martes 22 de octubre de 2019
Inicio / Gestión / ATE le pedirá al futuro gobierno que reincorpore los 35 mil estatales despedidos por Macri

ATE le pedirá al futuro gobierno que reincorpore los 35 mil estatales despedidos por Macri

El gremio creó una comisión para motorizar el pedido de reinstalación de los trabajadores que fueron expulsados del Estado en la gestión macrista. Además, reclamarán que se reincorporen los programas de ayuda estatal a sectores vulnerables. “Cuando hay despidos masivos lo que se afectan son miles de intereses de la población”, dijo Hugo “Cachorro” Godoy. Denuncian un pacto con UPCN para dar estabilidad de 2.500 empelados jerárquicos.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

No había pasado un mes desde que Mauricio Macri llegó a la Casa Rosada, cuando en varias dependencias del Estado nacional comenzó una serie de despidos masivos, que trajo angustia entre los empleados públicos y protestas de los gremios. En varios ministerios los trabajadores se enteraban en la puerta de la cesantía, cuando el personal de seguridad no les permitía el ingreso, una modalidad que aumentó la indignación por la medida. Así, en pocos meses, varios organismos sufrieron bajas de centenar de estatales, lo que provocó el primer paro nacional contra el gobierno, en febrero de 2016.

Desde ese momento, ATE viene reclamando por los cesanteados, que según la estimación del gremio llegan a los 35 mil, sólo en el Estado nacional. Para sostener la lucha, se creó una comisión de despedidos, que ya plantea presentar su reclamo al próximo gobierno. Además, desde este espacio plantean la necesidad de recuperar programas cerrados por la actual gestión. Denuncian que por medio de un acuerdo con UPCN, el macrismo intenta darles continuidad laboral a unos 2.500 empleados jerárquicos, con salarios de hasta 250 mil pesos mensuales.

En el auditorio central de ATE se realizó este miércoles la presentación de la denominada Comisión de Relevamiento y Reincorporación de los Trabajadores y Trabajadoras Estatales Despedidos en la era Macri (CORREDMA), un espacio que busca mantener en alza las peleas que se llevan adelante en la mayoría de los organismos donde se produjeron despidos masivos.

En la jornada, se estableció como prioridad recuperar los 35 mil puestos de trabajo perdidos en el Estado nacional, el número que manejan desde el sindicato. “Esta cifra es la que el propio gobierno reconoce, entre trabajadores despedidos, jubilaciones obligatorias y retiros voluntarios”, sostuvo Hugo “cachorro” Godoy, titular de ATE.

Luego del lanzamiento de esta comisión Godoy habló con Gestión Sindical y remarcó que a partir de ese último dato “venimos reclamando su recuperación, sin ningún tipo de respuestas, sólo con una serie de fallos judiciales logramos reinstalar a muchos compañeros, ya sea por casos de discriminación o violación del fuero gremial”. Godoy recordó que por estos despidos masivos “fuimos el primer gremio que salió a la calle a rechazar la reforma del Estado, el 24 de febrero de 2016, y desde ese momento seguimos resistiendo”.

Para ATE, los despidos en la era Macri fueron “la tercera reforma del Estado” en el país, por lo cual se enfrentaron a la política laboral del actual gobierno. En este sentido, la comisión trabajará no sólo para lograr respuestas en los meses que quedan de la actual gestión, sino especialmente esperando un cambio de autoridades en diciembre.
“Entendemos que este gobierno debe ser cambiado en las urnas, y el primer reclamo que le vamos a llevar a ese nuevo gobierno que asuma el 10 de diciembre es la reincorporación de los trabajadores despedidos”, adelantó Godoy.

La flamante comisión apunta a “sostener la lucha por la reinstalación, y generar un debate con la sociedad sobre la necesidad de que los trabajadores vuelvan a sus puestos, porque cuando hay despidos masivos lo que se afectan son miles de intereses de la población, en especial de los sectores populares”.

Hasta el momento, el gremio tuvo encuentros con legisladores de la oposición, y un encuentro técnico con integrantes del Frente de Todos, donde le plantearon parte de sus pedidos. En el futuro esperan poder llevarles los reclamos a los candidatos presidenciales. “También discutimos con gobernadores, logrando que algunos despedidos del Estado nacional, como en Agricultura Familiar, fueran reinstalados en otros espacios locales”, dijo Godoy.

Esta comisión está encabezada por dirigentes de ATE nacional como Mario Muñoz, Silvia León y Francisco Dolman, además de dirigentes provinciales y seccionales. Junto con el planteo de reinstalación de los 35 mil despedidos, este espacio quiere llevar a la discusión otros reclamos a un hipotético nuevo gobierno.

“El segundo reclamo es que se restablezcan esos programas que benefician a sectores populares, y que fueron discontinuados por el macrismo”, agregó Godoy. El tercer pedido será la anulación del convenio que acaba de firmar el gobierno nacional con UPCN, para la incorporación de trabajadores jerárquicos.

Sobre este punto, Godoy denunció que por el acuerdo “se privilegia a 2.500 funcionarios de los máximos niveles del Estado, a los que les dan pautas de estabilidad laboral y salarios de hasta 250 mil pesos, y tienen como único objetivo coartar la carrera administrativa de la mayoría de los estatales nacionales y además establecer una camada de funcionarios que boicoteen las políticas de cambio de las próximas autoridades”.

Los despidos masivos en el Estado tuvieron algunos casos paradigmáticos, donde prácticamente se desmantelaron secciones y programas, y que hasta el momento no se pudieron recuperar. En el caso de INTI, por ejemplo, se mantuvo un acampe frente al organismo, ya que hubo unos 300 cesantías, de las cuales 200 eran empleados afiliado a ATE. Por esta situación, la entidad industrial dejó de realizar algunos controles claves, algo similar a lo que sucede en el SENASA, servicio de sanidad animal y agropecuario.

En como en Fanazul, de fabricaciones Militares, los despidos terminaron con el cierre de la planta. En este caso, ATE trabajó con bloques opositores un proyecto de ley para reinstalar a esos cesanteados, que generan un grave problema social en la localidad de Azul.

El proyecto tiene media sanción y se espera que se pueda aprobar antes de que finalice el mandato de este Congreso. Otro caso emblemático fue el del Ministerio de Agroindustria, degradado a secretaría pero que recuperará el rango esta semana, como un guiño al campo. “Es la muestra de los intereses que defiende Macri, porque es el Ministerio de la Sociedad Rural”, concluyó Godoy.

También podría interesarte

La UOM acordó el pago del bono de $ 5.000 en tres cuotas para metalúrgicos de pymes

La primera cuota será de 2 mil pesos, la segunda por un monto similar la …



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *