sábado 21 de abril de 2018
Inicio / Actualidad / La Bancaria prepara un paro por tiempo indeterminado por la reforma en el Banco Provincia

La Bancaria prepara un paro por tiempo indeterminado por la reforma en el Banco Provincia

El gremio parará este miércoles, y el jueves podría votar un paro total por la reforma jubilatoria aprobada por la legislatura bonaerense. No descartan que se sumen otros bancos, tanto públicos como privados. Apoyo de los estatales, que consideran estos cambios como “la punta de lanza” para que la gobernadora Vidal lance su propia reforma previsional.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Con el apoyo de ambas cámaras, la legislatura provincial convirtió en ley la reforma de la jubilación del Banco Provincia, un proyecto que abre el juego a la reforma tributaria y previsional que busca impulsar en territorio bonaerense la gobernadora María Eugenia Vidal. La iniciativa no pudo tratarse la semana pasada por los incidentes dentro y fuera del recinto, y ahora logró el quórum gracias al bloque de diputados que responde a intendentes del PJ, que votó en contra pero se sentaron en sus bancas. Afuera, el gremio La Bancaria y gremios de estatales se movilizaron, en medio de un impresionante operativo de seguridad, que incluyó unos 800 efectivos de la Policía Bonaerense, vayas y garitas de seguridad. Desde el sindicato que conduce a nivel nacional Sergio Palazzo alertaron que preparan “un paro por tiempo indeterminado” en la entidad pública, y no descartan que se extienda a todo el sistema, tanto estatal como privado. Además, los trabajadores del Estado provincial advierten que detrás de este proyecto viene uno más peligroso: una reforma previsional en la Provincia. Detalles del borrador que circuló, y que fue rechazado la semana pasada por todo el arco sindical.

La sanción del nuevo régimen jubilatorio del Banco Provincia fue aprobada en la legislatura ayer martes, y generó el rechazo del gremio del sector y de estatales de la provincia de Buenos Aires. Los primeros aseguran que la medida “es contra los trabajadores”, y rechazaron los argumentos del oficialismo, que impuso el voto en diputados gracias a la presencia de al menos cinco legisladores que responden a intendentes del PJ (dieron quórum pero votaron en contra). Ante esto, mañana miércoles habrá un paro de actividades en todas las sucursales del banco, y el jueves asambleas donde se definirán las medidas a seguir. “No descartamos un paro por tiempo indeterminado, y medidas de fuerza en otros bancos, tanto públicos como privados”, admitió una fuente de La Bancaria, ante la consulta de Gestión Sindical. El sindicato, que forma la CGT a través de la Corriente federal, no descarta buscar una medida en conjunto, con otros sectores. “Ya lo vimos con la reforma a nivel nacional, necesitamos la unidad de todo el movimiento obrero para parar el avance contra los trabajadores. La CGT debe ponerse a la cabeza de esta tarea”, agregó la misma fuente.

La reforma planteada por la gobernadora Vidal eleva en forma escalonada hasta los 65 años la edad jubilatoria de los empleados de la banca pública, y procura que el déficit de 5 mil millones de pesos anuales de la entidad (donde, según afirman desde el Ejecutivo bonaerense, hay 16 mil jubilados y 8 mil trabajadores activos que trabajan) no deba ser afrontado por el Estado provincial. Así la edad jubilatoria pasaría de 57 a 65, con 35 años de aportes. “Como sucede con los docentes, los bancarios aportamos del 14 al 17 por ciento a la caja jubilatoria, para tener el beneficio de adelantar la edad de retiro. No nos están regalando nada”, se quejó la misma fuente sindical.

El reclamo de los bancarios es acompañado por los estatales bonaerenses, que ven en la reforma jubilatoria del Banco Provincia la “punta de lanza” del gobierno en materia de reforma previsional. Por eso, médicos, docentes y estatales acompañaron la protesta de ayer, y alertaron sobre el impacto que tendrán los cambios que se conocieron la semana pasada mediante un borrador, que luego no fue presentado en la cámara de Diputados. Por eso, la semana pasada los trabajadores realizaron un abrazo simbólico al Instituto de previsión Social (IPS) en La Plata. “Es un avance fuertísimo sobre los derechos de todos los trabajadores del Estado, y fundamentalmente contra los docentes”, sostuvo en diálogo con Gestión Sindical. Javier Perín, dirigente de SUTEBA. El dirigente destacó que el plan oficial “no tiene justificación”, ya que “el IPS es superavitario”. “Quieren hacer bonos para derivar esos fondos en otros sectores, subiendo el presupuesto en seguridad, por ejemplo, lo que va en contra de los beneficio de los trabajadores. Meten la mano en la plata de los trabajadores para profundizar la política de ajuste”, sostuvo.

En tanto, Fernando Corsiglia, titular del gremio médico CICOP, explicó que estos cambios “hay que enmarcarlos en la reforma que se impulsa a nivel nacional, que modifica de manera sustancial las características de la jubilación, que se va a modificar con los cambios planteados en la caja del Banco Provincia”. Los cambios que se conocieron estos días, cuando se filtró un borrador del proyecto de ley, establece aumento de la edad jubilatoria, eliminación de los regímenes especiales con los que cuenta algunos estatales, como los que trabajan en hospitales, y un nuevo cálculo de haberes. “El proyecto no se presentó en la legislatura por el rechazo que generó en principio cuando se conoció, pero entendemos que la modificación para los trabajadores del Banco Provincia, aumentando la edad jubilatoria, es una embestida para el resto de los trabajadores del Estado”, dijo Corsiglia, ante la consulta de Gestión Sindical.

Los cambios impactan de manera directa en la forma de jubilarse de los estatales, en especial en algunas áreas. Los docentes fueron los primeros en alertar sobre la situación, y según los primeros cálculos, uno de los sectores más perjudicados. “En principio, en el anteproyecto de ley se siguen sosteniendo el aporte del 16 por ciento, que hacemos para evitar desfinanciar el IPS y poder acceder a la jubilación a los 50 años, con 25 años de aportes”, remarcó Perín, de SUTEBA. Pero lo que se buscará es cambia la edad jubilatoria: pasaría a 57 años para las mujeres y 60 para los hombres y en casos de maestros que no están ante alumno se llevaría a 60-65, planteando 30 años de antigüedad y 10 ante alumnos. “Otra cosa que cambia es la movilidad, ya que los jubilados docentes están atados a la paritaria. Entonces, cuando se cobra un aumento, al mes siguiente el jubilado lo perciben. El proyecto dice que los aumentos se aplicarán con la actualización del ANSES, que quieren cambiar a nivel nacional con la reforma previsional”, destacó el dirigente docente.

Uno los puntos que más preocupa al sector es el cálculo de la primera jubilación que recibe el docente cuando deja de trabajar. “Lo peor de todo es la brutal modificación del haber inicial jubilatorio, que ahora se calcula a partir de los mejores tres años consecutivos o los mejores cinco alternados. Si sus mejores años fueron 30 módulos o dos cargos docentes, se jubila con el 70 por ciento del haber si es a los 50 años. Con la modificación, se computan solamente los cargos titulares, y en Provincia no se pueden tener 20 módulos titulares en secundaria, es decir, 4 horas por días”, graficó Perín. De esta forma, un profesor de secundaria se podrá jubilar con esa cantidad de horas. Los cálculos de SUTEBA aseguran que un jubilado que podría iniciar cobrando 25 mil pesos con la reforma pasaría a los 12 mil.

Otros regímenes especiales que podría desaparecer sería el de los médicos y profesionales de la salud, que desde hace unos años pueden acceder al beneficio de la jubilación anticipada, gracias al decreto de desgaste laboral. “En nuestro sector tenemos un porcentaje de compañeros que tienen un régimen de insalubridad, con un aporte del 15 por ciento y les permite jubilarse con 50 años de edad y 25 de aportes. Lo que esta propuesta supone es aumentar la edad en 55 años, y modifica las condiciones”, aseguró Corsiglia, titular de CICOP. En el sector salud dos decretos permiten la jubilación anticipada, el 58/15 (no profesionales) y el 598/15 (profesionales). El proyecto difundido en estos días habla de eliminar el primero, pero no hace referencia al segundo. “Los médicos y profesionales estamos en una especie de limbo, si queremos jubilarnos por el decreto que está vigente tenemos que pagar un cargo deudor que en muchos casos suma cifras siderales. Pero creemos que todo cambiará si se aprueba la nueva reforma”, aclaró el dirigente médico.

Mediabit

También podría interesarte

Fue multitudinaria la “Marcha de las Velas” convocada por las CTA y Camioneros

Los manifestantes se concentraron en la zona del Congreso y marcharon hasta el Obelisco porteño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *