jueves 19 de julio de 2018
Inicio / Actualidad / Pablo Moyano se estrenó el saco de candidato a conducir la CGT: “Vamos a seguir en la calle”

Pablo Moyano se estrenó el saco de candidato a conducir la CGT: “Vamos a seguir en la calle”

El dirigente camionero encabezó el paro de su gremio, que confluyó con la medida de fuerza de las dos CTA. En un acto en Plaza de Mayo, ratificó su rechazo a las políticas del gobierno, y confirmó la adhesión al paro nacional del 25 de junio. En tanto, el movimiento #21F prometió seguir adelante en su lucha contra el ajuste. Críticas a la fracción de la CTa Autónoma que no se sumó a la jornada de lucha.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

En una improvisada conferencia de prensa en la sede de Urbasur, Hugo Moyano arengó este jueves por la mañana a los camioneros presentes, en las primeras horas del paro realizado en reclamo de una suba salarial del 27 por ciento. “Les voy a trasmitir un cambio en ese canto que dice ‘en la Argentina hay una banda de camioneros, que tiene aguante y tiene huevos’. Yo con ustedes no tengo miedo”, improvisó el ex titular de la CGT. Entre aplausos y vítores, el dirigente ratificó el plan de lucha, que confluyó con el paro nacional de las dos CTA. La jornada concluyó horas después con un masivo acto en la Plaza de Mayo, donde no estuvo Hugo sino Pablo Moyano, que así estrenó su candidatura a secretario general de la CGT, ratificando que si no hay acuerdo con las cámaras empresariales su gremios realizará un paro de 72 horas. “No se mueve una carretilla”, dijeron ambos dirigentes en sus discursos.

La medida de fuerza fue acompañada por docentes de todo el país, que también reclaman un aumento salarial, y concluyó con promesas de unidad. En la plaza, los discursos anticiparon lo que será el paro nacional del 25 de junio, y mostraron una heterogénea variedad de apoyos: desde gremios de izquierda, organizaciones sociales hasta dirigentes cercanos al kirchnerismo y peronistas de las 62 Organizaciones. “Vamos a seguir en la calle”, prometió el conjunto de la dirigencia.

Por la mañana los Moyano recorrieron varios puntos de la zona metropolitana, donde los camioneros paralizaron sus actividades en el marco del paro nacional lanzado por el gremio. En Avellaneda y Capital Federal Moyano arengó a los suyos, y ratificó sus críticas a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, a quien acusó de realizar “amenazas vedadas” a los trabajadores.

“Es impresionante, no se ve nadie en la calle. Este paro que la gente estaba esperando, es una forma de decirle al gobierno basta, basta de endeudar a las futuras generaciones, de hacerle pasar necesidades a los que menos tienen”, dijo Hugo Moyano en la asamblea en la empresa Urbasur.

Los servicios más afectados por el paro de camioneros fueron la recolección de residuos, de caudales, el trasporte de carga en general, y según fuentes del sindicato tuvo un acatamiento “casi total, con largas filas de camiones parados en todo el país. Luego de la recorrida, el histórico dirigente decidió no ir a Plaza de Mayo, una forma de darle fuerza a la presencia de su hijo Pablo en este espacio, que se forjó en la marcha del 21 de febrero y que tendrá una prueba de fuego en el paro del 25.

“Fue una forma de bendecir a Pablo como referente de la lucha, de esta multisectorial”, le dijo a Gestión Sindical una fuente del gremio, que agregó que luego del paro “todos los cañones apuntarán al confederal del 22 de agosto”.

Por la tarde, las columnas de camioneros y los gremios que se sumaron al paro de las dos CTA, incluyendo los movimientos sociales, fueron colmando la Plaza de Mayo. Allí, el verde característico del gremio de Moyano se cruzó con el verde de los grupos feministas y los sindicatos que protagonizaron la vigilia por la legalización de aborto, una coincidencia que hace unos años parecía impensada. El corte total de la 9 de Julio, que incluyó una larga columna que fue desde Avenida de Mayo hasta la Plaza de Mayo comenzó cerca del mediodía, y se fue extendiendo hasta pasadas las 17, cuando se produjo la desconcentración. Cerca del escenario, la organización pugnaba por ordenar una avalancha de personas que quería subir a lugar donde Pablo Moyano daría uno de sus primeros discursos como candidato a la CGT.

Moderado, directo, sin mayores estridencias, el camionero confirmó el dato más importante: la adhesión al paro del 25, más dos días más para su gremio, en caso de no tener respuesta a sus reclamos. “Que los empresarios no tengan miedo, y al gobierno le decimos que dejen de sacarle a los trabajadores, que le saquen a las mineras, los bancos, o que los funcionarios traigan la guita al país”, disparó el dirigente en su discurso.

Alrededor de Moyano se mostraron los principales referentes del #21F, un espacio intersindical que ahora toma la forma de una multisectorial. Sorprendió ver a dirigentes como Luis D’Elía, hasta hace poco relegado de este tipo de eventos. Acompañaron a Pablo Moyano dos dirigentes del peronismo que vienen trabajando con el camionero como Miguel Ángel Díaz (UDOCBA, que además promovió la candidatura del dirigente para conducir la CGT hace dos años) y Marcelo Peretta (farmacéuticos y bioquímicos, que impulsó la fractura de las 62 Organizaciones Peronistas). Además, los referentes del espacio, como Hugo Yasky y Pablo Micheli, la dirigencia docente encabezada por la titular de CTERA, Sonia Alesso, y el de SUTEBA, Roberto Baradel, entre muchos otros. “Los medios nos quisieron distraer con el Mundial, pero vamos a seguir en la calle, luchando por los intereses de los trabajos”, remarcó Moyano, que insistió con su pedido de un 27 por ciento de aumento para los camioneros.

De la jornada de este jueves participan los estatales de ATE Capital, el gremio de los canillitas, el gremio del Peaje, los trabajadores de la salud de la CICOP, los metrodelegados, la Asociación de Judiciales Bonaerense. El Frente de Izquierda adhirió peor marchó con una columna independiente. Los movimientos sociales del llamado “triunvirato de San Cayetano” se mostraron instalando ollas populares frente al Ministerio de Desarrollo Social.

La Corriente Federal fue parte de la organización, y desde el espacio remarcaron que Sergio Palazzo, su líder y referente bancaria, será el compañero de fórmula de pablo Moyano en su lucha por la conducción de la CGT. En tanto, en su discurso, sin nombrarlo Pablo Micheli arremetió contra los conductores de la CTA Autónoma fracción Perón y ATE nacional. Es que tanto Ricardo Peidro como Hugo “Cachorro” Godoy no se sumaron a la jornada, y vienen teniendo desacuerdos a la hora de sumarse a la “unidad en la acción” propuesta por este espacio. “Hay dirigentes pobres de alma, que se quieren salvar solos. Pero acá están los trabajadores para darles un mensaje, hay que terminar con las mezquindades y unificar un plan de lucha común”, dijo el dirigente en su discurso.

También podría interesarte

La CGT quiere ver a Lagarde y plantearle cuestionamientos a las recomendaciones del FMI

La central obrera anunciará los detalles de un plan de acción en una conferencia de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *