viernes 17 de agosto de 2018
Inicio / Actualidad / Muerza, cada vez más perdido: de la impugnación a pedir color y avales para participar de la elección del Sindicato de Empleados de Comercio Capital

Muerza, cada vez más perdido: de la impugnación a pedir color y avales para participar de la elección del Sindicato de Empleados de Comercio Capital

Los errores y traspiés del dirigente cercano al empresario Alfredo Coto, en su intento de entorpecer el comicio del gremio más importante, no se detienen. Ahora, acaba de protagonizar su capítulo más absurdo. Pero los dislates suman una extensa lista. Un repaso por sus últimos fracasos.

Insólito. Sólo de esa manera se puede calificar el accionar de Ramón Muerza, secretario de Organización del Sindicato de Empleados de Comercio de Capital Federal (SEC), en su papel de líder de la agrupación Unidos Podemos, con la que busca disputarle a Armando Cavalieri el cargo de jefe del Sindicato. ¿Qué hizo? Pasó de buscar impugnar las elecciones, a pedir color y avales para poder participar de las mismas. Una contradicción total que evidencia la falsedad de su planteo inicial.

En primer lugar, Muerza se abstuvo de participar en la Asamblea, lo que produjo una inestabilidad interna, a causa de un planteo judicial débil y jurídicamente poco sostenible. Y ante las presiones que recibió de sus pares finalmente decidió, por medio de sus apoderados Cristian Giménez y Javier Salomón, desistir de las impugnaciones formuladas y participar en los comicios electorales.

Aunque lo más increíble se dio cuando se presentó ante la Junta con un escrito que pedía la impugnación de la misma -la cual había sido elegida democráticamente en Asamblea- y, al mismo tiempo, solicitaba color y avales para su agrupación. Esa contradicción motivó a la Junta a intimarlo para que reformule su solicitud, y decidiera si iba a participar o bien a continuar por el camino de las impugnaciones judiciales, debido a que no es posible elevar dos pedidos contradictorios entre sí. Finalmente optó por someterse a las decisiones y a la autoridad de la Junta Electoral que había tratado de desconocer.

Una historia de idas y vueltas
El comienzo de esta novela tiene fecha el 1º de julio, cuando la Comisión Directiva del Sindicato de Empleados de Comercio de Capital Federal publicó, de acuerdo a lo establecido por el estatuto de la institución, en dos de los diarios de mayor tirada del país, la convocatoria a Asamblea General Extraordinaria, a realizarse el día 11 del mismo mes en el histórico predio de Parque Norte, con el objeto de la conformación de la Junta Electoral que organizaría las elecciones.

Pero Muerza presentó un amparo para impedir la realización de la Asamblea, diciendo que a su entender el predio en el que siempre se realizaron las Asambleas ordinarias y extraordinarias no contaba con la capacidad ni las medidas de seguridad requeridas para recibir a la gente que participaría. El día 10, el juez Fernando Alfredo Vilarullo dio lugar a la medida cautelar solicitada y ordenó la suspensión de la convocatoria. Sin una sentencia firme, este fallo fue apelado por los dirigentes del Sindicato, y a la jornada siguiente la jueza en lo contencioso administrativo Cecilia Mónica Lourido resolvió dejar sin efecto el pedido de suspensión, y ordenó al Gobierno de la Ciudad extremar los recaudos correspondientes a fin de implementar las medidas de seguridad pertinentes para llevar a cabo la asamblea.

En estas condiciones, con un escenario armado al aire libre y preparado para recibir no sólo a los más de 5.000 afiliados que asistieron en forma totalmente voluntaria, sino también con capacidad para albergar a los afiliados que Muerza pudiera convocar, se desarrolló la jornada con total normalidad, con una presencia multitudinaria de trabajadores que dieron origen a la conformación de la Junta Electoral.

Finalmente el 22 de julio, cumpliendo nuevamente con el estatuto, se publicó la fecha de elecciones para el día 28 de septiembre y la entrada en vigencia de la Junta Electoral, abierta a recibir los pedidos de las diferentes agrupaciones interesadas en participar de los comicios.

También podría interesarte

Pablo Moyano sobre el paro de Camioneros

Pablo Moyano sufrió una descompensación y fue internado

El secretario adjunto de Camioneros se encuentra en la clínica San Justo en estado delicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *