miércoles 18 de julio de 2018
Inicio / Actualidad / Pelea entre el gobierno y los gremios por la caída del salario real en 2016

Pelea entre el gobierno y los gremios por la caída del salario real en 2016

Desde el Ministerio de Trabajo nacional admiten que los sueldos perdieron contra la inflación el año pasado, y ubican esta caída alrededor del 3%. Pero los informes de la mayoría de los sindicatos lo ubican mucho más arriba Para la CGT fue del orden del 6%. Para la CTA, de casi el 10. Muchos gremios ya plantean sumar estos puntos al pedido de paritarias 2017.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Con una inflación promedio del 40 por ciento, el 2016 fue uno de los peores años para los asalariados. El impacto de la suba de los precios en el poder adquisitivo de los trabajadores bajo convenio se hizo sentir en todas las ramas de la actividad, y fue motivo de conflictos durante todo el año, y en este 2017 que comienza es parte de la discusión entre el gobierno y los gremios. Es que por estas horas el propio Ministerio de Trabajo admitió la baja del salario real, pero la ubicó bastante por debajo de los denunciado por las distintas centrales obreras. Los números que maneja la CGT, por ejemplo, son de una caída más del doble que la que admite el oficialismo. Algunos sectores ubican la brecha en dos dígitos, como sucede en el área educativa, donde docentes de los tres niveles hablan de un derrumbe salarial. Muchos de estos gremios ya advirtieron que pedirán que ese porcentaje se incluya en las paritarias 2017.

Los datos sobre la caída del salario real se perfilan como el eje de la disputa entre el gobierno y los gremios, no sólo porque ponen sobre la mesa la problemática económica del primer año de gestión PRO, sino porque condiciona la discusión salarial de este año, ya que la dirigencia reclama sumar esos puntos de caída a los nuevos convenios. Así, esta semana comenzaron las disputas en este sentido. A través de algunos medios, el ministro Jorge Triaca salió a admitir la pérdida de los asalariados: la ubicó en 3 por ciento. La cuenta sale de una inflación promedio del 40 por ciento, que fue contrarrestada, dicen desde la cartera sanitaria, con una suba salarial media del 33 por ciento. Además, ayudaron a bajar la pérdida la suba de las asignaciones familiares, la reforma del Impuesto a las Ganancias y los bonos de fin de año.

Pero los números que manejan los gremios son menos optimistas. Según la CGT, la caída de los salarios es casi el doble a la admitida por el gobierno. A través del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), entidad creada por diversos sindicatos para generar datos, el derrumbe salarial es del 6,5 por ciento. “De noviembre de 2015 a igual mes del año 2016, el poder adquisitivo es 6,5 por ciento más bajo”, aseguró el informe, al que tuvo acceso Gestión Sindical. Además, el IET midió la inflación en torno del 41,3 por ciento, “la más alta desde 1992”.

En tanto, la para CTA Autónoma, la caía fue la peor desde la crisis del 2001-2002. A través del Observatorio del Derecho Social, la central obrera aseguró que “en el agregado de los primeros nueve meses del 2016 la variación negativa fue del 5,6 por ciento, principalmente como consecuencia del fuerte retroceso en el segundo y el tercer trimestre, que registraron caídas del 7 por ciento y 8,6 por ciento respectivamente”, confirmó un informe de la entidad. En términos porcentuales, subrayó el trabajo, las caídas registradas en estos dos trimestres “fueron las más profundas desde la crisis del año 2002”. Asimismo, en términos absolutos “el salario real se encuentra en los niveles más bajos desde el año 2010”. Proyectado, el 2016 caería con una caída cercana a los 10 puntos.

Más allá de la disputa por los números, lo claro es que la caída afecta a casi todas ramas de la actividad. “Todos los trabajadores firmamos en 2016 convenios a la baja”, le dijo a Gestión Sindical Daniel Ricci, titular de la Federación de los Docentes Universitarios (FEDUN). En el sector educativo, esto se pudo ver claramente, al punto que los gremios registran una caía de 10 puntos. “Nosotros venimos reclamando la reapertura de la paritaria, entendiendo que nuestro acuerdo salarial quedó un 10 por ciento de la inflación aproximadamente”, recordó el dirigente. Además, en el último congreso del 2016, la entidad sindical decidió que esos puntos pasen a ser parte del reclamo salarial de este año. En el sector medio, también ubicaron en ese porcentaje la pérdida del poder adquisitivo, y alertaron que no discutirán salarios sin antes recuperar ese porcentaje. En este sentido, desde el Frente Gremial Docente ya adelantaron que está en riesgo el inicio del ciclo lectivo, y que será responsabilidad del gobierno si hay protestas por este tema.

También podría interesarte

Moreno presidenciable: dice que si gana, le dará YPF a la CGT

Irá en la fórmula con Pablo Challú y explicó que su postulación “puede ser una …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *