lunes 20 de agosto de 2018
Inicio / Actualidad / FEDUN no inicia el segundo cuatrimestre y denuncia el “brutal ajuste” en las universidades

FEDUN no inicia el segundo cuatrimestre y denuncia el “brutal ajuste” en las universidades

El gremio de los docentes universitarios realizará el lunes y martes próximo un paro de actividades, en reclamo de mejoras salariales y contra la baja en el presupuesto educativo. Denuncian la paralización de obras en todo el país, y lo vinculan con el ajuste que acordó el gobierno con el FMI. La delicada situación impacta especialmente en las universidades nuevas del conurbano bonaerense.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Este lunes, en todas las universidades del país debería iniciar el segundo cuatrimestre del ciclo lectivo 2018. Pero todos los gremios de docentes decidieron no volver a las aulas, en reclamo de una nueva oferta salarial, en el marco de la paritaria del sector que sigue sin resolverse. La medida de fuerza incluirá diversas actividades en las casa de altos estudios, que además de la cuestión sindical podrán de manifiesto su rechazo a las políticas educativas del gobierno de Mauricio Macri, a quien acusan de realizar un “brutal ajuste” presupuestario. En este sentido, en estas horas algunas universidades, en especial aquellas que fueron inauguradas en los últimos años en el conurbano bonaerense, viven una situación dramática, y en algunos casos no están garantizados los fondos para terminar la actividad del año. Para colmo, un reciente decreto eliminó los acuerdos de las facultades con el estado, lo que puede generar despidos. Los gremios denuncias que se paralizaron las obras de infraestructura, en el marco del ajuste que impone el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). “La situación salarial de los trabajadores docentes necesita una respuesta urgente”, aseguraron desde la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN).

La FEDUN confirmó en su último plenario de secretarios generales un paro de actividades para el lunes 6 y artes 7, lo que hará que no se inicien las clases en las universidades del país. Junto a CONADU y CONADU Histórica, el gremio que conduce Daniel Ricci reclaman un aumento salarial “acorde a la inflación real”, y rechazan la oferta del 15 por ciento que se hizo en el último encuentro, la misma que se sostiene en todos los sectores del Estado nacional como en las provincias. “No iniciaremos el segundo cuatrimestre. Se decidió convocar a un paro de 48 horas desde el lunes 6 de agosto, como primera medida. Se paralizarán las universidades porque no hay respuestas oficiales a las demandas salariales”, remarcó el documento difundido por FEDUN luego de tomar la decisión “Es un hecho concreto que la situación salarial de los trabajadores docentes necesita una respuesta urgente. Esa respuesta no llega, y por eso las clases no van a arrancar en tiempo y forma”, sostuvo por su parte Ricci.

El gremio viene trabajando junto a sectores estudiantiles y otros sindicatos para denunciar el ajuste en el presupuesto educativo, que hace que no se pueda avanzar en obras necesarias para garantizar la calidad educativa.

Según le confirmaron a Gestión Sindical desde FEDUN, este lunes además del paro se harán diversas actividades, para visibilizar el conflicto. En este contexto, en una carta abierta al presidente Macri, el gremio sentó postura sobre la situación que se vive en las universidades. “En los últimos meses, toda la comunidad universitaria viene exigiendo que se cumpla con el presupuesto estipulado. Pero desde el gobierno no giran las partidas presupuestarias en algunos casos desde hace más de tres meses, lo que coloca a algunas casas de altos estudios en una situación límite. El atraso más la erosión inflacionaria y los tarifazos en los servicios hacen de todo esto un cóctel imposible”, sostuvo el gremio.

Además, denunció que “en el mismo sentido, se han paralizado todas las obras de infraestructura que estaban en marcha en los complejos universitarios, y se aplazaron las que se proyectaban”. Se suma a todo esto, agregó, “el deterioro severo en el poder adquisitivo del salario docente en lo que va del año, problema que parece no ser tomado con seriedad por el gobierno: aún no hay una propuesta paritaria por parte del Ministerio de Educación que tome en cuenta los niveles de inflación (de marzo a junio la inflación fue de casi 11 puntos) y la repercusión de los excesivos aumentos tarifarios. Tampoco se vislumbra una nueva instancia de negociación”.

El paro de los gremios de los docentes universitarios se da en el marco de una situación de ajuste en el sector, en especial en las casas de estudio más nuevas, abiertas en los últimos años en el conurbano bonaerense. Los dichos de María Eugenia Vidal (que aseguró que las personas salidas de la pobreza no llegan a las universidades) marcaron el grado de descuido que existe sobre estos sectores, que luchan por sostenerse pese a la falta de recursos. Algunos de los casos son extremos, como el de la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ), cuya sede principal está ubicada en Avenida Calchaquí al 6200 de Florencio Varela.

Al lugar asisten más de 20 mil estudiantes, y en su mayoría primera generación de estudiantes universitarios de su grupo familiar, que a partir de los recortes aseguran no tienen fondos para terminar el año. Por esto, el próximo 11 de agosto a las 11 horas se hará un abrazo simbólico a la casa de altos estudios, para denunciar que si no se revierte la situación en octubre no habrá más recursos para garantizar las tareas. A principio de julio, el Consejo superior de la UNAJ decidió declararse en “sesión permanente” por el recorte presupuestario en las universidades. “A partir de noviembre no está asegurado el pago de sueldos, la dinámica del segundo cuatrimestre puede verse seriamente afectada. A menos que se corrija esta situación, el funcionamiento de nuestra Casa de estudios puede tener una crisis importante” señalaron en un documento, al que tuvo acceso Gestión Sindical.

Los gremios apuntan al plan de ajuste que lanzó el gobierno nacional, vinculado al acuerdo con el FMI, que entre otras cosas elimina varios giros de fondos de Nación a las provincias. En el caso de la escuela primaria y media, podría ser el final del incentivo docente, que aportar parte del salario de los docentes. En las universidades, se paralizan las obras. Además, un decreto terminó con los acuerdos entre las universidades y el estado, lo que podría terminar con despidos. Así lo adelantó una fuente del gremio ATE consultada por Gestión Sindical, que dijo que “estamos muy atentos a la aplicación de este decreto, que además de terminar con contratos en el estado, congela los ingresos de personal a las universidades”. esta medida se completa con el decreto 632/2018, firmado por el presidente en julio de este año, que suspende los ingresos de personal a la administración pública.

También podría interesarte

“O se suman a la lucha o se quedan con los oligarcas”, le advirtió Moyano a la CGT

El líder camionero lanzó, en el estadio de Atlanta, la Multisectorial 21F, el espacio de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *