Viernes 17 de noviembre de 2017
Inicio / Actualidad / Gremios santafesinos preocupados por las adicciones de sus afiliados
alcoholico

Gremios santafesinos preocupados por las adicciones de sus afiliados

Un estudio reveló alto consumo de ansiolíticos entre los bancarios. En la construcción, el alcohol y la marihuana “hacen estragos”.

Un estudio realizado entre los trabajadores bancarios advirtió un elevado consumo de ansiolíticos. En el gremio de la construcción admiten que el alcohol y la marihuana “hacen estragos” en los hogares de sus afiliados. Y la Unión Obrera Metalúrgica está estudiando poner en marcha un centro terapéutico. El consumo problemático de sustancias dejó hace tiempo de considerarse un problema ajeno al mundo del trabajo y tampoco aparece ya como un “caso particular” dentro de oficinas o fábricas; al punto que cada vez más sindicatos tienen en marcha programas de prevención y asistencia. En los próximos meses, el Ministerio de Trabajo de la provincia sumará también un ciclo de capacitación dirigido a delegados sindicales, empleados con personal a cargo y trabajadores de las áreas de recursos humanos, y se proyecta editar un manual de primeros auxilios para situaciones de crisis relacionadas con el consumo.

La semana pasada, el gremio que nuclea a los telefónicos (Sitratel) anunció la puesta en marcha de un programa junto a la empresa Telecom para abordar “las problemáticas de adicciones que pueden aparecer en los lugares de trabajo”, con el objetivo de “ayudar al damnificado” y que “no corra riesgo su fuente laboral”.

El acuerdo, ratificado en la cartera de Trabajo provincial, incluye la creación de distintos dispositivos para el abordaje de los consumos problemáticos; desde campañas de concientización dirigidas al conjunto de los trabajos hasta la incorporación de profesionales para quienes quieran iniciar un tratamiento.

La propuesta surgió en el marco del comité de salud y seguridad, donde hace unos tres meses se decidió crear una subcomisión de adicciones. “El crecimiento en el consumo, no sólo de drogas sino también de alcohol u otras cosas, es una realidad que se vive no sólo entre los telefónicos, sino en todo el ámbito laboral”, destacó Darío Quintanilla, secretario adjunto del Sitratel.

Las mayores consecuencias, apuntó el referente sindical, se sienten sobre todo entre los trabajadores que forman parte de las cuadrillas externas y son vulnerables a mayor cantidad de accidentes. “Por eso nos interesa apoyar las iniciativas para tratar estos temas y poder trabajar desde la contención y la prevención”, señaló y apuntó que “la preocupación es compartida por otros gremios, incluso se trató en varias reuniones del Movimiento Sindical Rosario”.

El secretario general de la Asociación Bancaria de Rosario, Matías Layús, recordó que la necesidad de implementar estrategias para la prevención del consumo de sustancias también fue abordada hace un mes en el marco del Foro de Trabajadores de la Región Centro, que reúne a sindicatos de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos.

Y apuntó que muchas situaciones están relacionadas con el estrés laboral. Hace unos años, el sindicato realizó una encuesta de salud laboral y, entre los resultados, advirtieron un consumo excesivo de ansiolíticos entre los bancarios. Un problema “íntimamente ligado a la presión laboral y la necesidad de cumplir todo el tiempo metas de producción”, señaló Layús.

Cambio de paradigma
En el ministerio de Trabajo de la provincia, los consumos problemáticos de drogas que impactan en el medio laboral y la jornada de trabajo se abordan como un tema dentro del área de salud laboral. Para Guillermo Cherner, subsecretario de Políticas de Empleo, “en los últimos dos o tres años empezó a notarse la preocupación creciente, tanto por parte de los empleadores como de los trabajadores, por este tema”, incrementado por la necesidad de reducir los accidentes laborales.

“Lo que se generó es un cambio de paradigma en la forma de cómo abordarlo —destacó—. Antes se consideraba a las personas con problemas de consumo como casos particulares y la gran mayoría de las veces terminaba despedido; ahora se entiende como un tema de salud e incluso se hace énfasis en los consumos generados por la propia dinámica del entorno laboral”.

Bajo el paraguas de un abordaje humanitario, señaló, se desarrollaron experiencias “muy buenas” en varias empresas. Una de las primeras, recordó, fue la metalúrgica Acíndar, que desde el 2003 implementó campañas de prevención relacionadas con el consumo de alcohol y tabaco, programas para dejar de fumar y hace nueve años sumó un programa preventivo sobre alcohol y drogas.

La UOM analiza crear una casa terapéutica
El secretario general de seccional local de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Donello, conoce de cerca la experiencia de Acíndar, que en 2003 implementó campañas de prevención relacionadas con el consumo de alcohol y tabaco. “Yo dejé de fumar con esos cursos”, contó y aseguró que “estos programas son de gran ayuda para los compañeros” y siempre se desarrollaron “en forma personal” y respetando “la voluntad de todos”.

Para Donello, “las adicciones son un problema que afecta cada vez más a la sociedad y demandan un trabajo conjunto entre empresas, sindicatos y gobiernos”.

Es más, destacó que la conducción nacional de la UOM tiene proyectado la creación de un programa y una casa terapéutica “para ayudar a esos afiliados que, cuando tienen problemas o tienen un hijo con problemas, no encuentran dónde concurrir”.

Como los metalúrgicos, el gremio que nuclea a los empleados de la construcción también está pensando en la creación de “una fundación para brindar tratamiento”, explicó el secretario adjunto de la delegación local de la Uocra, Mariano Torales.

El sindicalista aseguró que el aumento del consumo no se nota tanto en los obradores, “pero sí en las casas de los trabajadores, donde el alcohol y la marihuana hacen estragos”.

El proyecto está en carpeta en las oficinas de Buenos Aires del sindicato. “Allá las obras son más grandes y también las organizaciones delictivas. Los compañeros tenían que correr a los dealers de las obras. Acá, afortunadamente, todavía está todo más controlado”, destacó.

Fuente: Diario La Capital

Mediabit

También podría interesarte

daer2017

Daer dice que “la integridad del derecho laboral está a salvo”

El secretario general de la CGT aclara que ello es así a partir del texto …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *