jueves 19 de julio de 2018
Inicio / Actualidad / La CGT se reúne el jueves y postergaría las elecciones del 22 de agosto

La CGT se reúne el jueves y postergaría las elecciones del 22 de agosto

Después de reuniones internas, la postura que prevalecía era la de extender el mandato del triunvirato tras el oxígeno que le dio el “éxito” del último paro del 25 de junio. Los que apoyan esa postura, además argumentan ya no se pueden cumplir los plazos para llegar a realizar a tiempo el congreso normalizador del 22 de agosto.

El Consejo Directivo de la CGT se reunirá el jueves para definir si mantiene al triunvirato o continúa con el cronograma estipulado para realizar las elecciones de nuevas autoridades el 22 de agosto, aunque esta última opción ya era descartada por algunos dirigentes.

Tras semanas de reuniones reservadas entre referentes de los distintos sectores en los que está dividida la CGT, la postura que prevalecía era la de extender el mandato del triunvirato tras el oxígeno que le dio el “éxito” del último paro del 25 de junio.

Quienes sostienen esta postura alegan además que ya no se pueden cumplir los plazos para llegar a realizar a tiempo el congreso normalizador del 22 de agosto (ni siquiera se hizo aún el Comité Central Confederal, que es el paso previo), ni tampoco se estaría reuniendo un consenso para que en esa fecha se pueda votar a un secretario general que contente a todas las facciones de la entidad de la calle Azopardo.

La intención de hacer continuar al triunvirato que integran Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña es defendida por los dirigentes de los “gordos” y los “independientes”, que lideran los grandes gremios, además de sindicatos del sector energético, entre otros, y también es del agrado del Gobierno. En cambio, los que presionan para que haya elecciones que dejen atrás a la actual ctriunviratonducción tripartita son los sectores más opositores al macrismo, como el líder de Camioneros, Pablo Moyano, y la Corriente Federal del bancario Sergio Palazzo.

Esta postura tiene el aval también de gremios no tan “duros” pero que desean que haya elecciones para poder volver a la conducción tras haberse automarginado, como la UOM y los del grupo del MASA, entre ellos el SMATA, Peones de Taxis y la Unión ferroviaria.

Lo paradójico es que los “gordos” e “independientes” eran los que hasta hace un mes estaban convencidos de dejar atrás el triunvirato y llevaban adelante las negociaciones para concretar las elecciones del 22 de agosto, mientras que los Moyano y sus aliados se mostraban distantes de ese proceso y ahora son quienes reclaman que haya comicios.

En el medio, Pablo Moyano hizo una jugada que enrareció aún más el clima interno de la CGT, al anunciar que se iba a presentar a las elecciones encabezando una fórmula “combativa” junto a Palazzo, desafiando así la hasta ese momento segura consagración de Héctor Daer como único secretario general, cargo que nunca se dirimió tras una competencia entre dos listas.

Si finalmente las elecciones se hacen el 22 o bien se postergan se definirá en la reunión de este jueves, que tendrá lugar en la sede de Azopardo desde las 14.

Por su parte, Pablo Moyano lamentó este martes que haya una postergación de las elecciones, al afirmar que “se había creado una expectativa de un recambio generacional, un recambio de política”, aunque advirtió que “uno o dos meses más no van a cambiar lo que los trabajadores están pidiendo a gritos, que es una CGT combativa”.

En ese sentido, advirtió que Camioneros está “conformando un espacio nuevo con los gremios de la UOM, SMATA, Unión Ferroviaria y los pilotos de avión para ir a confrontar” en las elecciones de la central obrera, aunque también barajó la posibilidad de “crear un nuevo espacio para llevar adelante esta política de confrontación contra un modelo económico que cierra empresas, despide trabajadores”.

En diálogo con Radio 10, el camionero consideró que la falta de definiciones sobre la convocatoria al congreso normalizador es “otra muy mala noticia para los trabajadores”, y remarcó: “Lamentablemente los mismos compañeros del triunvirato habían dicho que habían fracasado, que el 22 de agosto iba a ser el congreso normalizador. Es cuestión de tiempo. Un mes más, dos meses más, no van a cambiar lo que los trabajadores están pidiendo a gritos, que es una CGT en la calle, combativa, que sea respetada, que sea escuchada por el Gobierno”.

Asimismo, los Moyano junto a los sindicatos industriales y el resto de los sectores gremiales con los que se viene movilizando desde el 21 de febrero (las CTA, los movimientos sociales) prepara una nueva marcha para fines de este mes (se habla del 26 de julio) para retomar las protestas contra el Gobierno.

También podría interesarte

La CGT quiere ver a Lagarde y plantearle cuestionamientos a las recomendaciones del FMI

La central obrera anunciará los detalles de un plan de acción en una conferencia de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *