miércoles 18 de julio de 2018
Inicio / Actualidad / Triaca convocó al Consejo del Salario y los gremios preparan sus reclamos

Triaca convocó al Consejo del Salario y los gremios preparan sus reclamos

La CGT y las dos CTA preparan sus reclamos para la reunión con el gobierno, oficializada para fines de este mes. La dirigencia cegetista pediría una suba del 23 por ciento, mientras ambas CTA quieren llevar el salario a niveles de la canasta básica. “Será una discusión dura”, anticipan. En tanto, los trabajadores precarizados buscarán ser parte de la mesa de negociación.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Por segunda vez desde que asumió su cargo, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, recibirá la dirigencia sindical argentina en el marco del Consejo del salario, que entre otras cuestiones fija el mínimo, vital y móvil. En momentos donde la inflación no cede y las paritarias comienzan a transitar sus momentos definitivos, el funcionario deberá ponerla contención a los reclamos de la CGT y las dos CTA que irán con propuestas variadas a la mesa de negociación. El oficialismo le dio una premisa concreta a Triaca: mantener el techo del 20 por ciento para la suba, que lleve a 9.620 pesos el salario, contra los 8.060 actuales. Las posturas de las centrales buscarán romper este esquema, para lo cual llevarán números desalentadores respecto a la economía. Incluso, la CTA que lidera Pablo Micheli llevará datos del Observatorio del Derecho Social que hablan de una canasta básica por encima de los 14 mil pesos. Los movimientos de trabajadores precarizados quieren ser parte de la discusión, y pedirán ser convocados.

El 27 de junio es la fecha elegida por Triaca para verse las caras con la CGT y las dos CTA, para fijar el mínimo, vital y móvil, en el marco del Consejo del salario. Además, según consta en la resolución firmada por el ministro, se buscará determinar los montos mínimo y máximo de la prestación por desempleo. La pelea estará centrada en la intención del gobierno de mantener el 20 por ciento de techo en la suba –como en las paritarias privadas –y los reclamos de la dirigencia sindical que quiere subir esa vara para llevar el mínimo a l nivel de la canasta básica.

“Nuestra postura es de un piso del 23 por ciento”, le adelantó a Gestión Sindical un dirigente de la CGT, de manera informal. La conducción de la principal central obrera argentina no discutió todavía el tema, pero la mayoría de los integrantes de la conducción coinciden que “el mínimo no puede estar por debajo de los 10 pesos”. Por eso, en Azopardo los números que manejan se acercan a ese porcentaje, no tan lejos de lo que pretende el gobierno. “Va a ser una negociación compleja, hay que tener en cuenta que el consejo fija una pauta pero más bien simbólica, no tiene incidencia en las paritarias privadas”, agregó el mismo dirigente.

La mayoría de los informes hablan de una inflación por encima del 20 por ciento para este año, además de un aumento de la pobreza y la desocupación. Con esos números irán las dos CTA al consejo, buscando imponer medidas de emergencia. La central que conduce Hugo Yasky llevará como argumento el último informe del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (CIFRA), alerta de un aumento de la desocupación, que según sus registros pasó del 6,5 al 6,5 en el último año. “Desde la asunción de la administración de Cambiemos, el balance en términos de empleo asalariado registrado continúa siendo negativo”, analizó al trabajo de CIFRA, al que tuvo acceso Gestión Sindical. Para esta negociación, llevarán como argumento la suba de la inflación, más lo perdido el año pasado. “Para 2017, aunque la inflación se haya desacelerado, dado el comportamiento del 1° cuatrimestre, difícilmente se ubique por debajo del 25 por ciento. Por ello, para no volver a perder poder adquisitivo, los aumentos salariales deberían estar por sobre ese valor”, agregó el informe.

La novedad para este concejo podría ser la presencia de las organizaciones que reúnen a los trabajadores informales. La Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) viene ganando espacio en la negociación con el gobierno, y logro a fines del 2016 sacarle fondos extraordinarios en el marco de la emergencia social. Ahora, quiere sentarse a discutir con el resto de los dirigentes gremiales, que en algunos casos los fueron integrando. Cabe recordar que en varias regionales de la CGT se abrieron secretarías de la economía popular, para contener sus demandas. Su demanda no será nada sencilla de cumplir, ya que según adelantaron quieren ubicar el mínimo, vital y móvil en 14 mil pesos. “Sabemos que es muy difícil que el gobierno rompa su propio techo, pero si vamos a participar no queremos hacer presencia, queremos llegar las demandas de los compañeros que peor la están pasando”, remarcaron desde la CTEP, sobre su posible participación.

Otro punto que buscarán llevar a la discusión los precarizados es el seguro de desempleo, ubicado en unos irrisorios 3 mil pesos. El “triunvirato social” –como se conoce a la CTEP, la CCC y Barrios de Pié –alertan que además del desempleo creció la subocupación, que se hace sentir con fuerza en sus filas. Así la proporción de personas que trabajan menos de 35 horas semanales por causas involuntarias y están dispuestas a trabajar más horas pasó, en promedio, del 8,4 por ciento al 10,6 por ciento el año pasado.

También podría interesarte

Moreno presidenciable: dice que si gana, le dará YPF a la CGT

Irá en la fórmula con Pablo Challú y explicó que su postulación “puede ser una …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *