Miércoles 24 de enero de 2018
Inicio / Actualidad / Gremio municipal puso en duda aumento salarial anunciado por el intendente de Avellaneda
doval

Gremio municipal puso en duda aumento salarial anunciado por el intendente de Avellaneda

Desde el STMA aseguran que esa cifra se cobraría recién en octubre de 2018, y afirmaron que más allá del anuncio el beneficio “no es tan importante”. Además, criticaron a Jorge Ferraresi por no adherir a la ley de paritarias municipales, y lo acusaron de “autoritario”. Una vieja disputa que involucra cuestiones sindicales, políticas y acusaciones cruzadas.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Jorge Ferraresi fue uno de los intendentes que se mostró más cerca de la actual senadora Cristina Fernández de Kirchner durante la campaña electoral. De hecho, los grandes actos los hizo en su comuna, Avellaneda, donde además estuvo el bunker electoral. Esta cercanía lo enfrentó más de una vez con el oficialismo, nacional y provincial. A este último lo acusó de discriminar a los jefes comunales peronistas, por los recursos coparticipables. Ayer jueves, en un acto realizado en Villa Domínico, el intendente confirmó que para el 2018 fijará una pauta salarial con una suba del 30 por ciento, muy por encima del techo que pretende el macrismo, cercano al 15 por ciento. La iniciativa fue tomada “con pinzas” por uno de los gremios que representa a los trabajadores de la Municipalidad, que firman que esos valores se alcanzan recién en octubre. Además, el enfrentamiento con Ferraresi lleva años, y apunta a la creación de un sindicato paralelo y a la intención del gobierno local de fijar las subas salariales por decreto, y no en paritaria como marca la ley. “Es nacional y popular de la boca para afuera”, criticaron desde el gremio, que no asistieron al lanzamiento del oficialismo.

El enfrentamiento entre el jefe comunal y el Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda (STMA) viene de hace años, y tuvo en los últimos meses momentos de tensión. El más grave, la represión contra una manifestación el año pasado, cuando se anunciaba una suba salarial como la que se lanzó ayer jueves a las 19 en un acto en el Anfiteatro Hugo del Carril, del Parque Domínico, en la localidad de Villa Domínico. La actividad permitió confirmar la suba del 30 por ciento para el año que viene para los municipales, y la incorporación de trabajadores a la planta permanente de la comuna. “La cifra es discutible”, le dijeron a Gestión Sindical fuentes del sindicato que comanda el ex diputado provincial Hernán Doval. Según su visión, el aumento “parece un gran anuncio, pero recién se cobrará el octubre del año pasado, porque es en cuotas. Además, es sobre un salario mínimo de 6 mil pesos”, agregaron. El gremio viene pidiendo un salario mínimo para los municipales de 13 mil pesos, y que se terminen lo que se llaman los sueldos conformados, con básico bajos y pagos adicionales que no suman no a la jubilación ni al aguinaldo.

En la comuna de Avellaneda hay tres gremios actualmente: el STMA (que posé la personería gremial), el SUMA y UPCN. Estos dos últimos son acusados de ser aliados de la gestión de Ferraresi, y de firmar los acuerdos salariales sin negociar. De hecho, desde el gremio municipal acusan a SUMA de ser una “sindicato fantasma”, creado para debilitarlos, ya que su titular fue secretario Adjunto de la gestión de Rubén “cholo” García, ex titular del gremio y hoy titular de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FeSiMuBo). El año pasado, el STMA acusó al intendente de firmar una paritaria “truca”, ya que la acordó con los otros dos gremios, cuando por ley sólo puede hacerlo quien posee la personería. Este año, no hubo mesa de negociación, y Ferraresi lo anunció sin consultar a los sindicatos. “Es raro, no sabemos que busca. El intendente no quiere adherir a la ley de paritarias, fue convocado dos veces por el Ministerio de Trabajo provincial por estas irregularidades, pero sigue insistiendo. Es muy autoritario”, se quejaron desde el gremio.

En el acto de ayer jueves, Ferraresi estuvo acompañado por Cristina Fernández y varios dirigentes del kirchnerismo, entre ellos Hugo Yasky, a quien desde el sindicato municipal acusan de no repudiar la represión del año pasado, cuando estaba en el teatro Roma en un acto mientras la policía golpeaba a trabajadores. Más allá del anuncio de aumento e incorporación de empleados, el acto tuvo una fuerte impronta opositora, y tanto el intendente como la flamante senadora nacional criticaron las políticas del macrismo.

Otra de las dudas que surge de lo anunciado por Ferraresi es el tema de la incorporación de personal a la planta permanente. Según informó la comuna, la idea es sumar a la planta municipal 100 empleados el año que viene y otros 100 el año que viene. Desde la Provincia impulsan que los municipios se sumen al pacto fiscal, que prevé que la incorporación de personal sea al ritmo del crecimiento poblacional del distrito. El intendente anuncio que no firmará ese acuerdo con el gobierno de María Eugenia Vidal. En tanto, desde el sindicato aseguran que “no es un regalo, sino un derecho”, y recordaron que la idea del ejecutivo comunal es sumar personal de los planes de cooperativas a la planta municipal, algo que en un primer momento no le molesta al STMA.

Mediabit

También podría interesarte

sanisidro

Salta: cerró el ingenio azucarero más antiguo de la Argentina y despidió a 730 trabajadores

El Grupo Gloria, la empresa de capitales peruanos que desde 2011 controlaba el ingenio, dijo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *