domingo 27 de mayo de 2018
Inicio / Actualidad / Moyano fue a la cumbre del peronismo en San Luis y profundiza su alianza con sectores opositores

Moyano fue a la cumbre del peronismo en San Luis y profundiza su alianza con sectores opositores

El camionero y sus hijos estuvieron en La Pedrera, donde ratificaron su enfrentamiento con el gobierno. En lo gremial, su hijo Pablo se mostró con dirigentes de la CTA, donde alentaron la formación de una nuevo MTA. El gobierno, por su parte, apura la normalización de la CGT dialoguista, y fomenta candidatos a reemplazar al triunvirato.

Con una cumbre en la provincia de San Luis, el peronismo nacional inició el proceso de reorganización con el que piensa armar la estructura para enfrentar al oficialismo en 2019. La presencia de Hugo Muyano y su sector, que mostraron su poder de movilización el pasado 21 de febrero, fue tomada como un paso más en el armado de un sector netamente opositor al gobierno, que lidere este momento del PJ, desbancando –en los gremial y lo político –a quienes buscan un perfil más negociador para la etapa que se viene. Esta especie de cumbre “anti Macri” en territorio puntano terminó de acercar a los referentes del kirchnerismo y al líder camionero, que se mostró conciliador con quienes fueron en su momentos críticos a su postura respecto al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. Con camisa violeta y un pin con el escudo del PJ enganchado en el pecho, Moyano siguió el acto desde la tercera fila, sentado al lado de su hijo Pablo, desde donde aplaudió algunos pasajes de los discursos. Tan sólo dos butacas adelante de él se encontraba sentado el ex gobernador y diputado massista, Felipe Solá, lo que marca el momento que vive el peronismo. Todos tiene lugar.

En La Pedrera, Pablo Moyano continuó su trabajo partidario, ya que como consejero del PJ bonaerense por los gremios ya había participado del Consejo celebrado en febrero en la Costa, donde pidió “estar todos juntos para pelear contra las políticas de avasallamiento de este Gobierno”. El diputado por el Frente Renovador, Facundo Moyano, también asistió e incluso participó de la reunión previa que intendentes y otros dirigentes realizaron en la municipalidad de Hurlingham para acordar los cargos del Congreso. Los Moyanos, afirman, vuelven al peronismo de lleno. Moyano padre se había reencontrado con gran parte del ala kirchnerista más dura. “Más allá de lo que nos tocó vivir, tenemos que hacer un esfuerzo para estar todos juntos”, declaró a modo de reconciliación.

En lo gremial, Pablo Moyano se mostró con el espacio que le puso el cuerpo a la movilización del 21 de febrero, y ratificó el armado por fuera de la CGT, más allá de las dudas que existen. El camionero estuvo en el encuentro “El futuro del trabajo y los desafíos del sindicalismo”, que se desarrolló en la sede de la CTA marplatense y participaron Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores), Pablo Micheli (CTA Autónoma), Roberto Baradel (SUTEBA), entre otros dirigentes. Pablo Moyano dijo que existe “la posibilidad de reflotar lo que fue el movimiento de trabajadores argentinos que enfrentó al neoliberalismo de (Carlos) Menem”. “Luego del paro y movilización del 21 de febrero pa, estamos trabajando en la elaboración de un programa que va a ser presentado públicamente el 1 de mayo en una asamblea popular”, reveló. “No queremos adelantar una fecha -continuó-, pero se van a seguir acentuando las movilizaciones y los paros generales para que el Gobierno entienda que este modelo tiene que contener a todos los trabajadores”. Moyano destacó que hay un “proceso de unidad” entre las centrales de trabajadores argentinos, con la CTA Autónoma, las organizaciones de la CGT, los movimientos sociales y “aquellas organizaciones que estén dispuestas a pelear en favor de los derechos de los trabajadores”. Pese a esto, hace unos días mediante un documento la Corriente Federal, aliada del moyanismo en este espacio, rechazó salir de la GT y formar otro agrupamiento.

Por su parte, en la sede de Azopardo ya preparan la normalización de la CGT, con la venia del gobierno nacional, que insiste con este proceso para elegir nuevas autoridades, ya que pretender darle luz verde a la reforma laboral, que no sería un paquete de leyes, sino en capítulos. Mario Quintana, coordinador del Gabinete Nacional, Jorge Triaca, ministro de Trabajo, entre otros, habían entablado un diálogo con la mayoría de los gremios, pero sin embargo salió al cruce del Gobierno Pablo Moyano, quien calificó a este proyecto como “la banelco”, es por eso que quien recogió el guante fue Miguel Pichetto, que decidió “congelarlo” hasta nuevo aviso. En el mes de abril habrá una reunión del Consejo Directivo, previo al Comité Central Confederal, en el cuál se elegirán nuevas autoridades, que será el reemplazo del actual triunvirato cegetista. Aquel grupo que se alejó de las filas de Moyano anticipó que “el nuevo secretario General de la CGT debe elegirse lo antes posible”, afirmó Juan Carlos Schmid, que se alejó por el momento del armado moyanista y se quedó en la estructura de la CGT. Son varios los nombres que se barajan para dirigir la central obrera, como Sergio Sassia (Unión Ferroviaria), Guillermo Moser (Luz y Fuerza), Héctor Daer (Sanidad), Ricardo Pignanelli del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), quien por ahora no participó de las negociaciones, lo mismo sucede con la Unión Obrera Metalúrgica (UOM).

También podría interesarte

Sindicatos portuarios realizan un paro y marchan al Ministerio de Trabajo

Rechazan el veto de la ley de Marina Mercante y al programa económico del Gobierno. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *