierno.

El servicio reducido afecta a más de 250 mil pasajeros que diariamente utilizan la línea entre la terminal de Constitución, y las distintas cabeceras de la zona norte del Gran Buenos Aires.

El delegado del personal, Néstor Marcolín, explicó que «funciona un servicio entre Constitución y Puente Saavedra y desde allí parten otras unidades hacia las cabeceras de Escobar, Tigre e Ingeniero Maschwitz».

Marcolín explicó que los choferes decidieron hacer funcionar parcialmente la línea «porque tenemos el deber social de cumplir con un servicio público, cosa que no está haciendo la empresa, y ante la quietud de todo los organismo del gobierno que debieran intervenir.

El delegado del personal advirtió que tienen «combustibles para hacer funcionar la línea parcialmente para dos o tres días más, y después de eso nadie sabe lo que puede pasar».

Los choferes decidieron hacer circular las unidades sin cobrar boleto, pese a no contar con la autorización de la empresa, que advirtió a los usuarios que no están cubiertos por ningún seguro en caso de accidente.

Los conductores mantienen la protesta por el despido de 47 empleados y salieron a trabajar tras cinco días sin prestar servicio por lo que denunciaron como un lock-out patronal, por lo que unos 70 colectivos circulaban sin cobrar boletos.

Marcolín explicó que «un fiscal ordenó impedir la salida de unidades de la cabecera Maschwitz» que se encontraba custodiada por móviles de la policía.

El servicio parcial se mantiene entre las 6 y la medianoche, y circulan alrededor de 70 de las 340 unidades con las que cuenta la empresa.

El delegado reclamó al Gobierno que «obligue a la empresa a reanudar el servicio y levante el lockout patronal, ya que si le entrega en subsidios a la empresa 34 millones de pesos mensuales está en condiciones de obligar a la empresa a trabajar, porque se trata de un servicio público».

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales