sábado 18 de agosto de 2018
Inicio / Actualidad / El presentismo y la falta de clausula gatillo, claves en el rechazo a la primera oferta salarial a los docentes

El presentismo y la falta de clausula gatillo, claves en el rechazo a la primera oferta salarial a los docentes

Los gremios del Frente de Unidad rechazaron el ofrecimiento, y destacaron que sin ajuste por inflación será difícil llegar a un acuerdo. Además, se incluyó una suba salarial del 15 por ciento para el 2018. La dirigencia descartó internas dentro de los sindicatos, y acusó al gobierno de “intentar rompernos”.

Luego de varias semanas de tensa calma, este jueves se reunió la paritaria docente en la provincia de Buenos Aires, un encuentro que generó mucha expectativa ya que se realiza a pocos días del inicio formal de clases. Los gremios, reunidos en el Frente de Unidad, asistieron a la cumbre en la que participaron varios ministros del gobierno de María Eugenia Vidal, y rechazaron la primera oferta, por considerarla insuficiente. Más allá del porcentaje ofrecido, la dirigencia no aceptó la inclusión en el acuerdo 2018 de un pago por presentismo, y que no esté prevista una cláusula de revisión por inflación. Luego del encuentro, las fuentes del sector hablaron de las expectativas respecto del inicio de clases, y se mostraron cautos. En tanto, desde los gremios rechazaron cualquier interna dentro del frente, más allá de algunas declaraciones realizadas por algunos dirigentes, que cuestionaron la estrategia utilizada. “El gobierno busca rompernos”, respondieron. No hay previsto hasta el momento un nuevo encuentro.

Los representantes del Frente de Unidad Docentes fueron recibidos por el Ministro de Economía, Hernán Lacunza, y su par de Educación, Gabriel Sánchez Zinny, además del Ministro de Trabajo Marcelo Villegas. Pasadas las 17, los referentes sindicales ingresaron a la cumbre, postergada desde noviembre del año pasado. Allí, el gobierno de María Eugenia Vidal confirmó su primera oferta, que antes había dejado trascender por los medios: una suba del 15 por ciento para el 2018, sin cláusula gatillo. Esto llevaría el salario inicial de un maestro de 24.659 pesos a 28.357, según las cifras oficiales. Además, se ofreció un pago por única vez de 4.500 pesos para los docentes que no hayan faltado nunca en 2017, que según los datos llevadas a esa mesa de diálogo son unos 50 mil. Luego de casi dos horas de conversaciones, los gremios decidieron rechazar la propuesta.

“Sin cláusula gatillo, no vamos a aceptar ninguna oferta”, le confirmó a Gestión Sindical una fuente del Frente de Unidad. La dirigencia de los gremios remarcó que incluso la cifra del 15 por ciento está lejos de las aspiraciones reales de los trabajadores del sector. “El propio Banco Central anunció esta semana que sus estimaciones inflacionarias son de casi 20 puntos, 19.8 por ciento, por lo que las cifras son lejanas. Si para colmo no hay revisión, no hay forma de acordar”, agregó la misma fuentes, que fue más allá y dijo que los sindicatos “no van a cerrar un acuerdo a la baja. El otro punto conflictivo es el pago del presentirmo, que algunos gremios están dispuestos a discutir, aunque no acuerdan con la interpretación del gobierno como “una problemática”. En este sentido, el Frente de Unidad se quejó de los problemas que existen para el pedido de licencias médicas, y remarcaron que este plus se perdería por enfermedad. “No queremos que este pago sea tomado como una forma de vulnerar el estatuto, que prevé una serie de beneficios que el gobierno quiere eliminar. Filosóficamente estamos en desacuerdo con el presentismo, porque se usa para bajar el salario”, agregó la misma fuente consultada.

Luego de la reunión no se confirmó la fecha de la próxima cumbre, y los gremios fueron cautos a la hora de adelantar cómo seguirá la discusión. Además, quedó entre los puntos pendientes una oferta sobre el presentismo en 2018, que los funcionarios del gobierno se comprometieron a presentar en la próxima reunión, que establecería un ajuste en los haberes según el porcentaje de asistencia a las aulas. De la audiencia paritaria participaron los referentes gremiales de SUTEBA, FEB, UDOCBA, UDA, AMET y UPCN. A Susana Mariño del SOEME le prohibieron el ingreso. ATE tampoco forma parte de la negociación 2018.

En tanto, desde el Frente de Unidad rechazaron las supuestas internas entre los gremios que versiones periodísticas difundieron. La idea se generó luego que un gremio se mostrara en desacuerdo con la estrategia usada en la provincia de Buenos Aires. Se trata de UDA de Sergio Romero, dirigente alineado a la CGT que en la previa dijo que “no ha habido una estrategia correcta de los gremios docentes”, aunque precisó que no personaliza la crítica en el titular de SUTEBA, Roberto Baradel, sino que “el frente en su conjunto debe darse una nueva estrategia”. Pese a esto, los gremios intentaron llevar al primer encuentro una estrategia en común. Según pudo saber Gestión Sindical, cuatro de esos seis sindicatos acordaron un porcentaje de aumento aceptable que ronde el 20 por ciento, y rechazo al presentismo. “En la reunión cada gremio hizo su planteo, sin ningún tipo de censura o condicionamiento. Hay coincidencia en las necesidades de los docentes, y el trabajo en común se mantiene. El gobierno quiere rompernos con diferencias políticas, que no entran en la discusión paritaria”, dijo otra fuentes consultada.

También podría interesarte

Gremio de Jerárquicos de AFIP denunció que el ente recaudador “está sin recursos para fiscalizar el lavado de dinero”

Los juzgados federales le piden colaboración al organismo pero no podemos ayudar a la Justicia …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *