Domingo 17 de diciembre de 2017
Inicio / Fuera de Megáfono / La reforma ya llegó: antes de su aprobación, casos testigo donde se aplica la nueva mirada laboral
satsaid

La reforma ya llegó: antes de su aprobación, casos testigo donde se aplica la nueva mirada laboral

Mientras se negocia en el Congreso la aprobación del proyecto oficial, en varios sectores ya se aplican algunos cambios, en medio de la tensión. Visitadores médicos, los primeros afectados. El gremio de la TV resiste los cambios propuestos por los canales. En el subte los cambios de horarios trajeron demoras y polémica. Triaca insiste con tratar el proyecto en el Congreso antes de fin de año.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, busca contrarreloj que al menos una d las cámaras legislativas trate antes de fin de año el proyecto de reforma laboral, que es resistió por buena parte del movimiento obrero, pero que por el momento tienen cierto aval tácito de la CGT, que logró algunos cambios y pretende suavizar su impacto. La negativa de senadores peronistas de tratarlo hasta que no haya postura unificada en la central obrera pareció tirar por tierra las intenciones del funcionario, que volvió en estos días a la carga para lograr tratamiento. Mientras esto sucede, en algunos sectores hay una espera de aplicación implícita de la reforma. Con el aval del gobierno, algunas cámaras empresariales presionan para lograr cambios en contratos laborales, restringiendo derechos y aplicando la lógica del proyecto que impulsa el frente Cambiemos. Son “pruebas piloto” que pueden definir el futuro de la reforma, en medio de la disputa sindical y política.

Desde hace más de un año y medio que los visitadores médicos no tienen paritarias. Las negociaciones se trabaron y pese a las protestas, los laboratorios se niegan a hacer una nueva oferta salarial. Así, los trabajadores están sin convenio colectivo, y se encaminan a tener la “paritaria más larga del mundo”. Uno de los puntos que las cámaras empresariales quieren cambiar es el cumplimiento de la llamada ley de profesionalidad, que rige la actividad de los promotores de fármacos. Si se deja de aplicar la norma, se firma un acuerdo salarial. Si no, se sigue en esta situación. “Nos extorsionan para que cambiemos salarios por derechos, algo que no vamos a aceptar”, sostuvo el dirigente de la Asociación de Agentes de Propaganda Médica (AAPM), Fabián Pennini. Consultado por Gestión Sindical, recordó que el caso de los visitadores médicos “es el primero en que se aplicó la reforma laboral”, y es “un pésimo antecedente” para los trabajadores. “Además quieren terminar con nuestra organización sindical, los laboratorios piden que los empleados renuncien al gremio”, agregó.

Algo similar les sucede a los trabajadores de la televisión, que ya hicieron dos paros en las últimas semanas, y se mantiene en conflicto con los canales de aire y las productoras, por la falta de acuerdo salarial. En la última audiencia de hace dos semanas, luego de varias horas de negociación no se llegó a un acuerdo, lo que hizo que el Sindicato Argentino de Televisión (SATSAID) realizara el jueves 24 de noviembre un nuevo paro de actividades. “Quieren aplicar reformas en nuestro convenio, sacarnos derechos adquiridos, para darnos el aumento que exigimos. es un ensayo de la reforma, pero lo vamos a resistir”, le dijo a Gestión Sindical un dirigente del gremio. Entre los temas que se discuten es el pago adicional por horarios nocturnos, que quieren retirar del convenio colectivo.

En ambos casos, los gremios se quejan de la falta de neutralidad del Ministerio de Trabajo, que deja que los tiempos se estiren favoreciendo a los empresarios. “Los laboratorios farmacéuticos tienen el visto bueno del ministro Triaca, por eso pueden darse el lujo de no darnos paritarias. Sufrimos en carne propia la prueba piloto de esta reforma”, remarcó Pennini, que recordó que a pesar de llevar más de un año y medio sin acuerdo salarial, las cámaras patronales no son sancionadas por la cartera laboral, y ni siquiera las obligan a sentarse a negociar o realizar una nueva oferta salarial. En el caso del gremio de la televisión, apenas se inició el conflicto (el convenio actual lleva más de 60 días vencido), Trabajo declaró la conciliación obligatoria. “La acatamos como corresponde, pero la conciliación se usa contra los trabajadores, que no pueden hacer más protestas, pero no reciben una nueva oferta salarial. En nuestro caso tuvimos que hacer protestas fuera del horario laboral”, recordó el mismo dirigente del SATSAID consultado.

Si bien no es una situación como la de los visitadores médicos o los trabajadores de la televisión, en el subte se viven momento de tensión por el intento de cambiar el horario laboral. En el inicio de semana se produjeron retrasos en el servicio de las seis líneas porque no hubo un cronograma transparente y consensuado por los gremios. Así lo denunció la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP), que negaron realizar paros o medidas de fuerza en estos días, que pudiera afectar el servicio. “Quien sí lo afecto durante la jornada de manera intencional ha sido la concesionaria Metrovias, quien a pesar de contar con el personal necesario para brindar el servicio con normalidad, prefirió generar interrupciones esporádicas y demoras para así culpar a los trabajadores”, se quejaron los “metrdelegados”, que realizaron la denuncia ante la subsecretaria de Trabajo Industria y Comercio de la Ciudad de Buenos Aires.

La polémica se generó por el corrimiento del horario que la empresa inició este lunes, luego de un anuncio del gobierno porteño. Pero estos cambios se hicieron sin consultar a los trabajadores. “Las únicas dos reuniones llevadas a cabo fueron durante el mes de noviembre y en ellas, la parte empresaria solo se limitó a notificar la voluntad de concretar dicha modificación, sin atender los desajustes que causaría este cambio en la organización familiar, ni haber notificado individualmente a cada uno de ellos la decisión empresarial”, expresó el gremio, que dio una conferencia de prensa para expresar su postura.

Mientras estos cambios se aplican, desde el gobierno mantienen su postura sobre el proyecto, y mandan mensajes a la dirigencia sindical. “Con una metodología que por primera vez se aplica en Argentina, cada uno ha hecho su aporte y ahora hay que debatirlo en el Congreso”, sostuvo el titular de la cartera laboral al ser consultado por la prensa este mediodía sobre el proyecto de reforma laboral, en el marco del 10° Conferencia Anual de Ecolatina. En ese marco, Triaca señaló que “hay algunas centrales (sindicales) que tienen vinculaciones con sectores políticos y manifiestan su oposición” a los proyectos oficiales de reformas, y sostuvo que, si bien hay que “escuchar las críticas”, también hay que “correr el velo y ver qué hay detrás”. “Hay voces disonantes que a veces tienen cierta intencionalidad política”, aseveró el ministro de Trabajo en su exposición en el marco del encuentro -que se desarrolló en el Hotel Panamericano, en el centro porteño- en línea con lo que había afirmado en declaraciones formuladas a la prensa en ese lugar.

Mediabit

También podría interesarte

Caló

El acuerdo paritario de Tierra del Fuego trajo una fuerte interna en la UOM nacional

La conducción de Antonio Caló quedó en el ojo de la tormenta luego de avalar …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *