viernes 22 de junio de 2018
Inicio / Fuera de Megáfono / Los municipales bonaerenses rompen el techo oficial y acuerdan paritarias por encima del 15%

Los municipales bonaerenses rompen el techo oficial y acuerdan paritarias por encima del 15%

Según un informe de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FeSiMuBo), la mayoría de los acuerdos de este año están por arriba del porcentaje que impulsa la Casa Rosada y el gobierno de Vidal. El rol de los intendentes peronistas, clave para estos acuerdos. Ahora, el gran objetivo son los convenios en el marco de la nueva ley provincial.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Luego de una serie de encuentros tensos, los trabajadores municipales de Esteban Echeverría lograron firmar el acuerdo salarial del 2018, con una suba del 17 por ciento más cláusula de revisión en octubre. Si bien apenas superó por dos puntos el techo oficial del 15 por ciento, marcó una tendencia que se repite en toda la provincia de Buenos Aires: subas por arriba de lo ideado por la casa Rosada y el gobierno de María Eugenia Vidal. Así lo marca un informe de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FesiMuBo), que destacó que pee a la bajada de línea del oficialismo en territorio bonaerense los salarios subirán por encima del techo, en su gran mayoría en cuotas. Los acuerdos a la baja son minoría, e incluyen a jefes comunales de cambiemos en su mayoría. Si bien afirman que los intendentes “pagan lo que les deja el presupuesto”, admiten que los peronistas buscan “un efecto político” en los incrementos. Firmar convenios bajo la nueva ley provincial, el próximo objetivo.

El trabajo de la FeSiMuBo, que recopiló los acuerdos salariales firmados en lo que va del año, aseguró que “en su mayoría” se firmaron paritarias por encima del techo del 15 por ciento, que busca imponer el oficialismo. En esta tabla, de los 51 convenios formalizados, el más alto del año es el que homologó Pehuajó, que incluye una suba salarial del 32,5 por ciento para sus empleados. Luego, se siguen distritos realizaron paritarias con incrementos del 30 por ciento: Avellaneda y San Vicente. Por su parte, en Ensenada y San Antonio de Areco acordaron un 25 por ciento de incremento, un 20 por ciento en Castelli, entre los que rompieron el límite. Otros ajustaron a la pauta del 15 por ciento del gobierno, como La Plata y Lanús, gobernadas por Cambiemos. En el caso del primer semestre de 2018, se establecieron incrementos salariales en General Pueyrredón (12 por ciento), Campana (9,3 por ciento) y San Isidro (8 por ciento), y por un trimestre en Azul (6,33 por ciento), precisa la parte inicial del informe. En buena parte de los acuerdos las subas son en cuotas, y existe un compromiso de revisión por inflación, en su modalidad cláusula gatillo o reapertura de paritaria.

“Hay un componente político y uno salarial”, admitió Adrián Gouín, secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de esteban Echeverría (STMEE). Ante la consulta de Gestión Sindical, el dirigente aseguró que “hay una clara línea bajada por la gobernadora Vidal para que se cumpla el techo salarial del 15 por ciento que quiere el gobierno, pero muchos intendentes decidieron ir con acuerdos a la alza”. Muchos de ellos son jefes comunales del PJ, que buscan “posicionarse en el escenario político”. Otros, añadió Gouín, incluso siendo se Cambiemos decidieron hacer aumentos por arriba, consientes que la inflación estará muy por encima de la estimación oficial”. El plano político sin duda empuja las negociaciones. En el último mes, dos municipios como La Matanza y Lomas de Zamora cerraron convenios. Ambos no sólo concentran una buena parte del electorado bonaerense. Además, sus intendentes –Verónica Magario y Martín Insaurralde respectivamente –tienen aspiraciones de competir por la gobernación. En el primero de los casos, la jefa comunal cerró una suba del 23 por ciento, una cifra “para evitar perder el poder adquisitivo de los empleados”, según dijo la propia Magario. En el distrito lomense, la firma del convenio fue del 20 por ciento.

“Cada intendente paga de acuerdo a lo que le deja el presupuesto, en muchos casos hay que entender que sin recursos de Provincia hay poco margen”, sostuvo Gouín. El dirigente aclaró que en muchos casos las cifras parecen altas, pero después “hay que saber sobre qué se aplican”. En la provincia FeSiMuBo viene luchando contra lo que llaman los “sueldos compuestos”, que son los ítems que forman el salario final de un municipal, que muchas veces tienen básicos bajos y muchos agregados que alcanzan una cifra pero que a la hora de dar aumentos o fijar jubilaciones son realmente mucho menos que lo que se percibe “de bolsillo”. Además, otro tema es la adhesión o no al Pacto Fiscal, ya que muchas comunas dependen de la ayuda provincial para dar las subas.

El informe de la federación que lidera Rubén “Cholo” García aseguró que los 51 acuerdos paritarios firmados hasta esta semana “representan el 37,7 por ciento de los municipios de la provincia de Buenos Aires, por lo que resta la convocatoria a la mesa salarial en 81 distritos”. Otra cifra que le interesa a los gremios comunales es la que marca la adhesión a la ley 14.565, que obliga a los sindicatos locales y los gobiernos a firmar nuevos Convenios Colectivos de Trabajo. Desde la FeSiMuBo le confirmaron a Gestión Sindical que hasta el momento “se firmaron 54 nuevos acuerdos, un poco por encima de las paritarias de este año”. “Se pueden firmar paritarias, es decir, aumentos salariales, y seguir negociando el nuevo convenio, que marca la ley”, agregaron desde la federación, que marcaron que pese al compromiso la adecuación a la nueva normativa “va más lenta de lo que esperábamos”.

También podría interesarte

La otra cara del mundo “mágico” de Disney: un reino de la explotación laboral

Un informe basado en entrevistas a 5.000 empleados revela salarios de miseria y condiciones laborales …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *