Miércoles 22 de noviembre de 2017
Inicio / Fuera de Megáfono / Farmacias sindicales enfrentan al gobierno para evitar el desembarco de la cadena Farmacity
quintana

Farmacias sindicales enfrentan al gobierno para evitar el desembarco de la cadena Farmacity

Desde la Asociación de Farmacias Mutuales y Sindicales de la República Argentina (AFMSRA) reclamaron a la gobernadora Vidal que no permita que la firma comience a operar en territorio bonaerense, como marca la ley. La empresa, cuyo ex CEO es el funcionario nacional Mario Quintana, logró que la Corte Suprema nacional revise un expediente, para abrir sus puertas. El jueves pasado hubo una masiva movilización.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

El jueves pasado, miles de farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires realizaron un abrazo a la sede de la Corte Suprema de Justicia, para denunciar el intento de la cadena Farmacity de modificar la ley provincial, que prohíbe la llegada de este tipo de locales, de la mano del lobby de importantes funcionarios del gobierno nacional, entre ellos el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, ex CEO de la empresa. La actividad se organizó luego que se conociera que el máximo tribunal de justicia aceptara revisar un pedido de la empresa ara declarar inconstitucional un artículo de la ley 10.606, que regula la actividad de las farmacias en suelo bonaerense. Ante esto, los profesionales se movilizaron para evitar que se termine rompiendo “el modelo sanitario” vigente A la protesta se sumaron los integrantes de la Asociación de Farmacias Mutuales y Sindicales de la República Argentina (AFMSRA), que denunciaron que la llegada de la compañía generara “despidos de empleados de farmacias y cierre de locales”. Duras críticas al gobierno nacional por alentar el lobby empresarial, y a la gobernadora María Eugenia Vidal por mantenerse al margen de la situación.

Las farmacias sindicales, que deben atender a los afiliados de sus obras sociales, se sumaron a los reclamos de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) y los empresarios del sector, que reclaman que no se revise la ley que prohíbe a la cadena Farmacity operar en la Provincia. El artículo 3º de la ley 10.606 establece que un único dueño puede tener como máximo dos farmacias, que además deben estar ubicadas a 300 metros de distancia de una ya establecida, y de acuerdo a una escala de densidad poblacional. Pero la firma reclamó a la Corte Suprema de Justicia que revise este criterio, pese a que el máximo tribunal provincial ya dejo establecido que la ley es constitucional.

“Es parte del lobby que ejerce Mario Quintana, ex CEO de la empresa, hoy encumbrado funcionario del gobierno nacional. Por una cuestión de negocios vienen a cargarse el federalismo y el modelo sanitario que tienen la Provincia, con más de 30 años de vigencia”, se quejaron desde la AFMSRA, que participaron de la actividad e la semana pasada. Fuentes del sector apuntaron no sólo a Quintana sino al juez Carlos Rosenkrantz, abogado de la empresa en este litigio. “Si Farmacity llega a la Provincia van a cerrar farmacias, y van a despedir muchos empleados. Por eso pedimos que se respete la ley bonaerense y la determinación de la Corte provincial, que ya falló a favor de las farmacias independientes”, agregó una dirigente del sector, consultado por Gestión Sindical. En la marcha del jueves la titular de la COFA, María Isabel Reinoso, cargó contra Quintana, y le pidió al gobierno de la provincia de Buenos Aires que defienda los mostradores independientes. En la actualidad, en territorio provincial hay unas 4.500 farmacias, distribuidas de manera equitativa en todo el territorio. Cuando una cadena como Farmacity llega a un territorio, se establece en los centros urbanos dejando sin atención la periferia. Así sucedió en Capital Federal, que desde la llegada de la cadenera perdió 1.400 farmacias independientes.

En tanto, durante el fin de semana, la gobernadora Vidal fue consultada sobre el conflicto con Farmacity y el rol que jugará su gobierno. Sin definirse, habló de “conflicto entre terceros”, y despertó la bronca de las farmacias. “El argumento que usó es una pavada, porque el litigio es contra la provincia, contra una ley nacional. Debe decir claramente si defiende a las farmacias barriales o a las grandes corporaciones”, le dijo a Gestión Sindical Néstor Caprov, dirigente del Colegio de Farmacéutico filial Lanús, que también se movilizó la semana pasada. “El medicamentos es un bien social, y como tal no debe estar bajo reglas mercantiles, sino sanitarias. La ley de la Provincia es ejemplo en toda la región, y ahora la buscan ‘romper’ para beneficiar a esta empresa”, agregó Caprov.

Además de las farmacias, ex funcionarios y especialistas apoyaron el pedido para evitar que la empresa opere en la Provincia. Todas las miradas apuntan a la cercanía entre Quintana y el gobierno nacional, que en una entrevista con el diario Perfil intentó despegarse del escándalo. En tanto, en el Ministerio de salud prefieren el silencio, y esperar que sea la propia Vidal la que defina la situación. Por el momento, el lobby del oficialismo logró reabrir la discusión, y puso en alerta a toda la dirigencia de salud, que volvería a marchar junto a otros sectores, como gremios y obras sociales, para destrabar el conflicto.

Mediabit

También podría interesarte

Pablo Moyano Camioneros

Reforma laboral: nace una “intersindical” para resistir el acuerdo gobierno-CGT

La formaran las dos CTA, sectores combativos de la CGT, dirigentes clasistas y cooperativas. Podrían …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *