Lunes 20 de noviembre de 2017
Inicio / Actualidad / CTERA vuelve a protestar contra la política educativa del gobierno: “Es una nueva forma de privatización”
alessoCTERA

CTERA vuelve a protestar contra la política educativa del gobierno: “Es una nueva forma de privatización”

La confederación de gremios realizará una concentración hoy jueves frente al Congreso, para pedir el llamado a paritaria nacional y el tratamiento de una nueva ley de financiamiento docente. Denuncian que las funciones que antes cumplía el Estado “ahora las delega a empresas”. Además, la UTE porteña realizará un paro de 24 horas en la Ciudad de Buenos Aires.

Diego Lanese / Especial para Gestión Sindical

Si bien el ciclo lectivo 2017 ingresa en su etapa inicial, hay varias provincias que mantienen abiertas las negociaciones salariales y laborales con los docentes, algo que hace tiempo no sucedía. Incluso a nivel país sigue sin resolverse el llamado a paritaria nacional, algo que los gremios rechazan. Luego de un congreso de delegados, la CTERA decidió realizar una jornada de protesta, exigiendo al Ministerio de Educación que convoque a la negociación, y vuelva al esquema planteado años anteriores. La misma tendrá su acto central hoy jueves a las 12, cuando los docentes se concentren frente al Congreso nacional, para pedir también que se trate una nueva ley de financiamiento, elaborada por los sindicatos del sector. La jornada será acompañada en la Ciudad de Buenos Aires con un paro de 24 horas del gremio UTE, que todavía no firmó el acuerdo salarial de este año. Duras críticas a la política educativa del gobierno: “es una nueva forma de privatización”.

La Jornada Nacional de Protesta de CTERA, conducido por Sonia Alesso, tendrá lugar en todo el país, y su acto central será una movilización al Congreso nacional mañana jueves 24 a las 12 horas. “A nivel nacional, los motivos de la jornada de protestas son en primer lugar la no convocatoria la paritaria nacional docente, el incumplimiento de la ley que genera que haya jurisdicciones en conflicto; además, pedimos que se trate una nueva ley de financiamiento para el sector, que presentamos en el Senado y tiene estado parlamentario, y que permitirá seguir aumentando la inversión en educación”, le explicó a Gestión Sindical Mariano Denegris, secretario de Prensa de UTE, el gremio docente porteño que forma parte de CTERA. Además de estos dos ejes, la confederación rechazará “cualquier intento de modificación de nuestro régimen jubilatorio”, el Plan Maestro, considerado “un intento de flexibilización laboral docente”, y cualquier intento de “presentismo”, como el aplicado a los estatales en el Estado nacional.

La jornada de protesta será la primera que deba afrontar como ministro nacional Alejandro Finocchiaro, quien asumió en lugar de Esteban Bulrrich, actual candidato a senador por el oficialismo en la provincia de Buenos Aires. Desde CTERA critican la dirección asumida por el gobierno en materia educativa, y no creen que el cambio de nombres genere un nuevo escenario. “Finocchiaro venía de trabajar con Bullrich en la Ciudad, no creemos que haya un cambio, lo que vemos es que sigue la misma gestión, que no sólo consiste en desfinanciar el sistema educativo, reduciendo los programas como el de capacitación docente, sino que ponen en marcha una nueva forma de privatización, que no tiene que ver con una escuela privada más o menos, sino que las funciones que antes cumplía el Estado en el sistema educativa ahora las delega a empresas, en muchos casos vinculadas a funcionarios del gobierno”, remarcó Denegris. Uno de los ejemplos de este mecanismo se da en la provincia de Buenos Aires, donde el nuevo director de Escuelas Gabriel Sánchez Zinny es dueño de una empresa de capacitación docente. “Antes de ser ministro, Gabriel Sánchez Zinny era director del INET, y es socio de Bullrich y el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta en empresas offshore”, agregó el dirigente sindical de UTE.

En estos momentos, las provincias que no cerraron su acuerdo salarial son Santa Cruz, Jujuy, Mendoza y Chaco, además de la Ciudad de Buenos Aires. “Fue el año más conflictivo”, remarcó Denegris, que aseguró que esto se debe a la falta de paritaria nacional. “Muchos acuerdos se cerraron por debajo de los índices inflacionarios, en muchos casos de manera unilateral por parte de los gobiernos provinciales. Por eso decimos que la causa principal es del gobierno nacional, pero los gobernadores también aprovechan esto”, destacó.

La jornada de protesta de CTERA será acompañada por un paro en la Ciudad de Buenos Aires, donde los gremios mayoritarios no firmaron la paritaria, entre ellos UTE. “La oferta oficial es de un 21,5 por ciento, lo que no lleva a cubrir el aumento de precios del 20917, mucho menos cubrir lo perdido el año pasado”, remarcó Denegris. Desde este gremio –que junto a Ademys mantiene el plan de lucha docente, ya que el resto de los gremios firmó la paritaria –se quejan que “uno de los distritos más rico del país, con el mayor PBI per capital de la Argentina, ofrece el aumento salarial más bajo, incluso inferior al promedio nacional, por debajo de lo que ofrecieron a los docentes universitarios, o lo que sucedió en la provincia de Buenos Aires”. Además, se denuncian otros problemas, como “la reducción sistemática del presupuesto educativo, deja cada año a miles de familias fuera de la escuela pública por la falta de vacantes, principalmente en el nivel inicial. Además, esas restricciones presupuestarias también generan la pérdida de clases por los graves problemas edilicios y de infraestructura escolar”.

Mediabit

También podría interesarte

palazzo2017

Palazzo rechazó el acuerdo por la reforma laboral entre el Gobierno y la CGT: “No tiene consenso”

“Por eso, desde la Corriente Federal le estamos reclamando a la CGT que antes de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *