Domingo 17 de diciembre de 2017
Inicio / Fuera de Megáfono / Las PyMEs bonaerenses perdieron 150 mil empleos
pymes

Las PyMEs bonaerenses perdieron 150 mil empleos

La caída del consumo es especial en los rubros textil, calzado, metalúrgico y muebles, la apertura de importaciones y el incremento de tarifas componen un panorama oscuro para el sector.

Las PyMEs bonaerenses están en crisis y desde el sector informan que sólo en el Área Metropolitana se perdieron más de 150 mil puestos de trabajo y se cerraron casi 7 mil de estas empresas, producto del combo que conforman la caída del consumo, la apertura de las importaciones y el aumento en las tarifas.

Según un relevamiento llevado a cabo por el Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM) junto al INDEC y sus cámaras asociadas, los despidos ascendieron a 151.433 en los primeros meses del año, mientras que en ese lapso ya cerraron o frenaron sus actividades unas 6.800 PyMEs de diferentes rubros, lo que refleja el mal momento del sector en la Provincia de Buenos Aires.

“Existe una caída del consumo en el orden del 25% en textil, calzado, metalúrgica, marroquinería y muebles. A eso le agregamos una suba en las importaciones en un promedio del 30%, con picos de hasta 50 en algunos sectores”, explicó Ariel Aguilar, presidente de la Cámara Industrial de las Manufacturas del Cuero y Afines (CIMA) e integrante de la Confederación General Empresaria (CGERA).

Panorama desalentador
Al respecto, Aguilar añadió que “esos números no son discutibles, son sumas y restas. La crisis se sintió en todos los sectores, pero un poco menos en agroindustria y en servicios y muchísimo más en mano de obra intensiva”.

En esa línea y en el marco del panorama desalentador que afecta al sector, Aguilar alertó que “si esto sigue así, hay PyMEs que mucho tiempo más no van a poder resistir”.

Por su parte, Julián Moreno, presidente de la Delegación Buenos Aires de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresario (APYME), coincidió en el diagnóstico de Aguilar.

Moreno graficó que “las (empresas) que requieren de mucha energía, están realmente muy mal por el aumento de tarifas. Las que compiten contra la apertura de importaciones de manera desleal están muy mal y las que dependen del mercado interno también”.

A modo de síntesis a su explicación sobre las dificultades que atraviesa el rubro, Moreno puntualizó que la empresa “que no perdió el 30% de la venta, perdió el 40%. Al que no le aumentaron 50% los costos, le aumentaron el 60%”.

Con pocas esperanzas
“En el sector quedan muy pocos esperanzados. La situación está llegando a un punto crítico y las empresas sólo están intentando sobrevivir, nadie piensa en invertir o crecer”, manifestó el empresario PyME a este diario.

“Sólo sobrevivir no siempre es lo más inteligente, porque a veces en esa intención el dueño, que no es un gran empresario, termina perdiendo su casa”, lamentó Moreno al radiografiar otro aspecto traumático de la crisis que afecta al sector.

En cuanto al capital humano, Aguilar explicó que el sector “hace un gran esfuerzo por sostener la fuente de trabajo porque costó mucho formar el capital humano después de los años 90”.

“Eso, sumado a que tenés una relación directa, te lleva a no despedir. Cuando una PyME llega a eso, empieza achicarse y si no se reactiva va directamente al cierre” subrayó el titular de CIMA.

Mediabit

También podría interesarte

satsaid

La reforma ya llegó: antes de su aprobación, casos testigo donde se aplica la nueva mirada laboral

Mientras se negocia en el Congreso la aprobación del proyecto oficial, en varios sectores ya …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *