Viernes 17 de noviembre de 2017
Inicio / Actualidad / Los docentes porteños volvieron a rechazar la reforma oficial: “Es volver al pasado”
UTE

Los docentes porteños volvieron a rechazar la reforma oficial: “Es volver al pasado”

Organizada por el gremio UTE, se realizó esta semana una jornada para analizar y rechazar la iniciativa del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que entre otras cosas pretende que los alumnos trabajen en su último año de clases. Además, se criticó el protocolo contra la toma de colegios distribuido por el Ministerio de Educación porteño.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

La reforma educativa lanzada por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires sigue cosechando rechazos, en el marco de un plan piloto que comenzará a regir en 2018. Este martes, los docentes enrolados en el gremio UTE realizaron una jornada donde volvieron a expresar sus dudas y críticas a la iniciativa, que comenzará en 18 colegios porteños, y que genera cambios curriculares y laborales. La medida más polémica es la posibilidad que los alumnos trabajen en el último año de cursada, entendido como un fomento del empleo precarizado. Durante la actividad, la dirigencia sindical además volvió a denunciar el protocolo enviado por el Ministerio de Educación para los casos de toma de escuelas, que incluye la posibilidad de llamar a la intervención policial. Para este sector, la reforma “es volver al pasado”. Además, se anunciaron medidas de fuerza para los próximos días en el marco de esta pelea.

El gremio UTE organizó este martes la jornada “La secundaria del futuro es volver al pasado”, donde junto a alumnos y otros integrantes de la comunidad educativa analizaron los cambios lanzados por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta, que se aplicarán en 18 escuelas de manera de prueba. Al finalizar la misma, se generó un documento donde se rechaza la reforma, a la que calificaron de “inconsulta”, y alertaron sobre sus efectos en el sistema educativo de la Ciudad de Buenos Aires. “La administración de Horacio Rodríguez Larreta hizo circular una serie de documentos absolutamente superficiales y sin ningún desarrollo conceptual. Cada vez que reciben una crítica responden que se trata de un borrador, lo que demuestra que actúan sin ningún criterio o buscan provocar la reacción de la comunidad educativa”, se quejó el gremio mediante el texto consensuado con los participantes de la jornada.

El mes pasado, el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires lanzó “Secundaria del futuro”, una iniciativa que busca reformular la educación media, y que tiene algunos contenidos que a los gremios ponen en alerta. La reforma educativa establece entre otras cosas que los alumnos “deberán trabajar en el último año”. El flamante diagrama incluye dos años de ciclo básico, dos años de ciclo orientado y un quinto año que será “integrador y formativo más allá de la escuela”. Para este último año “se contempla una parte del tiempo escolar destinado a aprendizajes dentro de empresas y otro al desarrollo de habilidades relacionadas al emprendedorismo”, según informaron oficialmente. Además, se reducirán las material, las cuales se agruparán en cuatro áreas de conocimiento: ciencias sociales y humanidades, científico-tecnológico, comunicación y expresión, y diferentes orientaciones. Según se estableció, los alumnos ya no podrán repetir de año –se podrán recuperar los contenidos -, las notas numéricas serán reemplazadas por un sistema de “créditos” y en el 30 por cieno de las clases, el docente introducirá los contenidos y el 70 por ciento restante será para “trabajo autónomo y colaborativo”. Los alumnos del último año tendrán la opción de estudiar las dos materias comunes del CBC de la UBA u otras de institutos terciarios o profesorados.

En la jornada, que según UTE contó con la participación de más de 250 trabajadores de la educación pertenecientes a 90 escuelas, se criticaron varios puntos de la reforma. “El gobierno de la Ciudad vuelve a demostrar un desconocimiento total de lo sucede en las escuelas cuando afirma que actualmente toda la enseñanza se basa en el dictado de ‘clases magistrales’. Presentan como novedades las prácticas que desarrollamos en las escuelas desde hace más de 30 años. También proponen como ‘novedosa’ la posibilidad de cursar en 5to año materias del CBC de la UBA, algo que existe desde 1985 bajo el nombre UBA XXI”, finalizó el texto final del encuentro. El rechazo a la reforma educativa cuenta con el aval de otros gremios porteños, como Ademys, y el respaldo de la CTERA, la entidad nacional.

Además, el sindicato se quejó del protocolo lanzado en para los casos de tomas de escuelas, que instruye a los directivos a llamar a la policía en esos casos. Cuando se conoció el tema, se presentó un amparo judicial, y la titular del Ministerio de Educación, Soledad Acuña, negó su existencia. Pero en varias escuelas que fueron tomadas este manual llegó por canales oficiales –como correos de cuentas del ministerio –lo que generó polémica. “El Ministerio de Educación de la Ciudad engaña a los medios y a la ciudadanía toda cuando niega haber enviado a las escuelas un protocolo para actuar en caso de tomas estudiantiles, con eje en la denuncia y no en el diálogo. De hecho enviaron un instructivo el 1º de septiembre desde el correo electrónico de la Dirección de Enseñanza Media con instrucciones que incluyen la denuncia inmediata en la comisaría de la zona”, aseguró UTE. Además de esta jornada, este viernes la UTE anunció que participará de la Marcha de la Noche de los Lápices y el sábado 16, junto a CTERA, del Encuentro Educación y Memoria organizados con H.I.J.O.S. en la ex ESMA. El martes 19 a las 14 habrá una movilización a la Legislatura de la Ciudad para presentar las firmas reunidas que rechazan la reforma educativa oficial.

Mediabit

También podría interesarte

daer2017

Daer dice que “la integridad del derecho laboral está a salvo”

El secretario general de la CGT aclara que ello es así a partir del texto …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *