viernes 20 de julio de 2018
Inicio / Actualidad / Por la presencia de sustancia cancerígena en las formaciones, trabajadores del subte van al paro
gremio paro subte

Por la presencia de sustancia cancerígena en las formaciones, trabajadores del subte van al paro

Realizarán hoy martes a partir de las 20 una medida de fuerza para que el gobierno de la Ciudad y la empresa consecionaria del servicio retiren los coches que contienen asbesto, una sustancia prohibida por su toxicidad. Alertan que si no tienen respuesta profundizarán las medidas.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

A partir de la Segunda Guerra Mundial, el uso de asbesto se fue popularizando en varias industrias. Utilizado principalmente como aislante, con el correr de los años se conocieron las consecuencias de exponerse a este material, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó en su listado de “potencialmente cancerígenos”. Este producto fue detectado en formaciones del subte de Madrid, según una investigación realizada en España. Estos coches fueron vendidos a la Ciudad de Buenos Aires, por lo que los metrodelegados reclamaron que dejen de usarse. Ahora, el mismo trabajo detectó el asbesto en otro tipo de unidades, que todavía circulan en la Línea B. Ante la falta de respuestas de las autoridades, los trabajadores anunciaron para hoy martes un paro a partir de las 20 horas, para reclamar que se tomen las medidas para evitar inconvenientes con estas formaciones. La exposición a la sustancia es peligrosa para los empleados, pero no para los pasajeros, aseguran desde el gremio.

El paro de actividades fue confirmado por el secretario de Prensa de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro, Enrique Rositto, y comenzará a las 20 horas hasta el cierre habitual del servicio, a las 23:30. La medida, agregó el dirigente en diálogo con Gestión Sindical, involucrará a todas las líneas y el premetro, y fue votado por una asamblea realizada esta semana. “Tanto el gobierno como la empresa Metrovías se niegan a hacer estudios de impacto ambiental en la Línea B, ni a retirar los coches involucrados en la investigación en España”, dijo Rositto. Hace unas semanas, el gremio denunció que los trenes CAF serie 5000 contienen asbesto, según un trabajo realizado por medios españoles. Estas formaciones fueron compradas al Metro de Madrid por el entonces Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, para la Línea B, por lo que los metrodelegados realizaron la denuncia correspondiente. Ahora, la asociación sindical sospecha de la presencia del componente en trenes CAF de la serie 6000, también adquiridos por el gobierno en 2013 también para la Línea B. “En Madrid se están realizando las investigaciones pertinentes”, sostuvo Rositto.

El escándalo surgió cuando al menos tres trabajadores del metro de la capital española fueron diagnosticados con asbestosis, una variante de cáncer causada por exposición a este material. “Ante esto, la AGTSyP exigió inmediatamente el retiro de circulación de la serie 5000. Y cursó presentaciones en la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad para que se realicen estudios en ambos modelos, pero no se recibió respuesta alguna al pedido”, recordaron desde el gremio. En tanto, el legislador del Frente de Izquierda (FIT) Edgardo Solano presentó un pedido de informes en la legislatura, donde además se cita al Ministro de Desarrollo Urbano y Transporte Franco Mocchia y al presidente de Sbase Eduardo de Montmollin a la comisión de Tránsito y Transporte para dar respuestas a las dudas de trabajadores y legisladores. El oficialismo rechazó aprobar este pedido.

Ante esta situación, el sindicato resolvió en asamblea ir al paro de las seis líneas y el Premetro de 20 a 23:30, “en protesta por no realizar los estudios ambientales en la Línea B y a los trabajadores de ésta en hospital público para detectar asbestosis. De no recibir respuesta alguna, estas medidas serán más frecuentes”. “Pedimos disculpas a los pasajeros por esto, pero no podemos dejar pasar este atropello a la salud de los compañeros/as e incluso de los pasajeros/as mismos”, concluyó el gremio.

En tanto, en la conferencia de prensa cuando se anunciaron las medidas, Claudio Dellecarbonara, delegado de la Línea B, remarcó que “sabemos que en España ya hubo casos de trabajadores que se han enfermado por esta situación. Si bien gracias a nuestra denuncia hemos logrado que se sacaran los trenes CAF 5000 de circulación, ahora se supo también que en España se encontró asbesto en al menos un coche CAF 6000, modelo que en la Línea B de Buenos Aires sigue circulando”. “Para nosotros la situación no es nueva. Sabemos que para el gobierno porteño y para Metrovías nuestra vida no vale nada. En los últimos años han muerto seis trabajadores del subte por lo que ellos llaman accidentes laborales, pero que no es más que su desprecio por la vida de trabajadores y usuarios”, acusó el dirigente. “A pesar de los tarifazos y los subsidios millonarios que recibe, Metrovías no invierte en condiciones mínimas de seguridad, y el Gobierno mira para otro lado. Hace pocas semanas, el 20 de febrero, murió un trabajador tercerizado de la empresa Rowing, aplastado por una máquina”, agregó Dellecarbonara.

Según el sitio del Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos, si bien todo el mundo se ve expuesto al asbesto alguna vez en su vida, la mayoría de la gente no se enferma después de estar expuesta. Las personas que sí se enferman casi siempre han estado expuestas en forma regular al asbesto, por lo general en su lugar de trabajo en contacto directo con el material o por exposición considerable en el ambiente. A fines de los años 70, la Comisión de Seguridad de los Productos para el Consumidor de Estados Unidos (Consumer Product Safety Commission, CPSC) prohibió el uso del asbesto en los compuestos para la reparación de tablaroca o cartón-yeso y en chimeneas de gas porque las fibras de estos productos podían escaparse al ambiente durante el uso. Además, en 1979, los fabricantes de secadoras de pelo eléctricas dejaron voluntariamente de usar el asbesto en sus productos. En 1989, la Oficina de Protección Ambiental de los Estados Unidos (Environmental Protection Agency, EPA), prohibió todo uso nuevo del asbesto

También podría interesarte

Aportes truchos: trabajadores que responden a contadora echada por Vidal se amotinan en la Contaduría bonaerense

Desde cerca del mediodía, un grupo de trabajadores protesta en las oficinas y los pasillos. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *