07 de Julio
de 2022
Actualidad.

Gremios docentes rechazan la aprobación de un nuevo Código Educativo bonaerense

15. 06. 2015

El proyecto está en el Senado provincial, y fue cuestionado por todo el arco sindical. Entre otras cuestiones, se quejaron de no ser consultados para su elaboración. “Todo lo que tiene que ver con el ámbito docente debe ser discutido en la paritaria”, dijeron desde SUTEBA.

Presentado a mediados de abril por el senador oficialista Gustavo Oliva, el proyecto para crear un nuevo Código Educativo generó un fuerte rechazo de los gremios docentes. La iniciativa, que se encuentra en la cámara alta, busca crear un cuerpo de norma que regule “el ejercicio del derecho de aprender y enseñar en el territorio de la provincia de Buenos Aires”. Con más de mil artículos, el proyecto es un complejo aparato de derechos y obligaciones, y cambiará de ser aprobado varios aspectos de la relación entre los trabajadores del sector y el Estado. Los docentes se quejaron por no ser consultados, y pidieron que no se trate. Compromiso del titular del Senado para evitar su aprobación.

El nuevo Código Educativo declara la enseñanza como “derecho humano fundamental y un bien social a resguardar, esencial para el ejercicio de los demás derechos”. Su elaboración estuvo a cargo del senador del Frente para la Victoria Gustavo Oliva, que es además titular de la comisión de Educación de la cámara alta. Entre otras cuestiones, propone una nueva regulación del trabajo docentes, algo que los gremios rechazaron. Apenas conocida la iniciativa, los dos sindicatos mayoritarios de la Provincia mostraron su descontento. Tanto SUTEBA como la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), integrantes del Frente Gremial Docente, expusieron su descontento, y trataron de frenar su tratamiento. Mediante un comunicado, el sindicato que conduce Roberto Baradel rechazó “cualquier iniciativa que intente modificar las condiciones laborales por fuera del ámbito paritario”. “Cualquier tema que pretenda modificar el marco regulatorio de nuestras condiciones de trabajo debe ser indefectiblemente parte de la agenda paritaria”, agregó.

Además, desde SUTEBA recuerdan que “no se puede plantear aumento de presupuesto sin establecer seriamente los recursos para su financiamiento”. “Es fundamental en este momento antes que plantear cualquier modificación, darle cumplimiento pleno a lo que establece la Ley Nacional de Educación, la Ley provincial de Educación, el Estatuto del Docente, todas las cláusulas paritarias y procurar el financiamiento adecuado que nos permita alcanzar una educación inclusiva y de calidad”, remarcó el gremio.

“Todo lo que tiene que ver con el ámbito docente debe ser discutido en la paritaria, y somos los trabajadores los que decidimos, ya se acabó con la Ley de Paritarias que los legisladores decidían sobre el trabajo de los docentes. Todos nuestros derechos laborales lo discutimos en ese lugar”, le dijo a Gestión sindical María Laura Torres, secretaria Gremial de SUTEBA. La dirigente admitió que “algunos puntos pueden ser discutibles, pero no es la manera, las cámaras legislativas no son el lugar para discutir el trabajo docente”.

Cuando se conoció la iniciativa, este gremio, mayoritario en la provincia de Buenos Aires, realizó asambleas en todos los distritos, para conocer la opinión de los docentes. En todos los casos hubo un rechazo unánime de la medida. De la misma forma, la FEB también se mostró en contra del proyecto. “Los docentes nunca participamos en un punto ni una coma del proyecto, porque nunca fuimos consultados”, explicó el sindicato mediante un comunicado de prensa.

El proyecto está dividido en libros, que contienen los argumentos para declarar como “derecho humano básico” la educación. Allí se explican los objetivos a alcanzar, las obligaciones de las partes en los diversos niveles. Además, un apartado garantiza la educación para las personas privadas de la libertad y un capítulo dedicado a la educación ambiental. Uno de los puntos que más polémica generó es la idea de crear un sistema de evaluaciones para los trabajadores, que deberán afrontar cada año para validar sus cargo. Según explicó Torres, “los docentes somos evaluados todos los años, a diferencia de otros trabajadores, y eso impacta en nuestro puntaje. El formato creemos que no es correcto, queremos debatir esto pero en el ámbito de la paritaria”.

Con los gremios rechazando la iniciativa, por el momento el Senado parece no estar dispuesto a tratar el código. Si bien el proyecto tiene estado parlamentario, desde la presidencia confirman que no está “en la agenda legislativa”. Así se lo dijo Gabriel Mariotto a la dirigencia sindical, en un encuentro a puertas cerradas. El propio senador Oliva dijo que el proyecto está en etapa de discusiones, y buscará llevar el debate a todo el territorio bonaerense. “No es inminente su aprobación”, remarcó. “Los docentes tenemos otros ámbitos para construir este tipo de discusiones. Las modificaciones en educación no son patrimonio de los docentes, pero sin ellos, es muy difícil”, concluyó Torres.

Temas relacionados /
Suscribite a nuestro newsletter
Te puede interesar
Últimas Noticias en Zonales