viernes 14 de diciembre de 2018
Inicio / Actualidad / La CTA Autónoma desafió a Triaca, votó masivamente y eligió nueva conducción

La CTA Autónoma desafió a Triaca, votó masivamente y eligió nueva conducción

La central obrera desoyó el pedido de suspensión del Ministerio de Trabajo y realizó sus comicios en todo el país. El oficialismo se adjudicó el triunfo, pero se cree que deberá ser avalado por la justicia. Hubo denuncias de “intimaciones y hostigamiento” en varias dependencias estatales. Veedores internacionales participaron de la elección, que formaliza la separación de la fracción Perón del sector que lidera Pablo Micheli.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Pese a que un día antes el Ministerio de Trabajo nacional intentó suspender las elecciones, la CTA Autónoma fracción Perón votó este miércoles 8, en el marco del proceso que terminará de formalizar su ruptura con el sector de Pablo Micheli. Con la apertura de unas 3 mil meses, miles de afiliados de todo el país eligieron los cerca de 16.500 cargos por voto directo, en unos comicios marcados por la polémica con la cartera laboral. Es que además de la resolución a pocas horas de iniciar el proceso de votación, desde la central obrera denunciaron que hubo “constantes trabas” para que se pueda realizar la jornada con normalidad, e incluso en algunas dependencias estatales, se intentó prohibir que se abran las mesas. Pese a esto, la concurrencia estuvo dentro de lo esperado, y se puso realizar el acto electoral. En horas de la noche, la lista oficialista, que encabezaron el visitador médico Ricardo Peidro y el dirigente estatal Hugo “Cachorro” Godoy , junto a la dirigente de CONADU Histórica Claudia Baigorria, se adjudicó el triunfo.

Según informaron fuentes de la Lista 1, cerca de 240 mil trabajadores, entre integrantes del sector privado, público y de organizaciones sociales, se dieron cita en los comicios de este miércoles. Cerca de las 22 horas, el oficialismo se adjudicó el triunfo, que fue admitido por los integrantes de la Lista 6 Multicolor, que conformaron sectores clasistas y encabezó la dirigente docente Ileana Celloto. Si bien no se difundieron los resultados finales, los comicios marcaron un fuerte respaldo a la actual conducción, que ganó además, en los recuentos iniciales, las principales seccionales de todo el país. En total, se votaron cerca de 16.500 cargos, entre ellos comisiones ejecutivas nacionales, provinciales, regionales y congresales. Durante las elecciones, una carpa de la central obrera estuvo presente frente al Congreso de la Nación, donde se organizaron actividades y se movilizaron como parte de la vigilia durante el debate y tratamiento de la ley de interrupción voluntaria del embarazo.

Los comicios estuvieron marcados por la tensión que generó la notificación de Trabajo de que las elecciones estaban suspendidas. La misma respondió a una presentación de Micheli, que a fines de junio hizo su propio acto electoral, con la pequeña estructura que le quedó luego de la fractura de hace unos años. En la previa, la conducción de la CTA dijo que se iba a votar igual, y garantizó junto a la oposición clasista la elección. Para esto, la conducción interpuso un recurso del artículo 62 de la ley Sindical que suspende los efectos de la disposición del Ministerio. “Además, el equipo jurídico estudia la responsabilidad penal de los firmantes y de los funcionarios que dispusieron una medida arbitraria e inconstitucional”, sostuvo su dirigencia mediante un comunicado, y agregó una denuncia ante la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo. “Hubo aprietes e intimidaciones”, afirmaron fuentes de la central. Consultadas por Gestión Sindical, las mismas le apuntaron no sólo a la cartera laboral, sino también a Modernización. “El ministerio envió memos a muchas dependencias nacionales para decir que las elecciones estaban suspendidas, y que no se autorizaban a abrir las meses. Hubo casos donde incluso se cerraron las puertas de las oficinas”, relataron. En el Instituto Nacional de Agua, por ejemplo, los trabajadores tuvieron que improvisar un cuarto oscuro, hasta que lograron que se habilite el lugar designado originalmente para votar.

Durante los comicios volvió a verse la fractura dentro de la central y el “pase de factura” entre dirigentes de los espacios. “Lluvia de votos en las elecciones de la CTA Autónoma. Triaca, Micheli y Yasky tratando de inventar alguna patraña que los salve del naufragio. No podrán. En la central deciden los laburantes, no los burocratas. Vamos que venimos”, escribió en su cuenta de Twitter Juan Carlos Giuliani, secretario de Relaciones Internacionales de la CTA Autónoma. La mayoría de la estructura decidió votar este miércoles, y aislaron a Micheli. Solo el secretario Adjunto José Rigane se mantuvo junto al viejo secretario general, al que apuntaron los dardos por el intento de suspensión. Del otro lado, criticaron la actitud de los dirigentes, y los acusaron de buscar “una ruptura”. En este sentido, afirmaron que la idea de Peidro y Godoy es “que el Ministerio de Trabajo impugne los comicios realizados en junio e intervenga las dos centrales”. “Godoy se reunió con Triaca para esto, quieren que se intervenga la central, y lo único que hacen es fragmentar y favorecer las políticas del gobierno”, le dijo a Gestión Sindical una fuente del entorno de Micheli, que agregó que más allá de las elecciones, los resultados y la formalización de autoridades “está sujeta a lo que diga la justicia”.

Para apoyar la transparencia y legalidad del los comicios, la CTA convocó a veedores internacionales, que participaron del proceso electoral. según informaron desde la organización, los encargados de esta tarea fueron Douglas Martins Izzo, de la CUT de Brasil; Sergio Padilla, de la CONFEPIDER, México; Héctor Castellano y Gabriel Melgarejo del PIT-CNT de Uruguay; Gilberto Martínez, de la CUT de Colombia; Graciela Congo, de la CUT Auténtica de Paraguay; y Amalia Pereira Campos, de la CUT de Chile. “Las misiones de observación se enfocan en la transparencia del proceso electoral a través del despliegue de los observadores en el terreno, quienes recorren los recintos, comprueban la presencia de autoridades de mesa y del material para el libre ejercicio del voto y el debido comportamiento de todos los actores”, destacaron desde la CTA. Los veedores emitieron por la noche un documento donde dieron sus principales impresiones respecto de las elecciones. Según el texto, al que tuvo acceso Gestión Sindical, afirman que “pudimos observar el ejercicio de la voluntad soberana de los afiliados a la CTA Autónoma, por medio del voto secreto para elegir sus autoridades; en esta oportunidad con la opción de dos listas que disputan los cargos de dirección de la organización”. Para los veedores, “el libre ejercicio de la democracia sindical se hizo en un marco de paz, respeto y tolerancia; con absoluta transparencia y con el contralor de delegados de las dos listas en competencia”. Además, en el documento denunciaron la “intencionalidad de obstaculizar” los comicios por parte del Ministerio de Trabajo, y constataron que en algunos centros de votación huno “prohibición por parte de algunas patronales a que se instalaran los circuitos correspondientes para el correcto desarrollo del ejercicio”.

También podría interesarte

Los gremios aeronáuticos anunciaron un paro general de pilotos a partir del jueves y por 48 horas

El líder del gremio de pilotos APLA, Pablo Biró, expresó que la situación en las …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *