jueves 19 de julio de 2018
Inicio / Fuera de Megáfono / Hugo Moyano ya no oculta su acercamiento al peronismo y juega fuerte en el armado para el 2019

Hugo Moyano ya no oculta su acercamiento al peronismo y juega fuerte en el armado para el 2019

El líder camionero se mostró con referentes del PJ en un acto en Lomas de Zamora, y desde su entorno confirmaron que ya se trabaja “para un triunfo del peronismo” en las próximas elecciones presidenciales. La estrategia se completa con la candidatura de su hijo Pablo para conducir la CGT.

Hasta hace no mucho, ver a Hugo Moyano al lado de Aníbal Fernández parecía un imposible. Menos que hablaran de un proyecto en común para el 2019. Pero el milagro llamado peronismo todo lo puede. El fin de semana pasado, el líder camionero estuvo en un encuentro del peronismo bonaerense en Lomas de Zamora, y se mostró en sintonía con varios integrantes del anterior gobierno, con quienes coincidió no sólo en sus críticas a la gestión de Mauricio Macri, sino que además se analizaron los primeros pasos para lograr la ansiada unidad del PJ, para derrotar al oficialismo en las próximas elecciones presidenciales “Hay 2019”, coincidieron los dirigentes, que ya no ocultan su acercamiento. Moyano estuvo acompañado por su hijo Pablo, quien completa la estrategia, como candidato a conducir la CGT.

“Necesitamos las dos cosas, una peronismo y una CGT al servicio del pueblo”, afirman desde el moyanismo, que se entusiasman con reavivar el sueño político del camionero. El acuerdo paritario de su gremio, 10 puntos por encima del techo salarial inicial que intentó imponer la Casa Rosada, agranda la imagen del camionero frente al resto del sindicalismo.

Moyano participó de un encuentro con dirigentes del kirchnerismo como Aníbal Fernández y Jorge Capitanich, un cónclave organizado por Alberto Rodríguez Saá, nexo histórico entre el camionero y el peronismo. La presencia de Hugo y Pablo Moyano en la cumbre generó sorpresa, sobre todo porque en el segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner hubo duros cruces entre los funcionarios y los dirigentes, por la actitud opositora de estos últimos, que incluso rompieron la CGT. Pero la necesidad de construir una alternativa para 2019 acercó las partes. “Siempre decimos lo mismo, Hugo nunca cambió de posición, siempre estuvo en su lugar defendiendo a los trabajadores. Si algo cambian, son los políticos”, se defendieron en su entorno.

Consultado por Gestión Sindical, una fuente cercana al moyanismo confirmó que hay conversaciones para participar de la interna del PJ, y de trabajar para construir una alternativa para las elecciones presidenciales. Si bien no hablan de una candidatura, quienes están cerca de Moyano afirman que hay “mucho malestar” con el actual modelo, y que van a ser “la voz de los trabajadores” contra el ajuste.

En la cumbre de Lomas de Zamora, los dirigentes peronistas dijeron que el propio Macri está detrás de la intervención del PJ –en manos del gastronómico Luis Barrionuevo –y que de esa forma se busca dividir al peronismo. De la misma forma, Moyano remarcó que la Casa Rosada hará lo que sea para debilitarlos, y recordó la multa que le aplicó a su gremio por los paros dentro de la conciliación obligatoria. “La otra vez nos metieron la misma multita”, bromeó, ante la presencia del x Ministro de Trabajo del kirchnerismo, Carlos Tomada, quien aplicó una medida similar en su gestión. Las risas marcaron el tono distendido de las relaciones con los ex funcionarios y la posibilidad de encontrar una fórmula de unidad en el justicialismo. “Aclaro que aquella no la pagamos”, completó Moyano, entre risas. Más serio, dijo que hay “muchos dirigentes, uno mejor que el otro, para representar al peronismo”, pero nunca se mostró como posible candidato. Las aventuras políticas del Moyano se remontan a la formación de dos partidos, la Corriente Sindical Peronista y el Partido de la Educación y el Trabajo, que apenas lograron visibilidad en este tiempo. El último fue aliado del frente 1País de Sergio Massa en las elecciones del 2017 (en 2015 se mantuvo al margen del proceso electoral), pero apenas pudo colocar algunos candidatos en secciones específicas.

Las fuentes consultadas afirman que la estrategia de Moyano se completa con la fórmula que lanzaron su hijo Pablo y el bancario Sergio Palazzo para conducir la CGT. En 22 de agosto, a dos años de consagrarse el triunvirato conductor, la central obrera realizará un confederal donde intentará lograr una conducción única. En este camino, el secretario Adjunto de Camioneros y el bancario buscarán ser una alternativa, y casi con seguridad se enfrentarán a los candidatos de los grupos “dialoguistas”, que comandan los “independientes” y los “gordos”. En los últimos días la fórmula moyanista tuvo varios apoyos, y en Azopardo creen que el éxito del paro nacional del 25 de junio puede ser el impulso final para consagrar a esta fórmula.

“Hay que construir una CGT al servicio de los trabajadores, combativa y de pié”, dijeron cerca de los dirigentes. Desde camioneros remarcaron ante la consulta de Gestión Sindical que “los dirigentes del triunvirato tienen compromisos políticos que cumplir, se aburguesaron y tienen que dar un paso al costado”. Respecto a la jornada de protesta, afirmaron que siguen trabajando en las adhesiones, para que ese día “no vuele ni una mosca”.

En este camino para volverse una pieza del armado interno del peronismo Moyano acaba de sumar un elemento de importancia Luego de un paro y la amenaza de tres días sin servicio de su gremio, se anunció un acuerdo con la cámara empresariales La suba alcanzada rompe definitivamente el techo oficial: 25 por ciento de incremento salarial más un bono de fin de año y cláusula de revisión. En conferencia de prensa, los Moyano confirmaron que se levantó el paro que tenía previsto para el martes y miércoles de la próxima semana, seguido al paro nacional. “Esto es un ejemplo de lo que se puede hacer con unidad, tanto para el peronismo como la CGT”, dijeron los operadores del moyanismo luego del anuncio, y no ocultaron su alegría, no sólo por el acuerdo firmado, sino porque se perfilan para dominar la escena sindical y política, o por lo menos ser protagonistas fundamentales.

También podría interesarte

“Depuración” de neoliberales: la confederación que agrupa a los gremios del transporte echó a dos sindicatos macristas, busca reincorporar kirchneristas y se endurecen contra el Gobierno

La CATT, sello clave, echó a dos gremialistas por su condición de oficialistas y espera …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *